{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1428
Publicado el: Viernes, Agosto 16, 2019 - 16:23

El Frente de Todos ganó en todas las categorías en San Pedro pero Salazar fue el él más votado

Al igual que en el resto del país, el opositor frente de Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa también ganó en San Pedro. La diferencia fue mayor en la categoría presidente y mínima en la de gobernador. Para intendente, Salazar fue el precandidato más votado, con el doble de sufragios que Ester Noat, que salió segunda y ganó la interna del Frente de Todos, que entre sus cuatro postulantes superó por poco más de 100 votos al oficialismo local.

Como en todo el país, con excepción de Capital Federal y Córdoba, el Frente de Todos ganó en todas las categorías nacionales, provinciales y municipales, aunque a nivel local la diferencia fue exigua a su favor y con cuatro precandidatos que traccionaron votos.

El intendente Cecilio Salazar celebró haber sido el precandidato a intendente más votado, con un porcentaje que se ubicó por debajo de los que su sector logró en las Paso de 2015 y 2017.

El corte de boleta inducido o decidido por los propios votantes se notó y el más afectado fue el presidente Mauricio Macri, cuyo frente Juntos por el Cambio obtuvo el domingo unos ocho puntos menos que en las Paso 2015.

Sin internas en las categorías nacionales y provinciales, la elección Primaria fue una muestra del humor social, como se vaticinaba en la previa: el resultado reflejaría los niveles de aprobación de la gestión de Macri en Nación, de Vidal en Provincia y de Salazar en el Municipio.

El  intendente y los suyos, como en todos los municipios bonaerenses, sabían que Macri en la boleta era una carga y la militancia procuró poner el eje en lo local.

Enfrente, los cuatro precandidatos del Frente de Todos nacionalizaron lo suficiente y se notó: la boleta de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner obtuvo mil votos más que la de Kicillof y la de los cuatro que disputaban por repreentar a ese espacio en octubre.

Ester Noat ganó esa interna sin dificultades, con una ventaja de más de 20 puntos sobre Arana, que quedó segundo, y en su sector se entusiasmaron con el resultado general de la categoría intendente, que ubicó al Frente de Todos con poco más de 100 votos arriba de Salazar, que no tuvo interna y fue el precandidato más votado, con casi el doble de votos que la precandidata ganadora de la interna opositora.

Macri y Vidal perdieron en San Pedro

Por primera vez desde las Primarias 2015, Cambiemos perdió las elecciones en San Pedro. Al kirchnerismo, además, desde 2011, cuando Cristina Fernández de Kirchner ganó a nivel nacional con el 54 por ciento y a nivel local había dos candidatos, Guacone  y Monfasani, que la ciudadanía sampedrina no lo acompañaba de esta manera.

A Mauricio Macri, en relación a Cecilio Salazar, le cortaron boleta alrededor de 2.000 electores. El intendente obtuvo cinco puntos más que su representante nacional. La diferencia fue similar a las de la Paso 2015,
Ese año, el proceso electoral coronó a Macri y a Vidal. Cuatro años después, el resultado desfavorable parecía impensado en San Pedro, donde el respaldo a Salazar fue descomunal en las legislativas 2017, en las que había obtenido más de del 60 % con 22.000 votos.

Si Macri no contaba con una imagen favorable, Vidal sí tenía en todo el interior de la provincia un respaldo importante. Sin embargo, también perdió en San Pedro con Axel Kicillof, aunque por menos de dos puntos porcentuales y alrededor de 600 votos.

Esos votos son, además, los que Salazar obtuvo por encima de Vidal, diferencia que tiene una respuesta relacionada con un acuerdo político: el jueves, una marcha de "acción por las dos vidas" ofició prácticamente como "cierre de campaña" de Salazar, frente a la Municipalidad. Unos días antes, referentes de uno de los sectores que componen Juntos por el Cambio en San Pedro había acordado con miembros de la comunidad evangélica "cuidar los votos" de sus desconocido Frente Nos, que tenía al vetarno de Malvinas, excarapintada, exadministrador de Aduanas y ex vicepresidente del Banco Nación, Juan José Gómez Centurión, como precandidato a presidente, en una fórmula que completaba la exdiputada y militante "provida" Cyntia Hotton.

La fórmula para la gobernación bonaerense, integrada por los ignotos Gustavo Álvarez y Sandra Dell Aquila, obtuvo 622 votos en San Pedro, según el recuento provisorio. La diferencia que aparece en el escrutinio oficial entre Vidal y Salazar es, llamativamente, de 618 sufragios y no fue casualidad: hubo corte de boleta inducido, como parte de ese acuerdo porque los evangélicos no podían fiscalizar.

El voto en blanco quedó tercero y fue bastante parejo para las categorías intendente y gobernador, con un número más alto para diputados nacionales y senadores provinciales, y bastante más bajo para presidente.

Un triunfo con alerta

"Estamos felices, estamos contentos porque una vez más la gente nos ha ratificado su confianza", dijo el intendente Cecilio Salazar en el mensaje que dio ante sus militantes pasadas las 21.00, cuando ya tenían casi todas las mesas escrutadas y el resultado lo proclamaba como el precandidato más votado de las elecciones Primarias abiertas, simultáneas y obligatorias.

"Hemos hecho una gran elección. Prácticamente hemos doblado en votos a la segunda lista. Sin duda alguna, nos encaminamos nuevamente a un triunfo en octubre", sostuvo Salazar y agregó que ese triunfo será “en el municipio, en la provincia y en la nación", en una arenga que sonó a consuelo frente a un escenario de aplastante victoria opositora contra Macri y Vidal.

"Nuestro compromiso es trabajar, trabajar y trabajar", aseguró, en relación a la gestión de su gobierno en el Municipio, repitiendo el lema que le atribuye siempre al fallecido Gerónimo Venegas.

“Algunos están preocupados por lo que puede pasar en Provincia y Nación, pero nosotros estamos preocupados por lo que podemos hacer en San Pedro, que ya se hizo mucho pero falta un montón", dijo el primer precandidato a concejal de la lista, Ramón Salazar, quien repasó aspectos de los cuatro años de gobierno de Cambiemos en la ciudad.

El secretario de Coordinación dijo que “no hay que olvidarse” que Guacone tenía a “Scioli como gobernador y a Cristina como presidente, de su mismo signo político” y “sin embargo San Pedro entró en la peor crisis de la historia”, casi en plan de advertencia respecto de que si los resultados se mantienen en octubre deberán gobernar con sus adversarios a cargo de las gestiones provincial y nacional.

El recuento de votos ubicó a Salazar como el precandidato más votado, pero en conjunto los cuatro precandidatos del Frente de Todos lo superaron por un centenar de sufragios. La alerta está encendida en el gobierno local, donde saben que el intendente tiene un respaldo mayoritario que quedó expresado en esos más de 15.000 votos obtenidos pero también saben que son menos de los 18.000 logrados en las generales de 2015 y que los 22.000 de 2017.

Iván Paz, que en las generales anteriores quedó con el récord de ser el candidato más votado de la historia de San Pedro, cuando encabezó la lista de Salazar para las legislativas de ese año, recordó en el búnker que de las Paso a las Generales crecieron mucho y es cierto, pero también habían crecido, en un escenario favorable, los referentes nacionales y provinciales, un panorama que ahora está en duda.

Victoria en la interna y sueño hacia octubre

Ester Noat no tuvo dificultades para vencer a su principal rival en la interna del Frente de Todos, el radical K Marcos Arana, que hizo su primera incursión como precandidato, con respaldo del PJ oficial que domina el sector históricamente referenciado en el monfasanismo.

La precandidata que ganó la interna no sólo representó al pangarismo –la disputa entre esos dos sectores siempre enfrentados internamente en el peronismo sobrevoló la campaña– sino que, como lo puso de relieve en la previa, estuvo al frente de una lista variopinta con mucho kircherismo y, sobre todo, mucha juventud con pocas ganas de inmiscuirse en rencillas que están por cumplir tres décadas.

Ester Noat ganó con más de 8.000 votos, lo que significa unos 3.000 más de los que obtuvo Julio Pángaro en el difícil escenario de las Paso 2015. En total, el Frente de Todos cosechó más de 15.000 votos, que es ni más ni menos que el 50 por ciento por encima de lo que el Frente para la Victoria había logrado en las generales de 2015, aunque dentro de esa diferencia hay que contar los 4.000 votos que obtuvo Ramanzini en esas elecciones, con Massa como candidato a presidente cuando todavía estaba lejos del kirchnerismo.

Noat venció en la interna a Marcos Arana, Eduardo "Ñato" Estelrrich y Luciano Juhant. En todas las mesas, su victoria fue por importante cantidad de votos.

"Lo primero que dije es que no me siento ganadora, al contrario, es la responsabilidad que me dieron de representar al Frente de Todos. Tenemos que estar todos, no sólo nosotros, sino también aquellos ciudadanos a los que todavía no llegamos con nuestra palabra", dijo Noat.

"Nuestro adversario político es Macri, es Vidal y es a nivel local", sostuvo y aseguró: "La unidad no era una lista única. La unidad valedera es la posterior a las Paso". En ese sentido, destacó: "Marcos me llamó a mí, hablamos con Luciano (Juhant), que vino para acá. No pude hablar con Estelrrich porque estaba manejando".

"Seguiremos trabajando con mucha fuerza para que Alberto Fernández y Cristina Fernández sean presidente y vicepresidenta de un país para todos, para que Axel sea gobernador y para que con Ester recuperemos San Pedro", dijo Marcos Arana, en un mensaje que fue leído a título personal pero que implica la posibilidad de un acuerdo de no agresión entre los referentes de su lista y la de Noat que ya se expresó en redes sociales en mensajes provenientes, sobre todo, de los más jóvenes.

Luciano Juhant y Juancho Correa, que obtuvieron unos 1700 votos, se acercaron el domingo por la noche al búnker de la lista ganadora como señal de que quien gana conduce y quien pierde, acompaña.

La boleta de Eduardo “Ñato” Estelrrich obtuvo alrededor de 1200 sufragios y desde ese espacio se sabe que él no va a acompañar a Ester, luego de las discusiones previas a las Paso en las que reclamaba el segundo lugar como precandidato a concejal y le ofrecían el cuarto, según contó él mismo. Quienes trabajaron con él, en cambio, sí están dispuestos a sumarse a la campaña y seguir trabajando para el Frente de Todos.

Ester Noat anunció que va a "hablar con Amado, Llarín y Sosa", los precandidatos del frente Dignididad Popular de Santiago Cúneo, que acompañaban por fuera del Frente de Todos a la fórmula Fernández - Fernández.
"Tenemos que estar todos. Gracias a dios que cada uno se pudo presentar. Estamos todos y todas", dijo y aseguró: “Tenemos muchas expectativas”.

Aunque antes del domingo sabían que ganarle a Salazar es una tarea difícil en un San Pedro en el que la gestión municipal modificó para bien muchos aspectos del descalabro anterior y a pesar de que en términos particulares el intendente casi duplicó en votos a Noat, el sueño del triunfo se encendió cuando leyeron los números favorables para el Frente de Todos, en una comunidad reacia al kirchnerismo que, esta vez, optó por acompañarlos.

Nouet y Marabert también competirán

El presidente del Partido Socialista de la provincia de Buenos Aires, Fernando Nouet, ganó la interna de Consenso Federal, el frente que tiene como integrantes de la fórmula presidencial a Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, y lo representará en las elecciones Generales de octubre.

Nouet, que encabezó una lista integrada por Karina Salvarreguy y Américo "Cacho" Quintana en los primeros lugares para concejales, cosechó más de 1600 votos, según el recuento provisorio oficial disponible, al que le falta el escrutinio de cinco mesas.

Su rival en la interna, el referente de Libres del Sur, Mauricio Rodríguez, obtuvo alrededor de 800, lo que representa uno 32 por ciento del total de sufragios que recibieron, en conjunto, las listas locales de Consenso Federal.
Entre ambas listas consiguieron casi 2500 votos, lo que los deja con la necesidad de conseguir alrededor del 50 por ciento más de votos para acceder a una banca en octubre.

Por su parte, con unos 711 votos, según los cómputos del búnker del oficialismo, el precandidato del Frente de Izquierda - Unidad, Ademar Marabert, cruzó las elecciones Primarias abiertas, simultáneas y obligatorias y es uno de los cuatro que en octubre competirán por la intendencia.

El porcentaje de Marabert, que está apenas por debajo del 2 por ciento, superó los casi 600 votos que representó el 1,5 % necesario por ley para participar en las elecciones Generales en las que se elegirán las autoridades.
El frente Dignidad Popular, que tenía tres precandidatos, no alcanzó el piso en la suma de los votos que cosecharon sus listas y no podrá tener representación.

Estuvieron cerca, con 504 votos entre los tres, lo que representó el 1,27 por ciento de los votos. Según el recuento del partido Fe, Manuel Amado fue el más votado de este frente, con 183 sufragios; detrás quedó Silvestre Llarín, con 176; y último Rodolfo Sosa, con 145.

EDICION IMPRESA #1436
Jueves 10 Octubre 2019

Comentarios