24.9 C
San Pedro
domingo, octubre 24, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

El remisero que trasladó a una mujer desde Baradero sigue detenido y hay sospechas del uso de drogas

El chofer pasó por Fiscalía este martes. La Justicia analiza la posibilidad de que haya utilizado psicotrópicos que demoran en aparecer en los exámenes, por lo que habrá nuevas pericias. Ramos evaluaba solicitar que permanezca tras las rejas mientras avanza la investigación.

 

La causa que investiga la denuncia de una mujer de 35 años que aseguró haber tomado un remís en Baradero y despertarse en ropa interior en la casa del chofer tras haber bebido de una botella que él le convidó avanza en la Justicia, que tiene firmes sospechas respecto de la posibilidad de que el acusado haya utilizado algún tipo de drogas.

Publicidad

El chofer permanece en condición de aprehendido desde el domingo y este martes fue trasladado desde la Comisaría para presentarse ante la fiscala Viviana Ramos. Pasado el mediodía volvió al calabozo de la Comisaría a la espera de qué temperamento adoptará la titular de la UFI 11.

La causa está caratulada como abuso sexual y privación ilegítima de la libertad.

Por lo pronto, el acusado permanece en condición de “aprehendido” aunque todo indica que la fiscala Viviana Ramos solicitará que se convierta en detención para que la investigación continúe con el imputado tras las rejas, al menos en la primera etapa, previo a una eventual prisión preventiva.

Las pericias médicas no determinaron que haya lesiones compatibles con abuso sexual con acceso carnal, lo que no significa que no hayan ocurrido situaciones que puden ser calificadas como “abuso” según lo que establece el Código Penal.

Las pericias toxicológicas iniciales arrojaron que la víctima tenía restos de alcohol en su cuerpo pero nada que pudiera suponer que cuando el chofer le dio de beber agua en en una botella hubiera allí alguna otra sustancia.

Sin embargo, sospechan que podría haber utilizado un psicotrópico de fácil acceso en el mercado ilegal que permite adormecer a las personas y que es de difícil detección en los análisis, al menos en las primeras seis horas desde su consumo o el final de su efecto.

Por ello, Ramos quiere otra pericia toxicológica, que será crucial para el caso.

La mujer de 35 años es una sampedrina que el sábado se había ido a Baradero, a la casa de una amiga. Para llegar, contrató el servicio de una agencia de remís cuyo chofer le dejó el número de teléfono personal para el viaje de regreso.

El domingo lo llamó y él la fue a buscar a Baradero. En el trayecto ocurrió, según la denuncia de la mujer, el episodio del agua. Tras la ingesta, no recuerda nada. Cuando se despertó, estaba en una cama en ropa interior. Gritó y los vecinos llamaron a la policía, que llegó y aprehendió al chofer del remís. La víctima fue asistida en la Comisaría de la Mujer y en el Hospital.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias