18.9 C
San Pedro
viernes, marzo 5, 2021

El Juez Pratti define el desalojo de la usurpación de Boulevard Moreno

Más de 30 familias tomaron de manera irregular un predio. Aseguran que no tienen dónde vivir y que están dispuestos a acordar con el dueño la compra en cuotas. Otro grupo de vecinos sostienen que habían firmado un comodato con el propietario, con el objetivo de adquirir el terreno de manera colectiva y lotearlo para un barrio. El Gobierno espera la acción del Juez, que tienen sus manos el pedido de desalojo de la Fiscal Ramos.

Publicidad

 

La toma masiva de una manzana de terreno baldío circundado por las calles Benefactoras Sampedrinas, Alvear, Cruz Roja y Boulevard Moreno ocurrida el domingo por la noche devolvió el debate sobre la falta de acceso a la vivienda y la configuración del delito de usurpación, cuya estadística en San Pedro es de las más altas de toda la provincia.

Publicidad

La intervención de la Policía y de la Justicia fue inmediata, teniendo en cuenta que el predio tiene propietarios: Carlos y Javier Luzzi, los mismos que sufrieron la toma en Villa Lolita.

En el predio hay más de 30 familias instaladas de manera ilegal. Afuera del terreno, otras 30 personas que habían empezado a conformar una cooperativa para comprarlo.

Los pasos de la Justicia

Ayer martes, la Fiscala Viviana Ramos, a cargo del caso, elevó un informe al Juez de Garantías Ricardo Pratti, con el pedido de desalojo y las pruebas que dan cuenta de que configuró el delito de usurpación: alrededor de 60 personas reconocieron con su firma que habían entrado de manera ilegal y que rompieron alambrados para hacerlo.

Ahora, el Juez tiene en sus manos la decisión de otorgar el pedido de alzamiento, para que la Fiscala acuda con la policía para solicitar a los ocupantes que se retiren del lugar.

Ramos notificaba al Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Humano municipal para que evalúe medidas de protección para con los menores de edad que se encuentran en situación de toma junto a sus familias.

La decisión de la titular de la fiscalía es no dar curso a la orden de desalojo, si es que llega, hasta tanto el Estado local haya intervenido para salvaguardar a los niños.

La Opinión no logró comunicarse con la Secretaría de Desarrollo Social Karina Chiarella ni con la Directora de Niñez y Adolescencia Paola Prez. Desde el Ejecutivo, quien habló fue el Secretario de Gobierno Silvio Corti, que dijo ante quien le preguntara que el Estado local esperará la acción de la Justicia, que entiende la problemática habitacional que afecta a esas y otras tantas familias sampedrinas, y que habrá asistencia una vez que dejen la situación de comisión de delito en la que se encuentran.

Usurpadores y usurpados

Las familias en situación de toma son jóvenes y tienen hijos. Algunas son madres separadas de sus maridos, otras parejas que recién comienzan la vida conjunta. La mayoría proviene de un hogar familiar. Como en tantos otros casos, la frase es “vivimos de agregados”. En la casa de los padres, de un pariente, en un lugar prestado, en uno de los tantos lugares de alquiler donde cobran mucho, ofrecen poco y contribuyen al erario menor.

Dicen que estarían dispuestos a pagar una cuota mínima si el dueño accediera a venderles el terreno. Sus palabras tienen tras de sí la experiencia de algunos asentamientos de los últimos años, resueltos a través de la intervención del Estado nacional o con la indiferencia que hace que un asentamiento ilegal en menos de un año se transforma en barrio.

Por otra parte, están los que querían comprar la manzana. Son unas 30 personas que dicen que se agruparon para lograr una adquisición de manera colectiva. Sostienen que habían “firmado un comodato con los propietarios” para avanzar, ya que planeaban conformar una cooperativa.

Relatan que el sábado habían dado el primer paso con la presencia de un agrimensor contratado y pagado por ellos para medir el predio.

Ahora, algunos de ellos denuncian que están amenazados por los que tomaron el terreno. Al cierre de esta edición se reunían para analizar los pasos a seguir y para contarle a los medios su situación.
Hay quienes señalan entre los usurpadores a vecinos de la zona que sabían de la situación.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias