5.4 C
San Pedro
martes, septiembre 21, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

El Municipio convoca a la Policía para reforzar los operativos de tránsito

La preocupación por los accidentes de tránsito sigue latente. Los hechos dolorosos se acumulan y una tragedia reemplaza a la otra dejando decenas de personas heridas y dolidas cada fin de semana. Las declaraciones quejosas del ex Inspector de Tránsito por falta de medios derivaron en su salida del gobierno municipal. Esta semana fue convocada de urgencia la policía para sumarse a un operativo intensivo que pretende demostrar la existencia de autoridad para enfrentar el problema. Por el momento no hay reemplazo para Verdón y suenan nombres que han sido descartados categóricamente. Entre las actividades que se implementarán para lograr mayor conciencia vial figura una campaña de información a niños y jóvenes en el Plan Buena Letra. Desde esta semana los que circulen sin casco y sin papeles podrían ser infraccionados. Un grupo de padres comienza a gestar un movimiento de protección al tránsito.

spot_img

 

Este fin de semana no dejó muertes, pero sí volvió a marcar cuerpos y vidas con las huellas de accidentes que no se pueden olvidar. La semana pasada se cargó al máximo responsable del tránsito en San Pedro quien en apariencia con su carácter y postura no logró sostenerse, aún cuando muchos lo veían como alguien que podría hacerlo.
El caos en el tránsito como problema histórico tiene características comunes en casi todas las ciudades pero cada gobierno y cada sociedad responden de manera diferente.
Aquí la demora en la implementación de algunos programas y la sensación de falta de autoridad para aplicar las leyes se complotaron para llegar a un pico de preocupación que alcanza a todos los rincones de la ciudad.
La agenda de hechos graves ocurridos en el fin de semana llega a las principales páginas de La Opinión porque no hay en este momento otro tema que genere tanto daño en la gente como el tránsito. Al mismo tiempo, se confirma que la preocupación oficial es grande pero aún no logra ser superada por la acción.
En los últimos días, sobre todo después de los hechos políticos que rodean a las decisiones del Intendente, se produjeron reuniones centrales que aparecen como un intento de solución, pero sólo el tiempo y la estadística demostrarán su eficacia.

Publicidad

Afuera Verdón
La salida de Carlos Médici a fines del año pasado fue algo previsible y concreto como consecuencia del desgaste que durante todo el 2005 se generó alrededor del control de la nocturnidad.
La aplicación de medidas de seguridad exageradas tras la tragedia de Cromañón expusieron a Médici a un ataque constante que lo enfrentó a grandes y chicos preocupados por la seguridad nocturna. Probablemente en sus tiempos, el tránsito estuvo tanto o más complicado que hoy, pero había un problema mayor que no se resolvía y eso bloqueaba lo demás.
La era Verdón, que comenzó con un llamado del Secretario de Gobierno Juan Almada, apuntó al orden en el tránsito, dejando el control de la nocturnidad en manos de Mario Mezquida, quien lleva tres años en el área. No cambió sustancialmente el ambiente nocturno y se siguen sucediendo peleas y contravenciones, pero el avance del caos vehicular, en especial con la circulación de ciclomotores superó todo.
Verdón asumió con esa responsabilidad, hizo públicos sus proyectos pero no todos partían de bases sólidas y ante la demora en la ejecución de algunas de sus ideas, comenzó a quejarse.
Tal vez equivocó el camino, porque habló hacia fuera antes de hacerlo internamente o en todo caso no supo ponerle plazos a su paciencia para luego irse, detallando todo lo bueno que quiso hacer y no pudo por falta de medios.
Algún vecino bien conectado mostró su preocupación anticipada al saber que el ahora ex funcionario comentaba en algunos comercios que no lograba que le pagaran la pintura amarilla para los cordones o que no le daban el personal. Eso, sumado a un par de frases metafóricas como las que le regaló a radios locales cavaron su fosa. “Un buen chef sin los ingredientes no puede hacer nada” o “El mejor cirujano no puede operar con un cuchillo de cocina”.
El chef y el cirujano, al final debieron juntar sus cosas y partir antes del último día de la semana pasada, con una inesperada ruptura que decidió el propio Intendente al saber que un súbdito estaba diciendo lo que decía Verdón.
“Acá a otros le han permitido decir cosas peores que ésas, pero si todo se queda en hablar y pedir dinero, no sirve” dijo un funcionario cercano que prefirió mantener la reserva.
Desde el viernes pasado Mario Mezquida está al frente de Inspección General en forma plena y sus declaraciones a la hora de referirse a la situación de Verdón fueron mucho más medidas. Igualmente él sabe que solo no puede y por eso, en una primera etapa se ha pedido colaboración de la policía, mientras se decide un nuevo funcionario para el área.

El nuevo plan
Ayer llegó a manos del Intendente Municipal un nuevo plan de trabajo que parte de una reunión mantenida el lunes con el Inspector Eduardo Roleri. La intención es ampliar el trabajo en el centro y en los barrios pero junto a la Policía que tiene el personal y los móviles que a la Municipalidad le faltan.
A partir de las próximas horas comenzarán diferentes actividades entre las cuales se destacan:

[b]Operativos de control de tránsito:[/b] Serán al menos dos por día en diferentes puntos de la ciudad, uno por la mañana y otro por la tarde, en conjunto con la Policía de la Provincia. Aquí se apuntará especialmente al control de ciclomotores y motos.

[b]Megaoperativos sorpresa:[/b] Serán en diferentes puntos de la ciudad y en días de la semana a determinar, en conjunto con la Policía de la Provincia. Aquí se apuntará especialmente al control de todo tipo de vehículos.

[b]Control y ordenamiento en la zona céntrica:[/b] Una patrulla preventiva urbana recorrerá la zona céntrica de Mitre y Pellegrini con un inspector y un oficial de policía durante todos los días de la semana, de 9 a 13 y de 17 a 21.
– Un móvil policial recorrerá la zona circundante al radio céntrico con un oficial de policía y un inspector.
– Efectivos policiales que recorren la zona céntrica se complementarán con los inspectores municipales en el control de tránsito de la zona céntrica y en esquinas donde existan semáforos.

Sin nombre
Al cierre de esta edición con una terna de nombres circulando no había precisiones sobre los posibles reemplazantes de Verdón. Mientras en los pasillos algunos siguen masticando la bronca de sus declaraciones, previas o posteriores a la renuncia, en otros ámbitos se coincide con el diagnóstico delicado para designar a un reemplazante.
Todas las opciones se consideran y como el propio Barbieri confesó alguna vez cuando estaba buscando alguien para el área. “Si alguien entrara por la puerta principal y dijera: quiero ser inspector general seguramente lo recibían con los brazos abiertos”. Entre los nombres que suenan figuran, funcionarios actuales que se ven con capacidades para ese cargo, ex funcionarios que podrían volver y algún ex policía que también podría. “Son pistas, pero nada más. No hay nada seguro”, dicen.
La problemática alrededor de la seguridad víal no cesa y seguramente alguno de los que está leyendo esta nota, podrá verse involucrado en la próxima edición en un hecho con consecuencias graves. Lo que cada uno haga para cuidarse puede ayudarlo, pero a gritos, se está pidiendo que los que deben hacer algo por todos lo hagan y lo hagan bien.

Consecuencias eternas
La seguidilla de accidentes parece no tener fin, pero algunos de características milagrosas y leves apenas trascienden.
El domingo, después del grave choque protagonizado por dos hermanas de 21 y 26 años que circulaban a bordo de una motocicleta Gilera otro siniestro tuvo lugar aunque no cobró repercusión y sólo fue comentado por algunos testigos. Durante la tarde, en la avenida costanera había tenido lugar otro accidente sin heridos que demostraría lo preocupante del tránsito durante los fines de semana.
Una testigo explicó que aproximadamente a las 3 de la mañana, al pasar por Salta y 3 de Febrero, vio cómo un automóvil Peugeot 505 se había subido a la vereda justo frente al Hotel Natural, y embestido con tra la columna del cartel indicador de la calle. No había policías ni otras autoridades en el lugar.
En Ituzaingó y Almte. Brown, en horas de la tarde un automóvil asustó a los vecinos porque perdió el rumbo y colisionó contra la puerta de una vivienda. Se trató de un VW Senda pero tampoco en este caso existió información policial del caso.

El más grave
Al cierre de esta edición los médicos informaban que Andrea Fernández, la joven de 26 años que sufrió un grave traumatismo de cráneo en el choque ocurrido el domingo a la madrugada en la intersección de la Av. 3 de Febrero y Pellegrini, era derivada a Pergamino a un centro de neurointensivismo al agravarse su estado de salud.
La joven había sufrido un traumatismo importante que derivó en un edema cerebral al caer de la motocicleta en la que viajaba con su hermana. El rodado era conducido por esta última, Lorena de 21 años, que también sufrió politraumatismos por la caída pero sin poner en riesgo su vida por lo que permanecía internada en la sala común del Hospital.
El accidente ocurrió cuando las dos chicas cruzaban la avenida por calle Pellegrini y fueron embestidas por un Ford Falcon. El auto, que era conducido por Rodrigo Marelli de 24 años, circulaba hacia la calle Mitre. La información policial indica que el joven cruzaba Pellegrini sin detener la marcha porque en ese momento se había puesto el semáforo en verde mientras que las dos jóvenes no se detuvieron a pesar de que su mano estaba en rojo. Y habría varios testigos que acreditarían cómo ocurrió el siniestro.
El resultado fue la caída sobre la calzada de ambas chicas, pero la acompañante fue la que llevó la peor parte al golpear su cabeza sobre la calzada y por eso fue derivada de urgencia hacia el Hospital.

“Hay que hacer cumplir las reglas de tránsito”
“No nos tenemos que olvidar de esto, tenemos que hablar todos los días de lo que ocurrió porque sino mañana todo el mundo se olvida y queda en la nada”, explicó el padre del conductor del Falcon a este medio.
Oscar Marelli, quien es conocido por su tarea al frente del Centro de Apicultores de San Pedro, recordó que además su hijo es la segunda vez que protagoniza un accidente con características graves porque hace cinco años, el 10 de Enero de 2001, acompañaba a un primo político que falleció en un choque. “Por eso el nunca anda ligero, tiene todas sus cosas en regla y cuida ese auto como no se imaginan”, dijo el padre.
Marelli fue muy crítico con la actual gestión porque según dijo la cuestión “es hacer cumplir con las reglas de tránsito”. “Ahora mi hijo va a cargar con una causa penal, seguramente tendrá que viajar a San Nicolás y pagarle el día de trabajo a los testigos que tiene que llevar. Y nadie le va a pagar a él su día de trabajo. No tiene sentido. Todo porque no ponerle el cascabel al gato a tiempo”, explicó.
Sobre cómo ocurrió el accidente, explicó que una de las cuestiones fue que en ese momento “no había ningún auto parado en el semáforo esperando la luz verde, porque quizá así hubiera tenido que parar. Pero cuando iba llegando, unos cuarenta metros antes se puso la luz verde y por eso él siguió su marcha”, dijo.
Recordó la importancia de la utilización del casco que también en este caso hubiera evitado la gravedad de la joven Fernández. “Lo único importante es tratar de salvaguardar la vida del individuo, pero cómo lo podemos hacer si ni siquiera hay un Inspector General permanente?”, explicó agregando que nadie piensa en el conductor que sufre las consecuencias. “Y quién habla de la carga psicológica sobre ese chico que estaba al volante?”, dijo refiriéndose a su hijo.
Marelli confirmó que ni él ni su hijo se habían acercado a la familia de las dos jóvenes pero que su idea era concurrir al Hospital para consultar sobre su estado.
Pero reiteró que lo más importante ahora es pensar en el futuro, sin “mirar las elecciones del año que viene”. “Hoy mismo a la mañana iba con mi hijo al campo porque íbamos a buscar su auto para llevarlo al campo. En la calle que está detrás de la Casa de Ancianos, nos cruzó una moto que venía de la guardia del Hospital y no nos chocó porque no venía dos kilómetros más fuerte. Es una verdadera locura”, dijo para sintetizar su posición. Desde los familiares que han tenido cerca situaciones límite como la descripta comienza a analizarse una actitud más comprometida con el tema para exigir que se hagan cumplir las normas y todos juntos nos cuidemos. Llegará en ese momento la hora de la verdad para demostrar hasta dónde estamos dispuestos a que nos controlen a todos por igual.

Campaña de educación vial
Como parte del plan pensando en el mediano plazo se introducirá el tema Educación Vial en diferentes ámbitos. Uno de ellos es el Plan “Buena Letra” que instrumenta la Secretaría de Desarrollo Humano en varias escuelas. Se incluirá en la información que llega a los chicos para tener una mejor convivencia, un apartado que repase lo que se puede y lo que no se puede cuando se habla de tránsito en diferentes vehículos.
Además se cerraría un acuerdo con una organización a definir, al estilo Luchemos por la Vida.
Se convocará a profesionales para dictar cursos a docentes y agentes municipales y de la Policía de la Provincia para charlas grupales y generales.
Posteriormente se trasladaría a las escuelas, donde a su vez se llevaría a cabo un concurso para la confección de afiches que conformarían la gráfica de la campaña de educación vial. Fuentes consultadas indicaron que la capacitación a los docentes se basará en los ejes conceptuales de la educación vial y la prevención de accidentes y su lugar como contenido transversal en la currícula junto a su integración con las áreas curriculares articulando estos saberes con la práctica docente habitual, motivando la reflexión crítica del quehacer. Además se brindará entrenamiento en el ejercicio de recursos didácticos para la enseñanza de la educación vial en forma activa, desde un punto de vista.
Esto deberá incluir a los que hacen cumplir las normas tanto como a los que deben cumplirlas.

Infraccionarán a los que anden sin casco y sin papeles
Junto con estos operativos se reforzará la exigencia para el cumplimiento de las ordenanzas vigentes y los efectivos que tendrán a su cargo este trabajo pondrán especial recelo en los siguientes puntos:

* Los vehículos ciclomotores, motocicletas y triciclos y cuatriciclos motorizados deberán cumplir los siguientes requisitos de seguridad: sus conductores y acompañantes, deberán llevar colocados casco reglamentario durante la circulación en la vía pública.

* Serán requisitos indispensables para la circulación vehicular en la vía pública: Portar cédula verde identificatoria del vehículo. Portar certificado de habilitación técnica del vehículo el que estará actualizado como determine la reglamentación. Portar comprobante o certificado de cobertura que acredite fehacientemente la vigencia de un seguro de responsabilidad civil hacia terceros. Portar licencia de conducir.

Quienes no cumplan con estas exigencias que no son más que las que rigen desde hace años pueden ser infraccionados y hasta sufrir el retiro de su vehículo.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias