36.2 C
San Pedro
martes, octubre 26, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

El gobierno proyecta mejorar para fin de año el déficit del primer semestre

El gobierno cerró el 30 de junio la primera mitad del ejercicio. La diferencia entre recursos percibidos y devengados fue de más de 103 millones de pesos. Pago de deuda, sueldos que se pagaron en julio más fondos devengados de obras que todavía percibieron, los motivos que alegaron. Más de 78 % de los recursos de libre disponibilidad se fueron en sueldos, es decir que hubo reducción respecto a diciembre. “Vamos a terminar mucho mejor que en 2017”, dijo el Secretario de Gobierno Silvio Corti.

 

El ejercicio 2018 del gobierno de Cecilio Salazar no mejoró demasiado respecto de la situación económico financiera con la que terminó la cuestionada Rendición de Cuentas 2017. Hace tres semanas cerró el primer semestre del año, con el mismo déficit que en diciembre.

Publicidad

El Estado municipal está obligado a publicar un balance de las cuentas al 30 de junio. Allí aparecen los ingresos percibidos por todo concepto y los gastos devengados, cuya diferencia es el resultado, hasta ese momento, de la gestión económica vigente.

En estos seis meses —con Hernán Abatángelo como secretario interino de Economía por licencia médica de Mario Sánchez Negrete—, la diferencia entre los ingresos totales percibidos y los gastos totales devengados es de -103.187.419,68 pesos, de acuerdo a lo que resulta de restar los $ 630.008.868,09 devengados a los                                              $ 526.821.484,41 percibidos hasta comienzos de julio.

El gobierno gastó, en la mitad del año, un 70,7 por ciento de los recursos que tenía asignados según el Presupuesto 2018, de $ 890 millones. De ellos, ya ingresaron casi 527, lo que representa más del 59 por ciento del total presupuestado, lo que permite vaticinar que, una vez más, los ingresos serán mayores a los previstos.

De esos 527 millones, casi 355 fueron de libre disponibilidad; 114,5 afectados; y más de 57,5 extrapresupuestarios. Con un déficit de más de 103 millones —dinero que se devengó pero que no ingresó—, el gobierno comprometió erogaciones del orden del 19,5 por ciento por encima de lo que obtuvo.

Uno de los mayores gastos, como siempre, es el que ocasiona el pago de sueldos, que incluye a los trabajadores de planta, a los de carrera médico hospitalaria, pero también a funcionarios del gabinete, intendente y concejales, todo personal político que cobró los aumentos, al igual que los empleados.

El gasto en personal fue de más de 277,7 millones de pesos, lo que representa un 78,3 por ciento del total de los recursos de libre disponibilidad, que fueron alrededor de 355. En este sentido, puede decirse que, aun deficitario y sin demasiados cambios respecto a diciembre, hay un logro: ese porcentaje bajó, ya que estaba en el 85 por ciento.

Al cierre del primer semestre, todavía no se habían pagado los salarios de junio, que implicaron un aumento del 5,5 por ciento para los trabajadores, los funcionarios del gabinete y los concejales. La masa salarial sumó 45 millones, que forman parte de ese negativo de 103 millones que aparece al cierre y que fueron abonados a la semana siguiente.

El secretario interino de Economía entró de licencia por vacaciones de invierno. En su lugar quedó a cargo el de Gobierno, Silvio Corti, quien accedió a responder preguntas relacionadas con el cierre del primer semestre.
“Estamos muy conformes respecto de la política de control de gastos. En materia de ingresos, los recursos propios están dentro de los límites previstos y la coparticipación ha aumentado un poco respecto de lo previsto, lo que permitió mejorar, de manera importante, nuestra situación económico financiera”, dijo el funcionario.

Corti señaló que, desde principios de año, implementaron “un estricto control de gastos, que se viene llevando adelante desde todas las secretarías, pero fundamentalmente desde la de Economía y Hacienda”.

Al respecto, señaló la “racionalización de las horas extras” y “algo de las guardias médicas”, al tiempo que destacó “haber congelado el ingreso de personal, comparado con los que se van jubilando”, aunque reconoció que ingresaron empleados nuevos, pero por debajo de la cantidad de retiros. Todo ello, sostuvo, “está permitiendo hacer un ahorro importante”. En ese sentido, dijo que estiman que a fin de año van a terminar con un plantel menor” al del cierre 2017.

Consultado sobre los 103 millones de pesos de diferencia entre los recursos percibidos y los devengados, Corti dijo que ese número se explica por “el pago de deuda, los sueldos que se pagaron en julio más los fondos devengados de obras  que todavía no han ingresado”.

“En estos seis meses ya hemos podido cancelar el total de la deuda que teníamos comprometida, por 85 millones de pesos”, detalló. “Por otro lado, al corte del 30 de junio no figuraban todavía pagados los sueldos de junio, que se pagaron con una cuota de aumento que elevó a 45 millones de pesos la masa salarial”, agregó.

“Hay otros números que explican esto: el municipio devenga y compromete el pago de las obras que estamos realizando con fondos del Estado nacional que todavía no hemos percibido, como la del barrio Futuro, que nos comprometimos a pagar 37 millones de pesos”, dijo el funcionario.

“Desde nuestro punto de vista, estamos teniendo un muy buen resultado económico financiero al cierre del primer semestre, que viene a reflejar las medidas de control de gastos que estamos llevando adelante”, sostuvo Silvio Corti, quien adelantó que “la previsión hacia fin de año muestra un resultado sustancialmente mejor de lo que fue 2017”.

“No obstante, hay preocupación en el sentido de que cuesta trabajo mantener esta política de gastos tan controlada”, aclaró y agregó: “Cuando uno dice que hemos reducido horas extras, eso se nota en la calle: a veces hay que resentir algún servicio para no gastar tantas horas extras, pero en definitiva la política es no gastar la plata que no tenemos”.

“Por otro lado, es de público conocimiento que la situación económica nacional, que a principio de año se preveía que iba a ser de una manera, con esta crisis financiera de estos días, claramente ha cambiado y veremos cómo afecta nuestra política de ingresos y de gastos”, advirtió el funcionario.

“Nuestra proyección da un resultado para fin de año que no me animo a decir que va a ser equilibrado, producto de todas estas cosas que no sabemos cómo van a ocurrir, pero no tenemos dudas de que va a ser mucho mejor que el de 2017”, anticipó.

Consultado sobre el 78,3 por ciento de los recursos de libre disponibilidad que se fueron en sueldos, Corti dijo que bajar ese porcentaje, que a fin de año fue del 85 %, “ha sido un gran logro” y amplió: “Sigue siendo una variable que no es saludable y que tenemos que trabajar mucho para bajarla”.

En ese sentido, detalló que “hay municipios donde no más del 60 por ciento de esos recursos se van en sueldos” y consideró: “Nosotros estamos en 78, hemos reducido bastante, fundamentalmente por el no ingreso de personal y el achicamiento en las horas extras”.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias