11.4 C
San Pedro
sábado, mayo 8, 2021

El barrio “Paraná” atemorizado por otro abuso

El hecho se produjo en la madrugada de ayer y la víctima fue una mujer de 18 años. Es el segundo caso en cuestión de meses.

Publicidad

 

Un nuevo caso de abuso sexual ha puesto en alerta a un popular sector de la ciudad. Se trata del barrio Paraná, comprendido entre las calles Almafuerte, Uruguay, Moisés Novillo y Benito Urraco. Ayer a la madrugada, en el mismo lugar donde hace unos cinco meses otra mujer corrió la misma suerte, una joven de 18 años de edad fue abusada sexualmente por una persona de la cual no trascendieron mayores datos. Como ocurre en estos casos, los investigadores mantienen severas reservas a la hora de dar la información, más que nada para evitar males mayores a las víctimas.
Fue alrededor de las 2 de la mañana en el interior de una obra en construcción que se encuentra ubicada sobre la calle Almafuerte entre Beaumont y Benito Urraco. A unos metros del lugar, el depravado sujeto redujo a la mujer con un cuchillo y la trasladó para someterla. La policía recibió la denuncia a las pocas horas de haberse producido el hecho y se trataba de confeccionar un identikit para intentar dar con este sujeto.
Los vecinos amanecieron alarmados y preocupados porque no hay demasiados indicios sobre los protagonistas de estos casos, solo el relato de las víctimas que aportan algunos datos, pero que a veces resultan infructuosos para avanzar en la investigación.
Además causa temor porque es una zona donde casualmente muchas mujeres transitan para concurrir o regresar de sus trabajos a cualquier hora del día y puntualmente en la noche se transforma en lo que llaman “una boca de lobos”. Es un sector donde prevalecen las construcciones y los descampados, en ese radio por ejemplo, se encuentran la cancha de Paraná F. C. y los terrenos de Papel Prensa que abarcan unas cuatro manzanas, que en alguna medida facilita las intenciones de estos psicópatas.
Para el barrio, se trata de una situación que se repite y donde todavía no aparecen los responsables. Los casos tienen mucha similitud entre sí pero esto no quiere decir que se trate del mismo autor, aunque coinciden en algunos puntos como el lugar en sí, y el modo utilizado para amedrentar a sus víctimas.

Publicidad

Riesgo en la zona
El radio de la ciudad comprendido entre las calles Moisés Novillo, Sarmiento, Rivadavia y Ruta 1001 ha sido uno de los lugares más castigados por las andanzas de uno o varios sujetos. Como mínimo, se han reportado cinco casos de violación y en tan solo uno se logró localizar al autor.
En algún momento la policía deslizó la posibilidad de vincularlo a las demás causas, pero nunca pudo ser confirmado.
Este caso puntual se perpetró en cercanías del Club La Esperanza y a los pocos días la policía logró detener a un joven que fue reconocido por su víctima.
Los demás casos nunca tuvieron responsables, solo el enojo e impotencia de vecinos y familiares que reclamaron Justicia y mayor atención de las autoridades. Por ejemplo en el barrio Estrada, donde solicitaron mejoras en la iluminación callejera y desmalezamiento de algunos terrenos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias