11 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

El debate que falta

La nocturnidad volvió a ser un tema que se debate entre grandes y chicos, entre gobierno y pueblo. El fin de semana pasado se impuso un horario para el cierre de los boliches. Algunos creen que es la solución a los problemas de inseguridad, otros que se trata de poner restricciones a las libertades individuales. El HCD no resolvió el tema que implementó el Ejecutivo. Jóvenes, políticos, grandes y bolicheros opinan. San Pedro se debe esta discusión.

Publicidad

 

El fin de semana pasado se dió un nuevo capítulo en la discusión por la noche sampedrina. Es cierto que en las últimas semanas, el centro de la ciudad ha sido eje de varios conflictos que dejaron como resultado vidrieras rotas, comercios a punto de ser blanco de hechos delictivos y riñas entre jóvenes. Además, se han escuchado diversas voces que cada vez con mayor fuerza indican que las noches sampedrinas, principalmente los fines de semana, se están volviendo extremadamente largas.
Esto, sin lugar a dudas trajo consigo la opinión de todos los sectores involucrados, incluso del “afectado”, es decir los más jóvenes, que pocas veces se ponen al frente de una discusión o se comprometen con la realidad social. Sin embargo, gran parte de los que son protagonistas de la noche hicieron oír sus voces y manifestaron su descontento con la medida. Es que, de una noche para otra, sin hacer pública la decisión, los jóvenes se enteraron mientras estaban bailando que un grupo de efectivos policiales y agentes del área de Inspección General ingresaban al boliche para informarles que había que irse a dormir.
Esta idea, no es original, sino que fueron los integrantes del Departamento Ejecutivo quienes pensaron en el Proyecto de Ordenanza, basado en la Ley Provincial 12.588, que faculta a los municipios a fijar los límites horarios de las actividades nocturnas.

Publicidad

La opinión de los adultos
Decenas de mensajes de texto tales como: ¿“Por qué no pueden salir más temprano? ¿Por qué tienen que volver ebrios cuando la ciudad está en marcha? Que vuelvan cuando la ciudad duerme todavía” o “está bien que corten a esa hora por lo menos el que va a laburar va tranquilo, sin que le peguen un botellazo” llegaron el Lunes al celular de La Radio 92.3, cuando el Secretario de Gobierno Juan Almada comentó la medida. Es que tal como manifestó el Gobierno local, existe la postura de que ponerle horario a la noche ayudará a suprimir o calmar la ola de violencia en el centro de la ciudad, que se ha manifestado en las últimas semanas.
“Le pedimos colaboración a los propietarios para cerrar a las 5 y de esta manera hemos tenido buenos resultados operativos”, dijo Almada, quien defendió la medida y dijo que se mantendrá durante los fines de semana próximos.
Es que según relató, luego de la decisión del Ejecutivo, fue el área de Inspección General la encargada de notificar a los propietarios de locales nocturnos que la medida se pondría en práctica y según dijo el funcionario, aceptaron.
En definitiva, es importante plantear o reflexionar sobre dos temas puntuales que pueden surgir como consecuencia de esta situación. Por un lado que la noche tiene una agenda mucho más nutrida de temas que también deberían ser discutidos por la sociedad, tales como: la discriminación, los menores, la violencia, la enorme cantidad de menores alcoholizados que llegan a la guardia del Hospital todos los fines de semana, la responsabilidad social y empresaria, el por qué no poder garantizar la misma seguridad a las 5 o a las 8, el por qué la noche debe comenzar a las 3 y no a las 12, la falta de presencia familiar y el desconocimiento de situaciones más que comunes. Pero por otra parte, es importante rescatar que la actualidad permite poder discutir, intercambiar opiniones y ofrecer ideas desde todos los sectores de la población, que son los verdaderos protagonistas de la realidad diaria. Es por eso que fuentes cercanas a algunos Concejales (cuerpo que deberá definir este Proyecto) están mencionando la posibilidad de realizar una audiencia pública, una idea nada despreciable para que sea, justamente el pueblo representado por los ediles, el que se exprese y manifieste.

Los bolicheros
El Secretario de Gobierno, Juan Ángel Almada, comentó que los dueños de los locales de diversión nocturna habían sido notificados de la medida que se había decidido desde el Ejecutivo. Los responsables de la noche fueron consultados por este medio sobre esa situación y comentaron que el Miércoles o Jueves “llegó un papel bastante informal, sin un número de Ley o nada que se parezca, informando que tenían que cerrar a las 5,30 Hs.”. También dijeron que no hubo una reunión previa o consulta sobre esta medida por lo que opinaron, era una medida “intimidatoria”. “No hubo ningún acuerdo, no nos citaron para hablar” aclararon, a lo que agregaron “Si hay que hacerlo por Ley lo hacemos, pero si no es por Ley vamos a tratar de cerrar más temprano, pero cuando nos parezca, por que tenemos derecho a laburar” afirmaron, prefiriendo que no se publicaran sus nombres. “Es como decirle a una panadería que cierre a las 6 porque anochece. Si quieren atacar la seguridad no es el método, todos sabemos que son 5 ó 6 los nombres de los que molestan en la noche” dijeron. “Esto es para la gilada”.
Según comentaron, el procedimiento finalizaba cuando se pedía a los dueños de los locales que firmen un acta en la que dejaran sentado su acuerdo con la medida.

El primer antecedente
A mediados del año 1996, el por entonces Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Eduardo Duhalde, sancionó la Ley de Nocturnidad donde todos los locales de diversión nocturna deberían cerrar sus puertas a las 4 de la mañana. En su momento, el tema fue de gran discusión pública, marcando un gran precedente, ya que se planteaba incluso la posibilidad de que las rutas se llenaran de vehículos con jóvenes que se desplazaban hacia provincias cercanas y también a Capital Federal, en donde no existía tal Ley, en busca de diversión sin horarios. Unos años después y sin ninguna manera de demostrar que la Ley funcionaba se modificó la normativa traspasando la potestad de decisión final a los Concejos Deliberantes, basándose en que no se podían modificar los usos y costumbres de cada localidad del interior.

El Concejo opina
En el mes de Noviembre de 2008, el Departamento Ejecutivo Municipal anunció el envió de un grupo de Proyectos de Ordenanza para mejorar la seguridad de la ciudad. Uno de estos escritos firmado por el Intendente Barbieri, tenía como propósito ponerle horario a la noche de San Pedro. El proyecto fue ingresado al Legislativo para su análisis, pero nunca más volvió desde la Comisión que lo estudia y se cree, será tratado recién en el período de Sesiones Ordinarias que comenzará en Abril. Sin embargo, el Ejecutivo al poner en práctica el proyecto que no fue tratado por los Concejales, se planteó el traspaso de un poder por sobre el otro y de la imposición de una visión antes que los deliberantes tomen postura sobre el tema. La Opinión Semanario consultó a los tres Presidentes de Bloque sobre esta determinación y sobre el proyecto original y su actual implementación:

Abel González
Presidente Interbloque U.C.R. – Acción por San Pedro (Oficialismo)
“A mi me sorprendió la iniciativa del Ejecutivo porque no tenía noticias. El proyecto fue creado por ellos y en la historia del Concejo Deliberante nunca se trabó nada, se trataron todos los proyectos. Este, en particular, estaba siendo consultado con las comunas vecinas. De hacerse de forma unilateral ¿quién nos garantiza que los chicos no salgan en moto por la ruta y se maten para ir a bailar a un boliche que cierre a las 9 en otra ciudad?. El tema estaba en tratamiento. El bloque hoy se reúne y va a tomar una decisión (por ayer Martes). Además, si se realizó una reunión entre el Ejecutivo, Inspección y los dueños de los boliches y se acordó tomar esa determinación, no se hizo pública y si algún padre iba a buscar a su hijo a la salida, lo dejó esperando desde las 5. Lo lógico es que le informen al Concejo Deliberante sobre un tema que se está estudiando”.

Javier Sualdea
Vicepresidente Bloque Justicialista.
“Si el tema pasa sólo por saber a qué hora van a cerrar los boliches esa medida no sirve. Al terminar muy tarde es tierra de nadie eso es cierto, pero el tema de fondo es qué se hace con los jóvenes entonces. Si la decisión es aislada en este sentido y no se acuerda con otros municipios tampoco sirve. Pero también se plantean como pregunta ¿por qué tan tarde?. Es cierto que cuanto más dure la noche más alcohol se vende.
La decisión del Ejecutivo es un contrasentido. Por un lado mandan ellos el proyecto y tienen todos los elementos suficientes para sacar la ordenanza adelante. Si envían un proyecto es porque quieren saber la opinión del Concejo en el tema y no entiendo por qué hacen esto.”

Matías Velo
Presidente Unibloque Frente Coalición Cívica.
“Me llamó Almada porque le pedí que lo hiciera para que me aclare algunos puntos de este tema. Me reconoció que hubo un acuerdo para cerrar a las 5, pero sin un sustento legal ellos cerraron los boliches, según dijo sobrepasados por la situación. En principio, como no estuve de acuerdo cuando tenía 16 o 17 años, y militaba en la Juventud Radical, con la Ley Duhalde, tampoco voy a estar de acuerdo ahora. Cerrando los boliches no se terminan los problemas de fondo, ni creo que son causales de los problemas que se alegan a la nocturnidad. Va a ser un tema complicado. Yo tengo memoria de algunos que se opusieron cuando Duhalde quiso imponer los límites horarios desde el radicalismo y sería ilógico que ahora lo impulsen (refiriéndose a actuales Concejales).
Me parece una falta grave de respeto. Yo no creo que haya causa que justifique esto, nada justifica pasar por arriba de las instituciones. Se faltó el respeto al Concejo. Yo creo que con la misma celeridad que el Ejecutivo pidió que se tratara el cuadro tarifario del transporte público, podría haber pedido se trate este tema a través de una sesión extraordinaria, como corresponde y no actuar de facto”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias