13.2 C
San Pedro
lunes, mayo 16, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

El carnaval dejó 20 millones de pesos y varias “mascaradas”

La Dirección de Turismo calculó en esa cifra el dinero que volcaron los turistas que pasaron por la ciudad durante el fin de semana largo. Con el Balneario concesionado sin figura legal transparente, el Ejecutivo tuvo una reunión de gabinete entre los pocos funcionarios que no se fueron de vacaciones. El Ministerio de Planificación mandó decodificadores, lámparas y transmisión de espectáculos, con cierto enojo por la ausencia de Guacone.

 

El jueves a la noche comenzó a vivirse el fin de semana largo de carnaval en la ciudad. Los turistas llegaban de a poco y una pantalla gigante ubicada en la intersección de Belgrano y Balcarce para transmitir esa noche el homenaje a Spinetta en Gesell daba cuentas del movimiento que habría.
Con fluidez el viernes y desborde a partir del sábado, San Pedro fue uno de los principales destinos en todo el país para un turismo que este verano eligió viajar pocos días en lugar de pasar varias semanas en un mismo sitio.
Los números preliminares que la Dirección de Turismo que conduce Fabián Bianchi informó al cierre de esta edición dan cuenta de unas 10.000 personas hospedadas, un cálculo de 4.000 visitantes los días sábados y lunes, con un pico de 7.000 el domingo.
De la misma manera, el cálculo estimativo en cuanto a consumo es de entre 18 y 20 millones de pesos, con una ocupación plena en hoteles, campings, casas de familia, incluido el club Central Córdoba de Santa Lucía, donde derivaban a aquellos visitantes que ya no conseguían lugar.
Los acampantes se vieron incluso en el Paseo Público, producto de lo colmado de los campings habilitados, entre ellos el del recuperado Balneario Municipal, que fue acondicionado para inaugurar los rociadores, con piletón lleno y guardavidas, donde los turistas pagaban 40 pesos la carpa, 25 por persona adulta, 15 por menor de edad y 20 por auto, a cambio de un precario ticket de la cooperadora del CEF, en ocasiones con tachaduras y remiendos.
Se lo vio al dirigente social Antonio “Tony” Correa coordinando esas tareas, tal como hizo con el estacionamiento durante el festival Mastai. A cargo de la Federación de Tierra y Vivienda que él conduce estaba la proveeduría del interior del Balneario, algo que la oposición reclamó extraoficialmente al Gobierno y que probablemente haga por la vía oficial en los próximos días.
Esa “concesión”, que no pasó por el Concejo Deliberante ni mucho menos, provocó un nuevo cortocircuito dentro de un gabinete diezmado por la decisión de varios de sus miembros de tomarse el fin de semana, incluido al propio intendente Guacone.

Publicidad

Tensión en el gabinete
El concejal Fabio Giovanettoni, intendente interino al fin, convocó el lunes a una reunión urgente entre los que estaban. La situación desatada en el Balneario los puso en alerta. Allí se discutió sobre “apresuramientos” y “desprolijidades” en la concesión de hecho a Tony Correa.
Como suele suceder en este gobierno, el que tiene la culpa generalmente no está. Así que le endilgaron responsabilidades al Director de Rentas Cristian Rial y al de Asesoría Letrada José Macchia. Ambos son abogados y cercanos al también abogado Secretario de Gobierno Javier Silva. La pregunta en la reunión fue básicamente “cómo van a disfrazar legalmente esto”.
Entre los gritos de la reunión hubo reclamos respecto al desconocimiento de la Ley Orgánica de las Municipalidades, algo de lo que la gestión Guacone ha hecho gala desde diciembre de 2009.
Hubo quejas porque saben que esto le hace flaco favor al oficialismo en un año electoral.
“Cómo justificamos legalmente esto ante la comunidad y la oposición”, fue parte de las preguntas que se hicieron en el gabinete. “No importa si era Tony Correa o el cura de la parroquia, esto no se podía hacer”, se le escuchó decir a un hombre con superlativas responsabilidades dentro de la estructura gubernamental
“Se agarraban la cabeza”, dijo un testigo de la reunión, que agregó: “Se culpan entre todos, por las dudas”, lo que da cuentas de que la interna afloró una vez más. Ya el sábado por la mañana, uno de los que más esfuerzo hizo para poner a punto el Balneario expresó: “¿Y para esto trabajamos?”.
Varios son los que quedaron enojados porque tendrán que salir a defender una situación que no comparten.
Otra de las dudas que sobrevolaron la reunión fue con qué “cobraría” políticamente el favor el Frente de Tierra y Vivienda que conduce Tony Correa. “No hay nada que pagar”, dijo uno de los que tiene diálogo constante con él. Claro, si la facturación –en negro, por otra parte– del Balneario fue calculada en por lo menos 200.000 pesos por día.
Lo peor es que el jueves Guacone encabezó una reunión de gabinete para ultimar detalles. Nadie nombró allí al polémico dirigente social. El sábado, cuando fueron al Balneario, el FTV ya estaba instalado allí. Incluso hasta barajaron la posibilidad de concesionarle la proveeduría hasta abril, lo que hizo que muchos pusieran el grito en el cielo.
“Te podés equivocar políticamente, pero administrativamente no”, dijo un estudioso de la Ley Orgánica. Guacone regresa de sus minivacaciones de carnaval, para las que no pidió licencia, y deberá enfrentarse a esta situación, en la que su gobierno queda muy mal parado y que además abrió una nueva grieta entre los miembros del gabinete.

El ticket
El único comprobante que recibieron los ilegales acampantes del balneario fue una mala impresión numerada con el nombre de la Cooperadora del CEF. La Opinión tiene en sus manos el ticket que se exhibe en esta página, un elemento que ya debería obrar en manos de las autoridades para estimar qué cantidad de dinero recibirá esa cooperadora que fue elegida a “las apuradas”, algo que a Bomberos, el Hospital, Andar, Lalcec o cualquier otra organización de bien público le hubiese venido bien para ayudar a su subsistencia.
Aún no se sabe cómo se hará ese control y el del estacionamiento que llegó a ocupar los boulevares y hasta la calle Rómulo Naón, algo imposible de controlar para un grupo de inspectores y su alicaído elenco.
Si sólo el balneario recibió 200.000 pesos diarios, habrá que evaluar cómo se transformará ese espacio que fue desalambrado y descuidado durante meses por el déficit municipal. Acaso a las cuentas en rojo que exhibe la gestión no le vendrían bien 800.000 pesos. Sólo con ese dinero dejan el predio en condiciones para el futuro. Ahora, con Guacone de regreso, las fichas, el ticket y el dinero tendrán que tener destino cierto.

Decos, lámparas, ¿y Guacone?
Durante el fin de semana, el Ministerio de Planificación entregó 500 decodificadores de la TV Digital con su respectiva antena y 4000 lámparas de bajo consumo, en el marco del programa “Más Cerca, Más Verano”, que además ofreció transmisiones en pantalla gigante de espectáculos y partidos de fútbol. La entrega fue en el Paseo Público, en Gobernador Castro, Río Tala y el CIC.
Llegaron a la ciudad el coordinador del Pronuree Horacio Schiafino y el asesor del Ministro Julio De Vido, Lucas Olazagasti. Trajeron a San Pedro el programa que llevaron durante el verano a la costa, principal destino turístico del país.
Llamó la atención de todos los miembros del equipo ministerial que el intendente Guacone no estuviera presente. Se sabe que cualquier Jefe Comunal intenta capitalizar políticamente programas como estos, más aún si se definen kirchneristas, como el sampedrino.
Es sabido que a los hombres de De Vido los intendentes los suelen recibir personalmente, llevarlos a recorrer el distrito, e incluso organizar ruedas de prensa, que aquí no dieron, más allá de las notas que La Radio y La Opinión lograron con los funcionarios.
Por su parte, la Dirección de Cultura reivindicó la ausencia de propuestas públicas durante enero con un espectáculo de música y danzas que el domingo tuvo lugar en el escenario natural del Paseo Público.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias