19.9 C
San Pedro
jueves, enero 27, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

El Club Náutico se prepara para comprar un predio de cinco hectáreas

El Club que conduce el Comodoro Marcos Arana convocó a una Asamblea para que los socios se informen, opinen y decidan sobre la compra de una quinta con ubicación estratégica. Es una de las apuestas más importantes y arriesgadas de la rica historia de la centenaria institución que luego de estar bajo el agua todo el verano, y con pronósticos poco felices, se prepara para escribir otro capítulo en su historia.

 

La noticia lleva meses de trabajo y análisis silencioso. El Club Náutico San Pedro decidió comprar un campo en cercanías de Villa Jardín para la mudanza de algunas de sus instalaciones deportivas, que, de concretarse, será uno de los hechos más importantes en la historia de la institución ribereña, casi “fundacional” indican quienes han estado cerca de las gestiones.

Publicidad

La idea, viene rebotando en la cabeza de varios dirigentes del Club desde hace más de dos décadas con crecimiento exponencial de número de socios y multiplicación de actividades. Extensas reuniones de Comisiones Directivas charlando sobre el futuro, el espacio, la proyección y los planes pensados a largo plazo la limitada geografía que el Náutico tiene, permitió pensar nuevamente en la posibilidad de expandirse. ¿Hacia dónde? El río es el límite impuesto por la naturaleza, en los laterales están en el norte el Paseo Público y en el este, el Club Pescadores, por lo cual, la única opción posible era la de buscar otro lugar.

El histórico directivo “Nino Rampoldi”, fue uno de los que más empeño le puso a este sueño de expansión. En los últimos dos años se visitaron otras tres ubicaciones similares en su geografía, con características y prestaciones similares a la elegida, pero muy distantes en el precio final y en la forma de realizar la transacción, lo que podría haber originado un desfasaje en la economía de la institución. Hasta que apareció el “campus”, según califican al lugar que aún no posee nombre definitivo.

El viernes 1° de julio a las 20.00 los socios decidirán en Asamblea si autorizan la operación que ya cuenta con un preacuerdo de un plazo máximo de diez años.

El lugar indicado

Mucho tiempo se esperó que llegue el momento ideal para hacer la transacción. Tal vez, la peor temporada veraniega en años, producto de la creciente del Río Paraná, apuró la decisión de un territorio alternativo para que el socio pueda disfrutar de las instalaciones y los deportes prosigan su vida normal casi sin pensar en las inclemencias de la madre naturaleza.

El campo ubicado en inmediaciones de Villa Jardín, a exactos 8 kilómetros de la puerta del Club y a 6 del paso a nivel del Ferrrocarril Mitre, fue el elegido por el Náutico. Cinco hectáreas de frondosas arboledas y espacios verdes acordes, una confortable casa de 180 metros cubiertos con todos los servicios disponibles y acceso cómodo para llegar por el camino asfaltado en cualquiera de sus dos entradas. El lugar, además cuenta con un molino y un galpón de usos múltiples.

El Comodoro, Marcos Arana, indicó: “El Proyecto en un principio tiene la intención de hacer la cancha de hockey con césped sintético y con el tiempo construiremos tres canchas de fútbol 7, también en sintético. Además, una pileta recreativa. Llevaremos arquitectos y agrimensores que proyectarán qué más podremos hacer en el lugar”.

Y agregó: “Con esto, recuperamos, además la zona de hockey del club. La pensamos arbolar, poner parrillas y un quincho. Es cuestión de tiempo, no se realizará todo bajo mi mandato, porque finaliza en dos años. Yo me iré, pero dejo el proyecto en marcha. La Asamblea tiene que aprobar la compra según el Estatuto y no se le va a pedir al socio ningún extra para el alquiler o la compra, con la administración prolija y equilibrada que tenemos, es posible hacerlo”.

En cuanto al pago, se sabe que en principio será un alquiler paralelo a las inversiones y que hasta el 2026 está pactada la compra en una cifra más que atractiva y anclada en un valor de referencia sobre las cuotas sociales, algo impensable en el universo inmobiliario sampedrino. Los detalles más finos serán evaluados por los asociados que participen de la asamblea. Así, el valor final de la operación está fijado a precio dólar del día de la fecha del acuerdo, el monto fue dividido en un determinado número de cuotas sociales pagadas por un afiliado categoría activo para que no sufra los efectos de la inflación o la deflación.

El sueño del Hockey cada vez más cerca

Desde hace algún tiempo, la Subcomisión de Hockey del Club Náutico está trabajando para la concreción de un sueño: la cancha de Césped Sintético. Para ello están trabajando incansablemente, con la organización permanente de eventos en pos de recaudar fondos para su concreción.

La adhesión al Programa Nacional que organizó la Federación Argentina en conjunto con la empresa Forbex para la construcción de 40 canchas de Césped Sintético en todo el país bajó el sistema de Círculo Cerrado de Ahorro le dio la oportunidad de acceder mediante el pago de cuotas.

El Club Náutico ingresó en este sistema en el cual podrá, cuando junte gran parte del costo total de la cancha, acceder a su construcción junto a 40 instituciones de todo el país.

Según indicó el Comodoro, Marcos Arana, es muy grande la posibilidad de que el primer deporte que se mude al nuevo Complejo Social y Deportivo que tendrá el Club Náutico, sea el Hockey. “Es muy posible que el sueño de la Cancha de Césped Sintético sea el paso inicial que daremos en el campo del Club”.

Del tanque australiano a la pileta

Para quienes peinan canas esa es la casa de “Jaime Barceló”, el viverista que junto a su familia instaló sus sueños productivos sobre ese trecho de pavimento que va desde el camino al Aeroclub hasta la Ruta 191 y linda con el camino de tierra que conduce al paraje La Buena Moza.

La ubicación estratégica tanto en los accesos como en su impacto urbanístico solo se podrá medir con el paso de los años. Si un diez por ciento de los socios que tienen el Club Náutico asiste, cambiará el panorama, la parcelización de la tierra, necesitará mejoras en los accesos, comercios cercanos y servicios que con buena planificación o atención por parte de la ciudad transformarán la zona a largo plazo.

El tanque australiano construido hace décadas podrá transformarse con las inversiones en un gran natatorio, la vivienda en el principio de un Club House y la arboleda en lugar de recreo para quienes practiquen deportes en la superficie de las cinco hectáreas.

Un detalle: El sábado en el programa Sin Galera, Marcos Arana anunció que le gustaría dotar de energías alternativas y sustentables a ese sitio y a los barrios vecinos. Para ello ya se ha puesto en contacto con especialistas en la instalación de sistemas solares para la generación de energía e indicó que está dispuesto a una próxima visita a la Embajada de Japón porque sabe que desde esa representación suelen subsidiarse o financiarse inversiones de este tipo.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias