11.6 C
San Pedro
lunes, mayo 16, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

El asesinato de Jesús Gutiérrez y violenta historia entre dos bandos

El joven de 21 años fue ultimado en Río Tala, en medio de una verdadera balacera desatada desde un auto contra una vivienda. La Justicia identificó a los autores y al cierre de esta edición había allanamientos. Una historia de violencia entre grupos de jóvenes, todos con antecedentes penales.

 

Un hecho sin precedentes y que hasta ahora solo se veía por los noticieros de las grandes y más conflictivas ciudades del mundo ocurrió en Río Tala, donde hubo una víctima de homicidio, aunque el resultado del hecho podría haber sido una verdadera masacre, ya que la balacera que alcanzó al joven Jesús Gutiérrez, tenía como destinatario a un grupo de personas que se encontraba en la vivienda atacada.

Publicidad

La instrucción a cargo de la Fiscala Viviana Ramos logró reunir datos importantes y se aguardaban diversas diligencias para dar con los autores del homicidio.

Son cinco las personas identificadas. De ellas, la Justicia certificó que al menos cuatro estuvieron en el lugar del hecho, que fue resultado de una disputa entre dos grupos cuyos integrantes tienen antecedentes penales con fácil acceso a armas de fuego.

Dos bandos armados

De acuerdo a los testimonios aportados por testigos y los datos recogidos a través de las autoridades judiciales presentes en el lugar del hecho, la situación de conflicto entre estos dos bandos es de larga data.

En medio de una historia donde se mezclan las diferencias entre mujeres, los antecedentes penales, drogas y cuentas pendientes, aparecen los dos grupos, bien identificados, con diferencias entre sí y dispuestos a todo para saldarlas, tal como revela lo que sucedió el lunes por la noche.

Antes de que el sol cayera, una joven mujer había estado en la Comisaría local para denunciar que su casa de Río Tala había sido atacada a balazos por un grupo de jóvenes. Hasta ese momento, nadie había resultado herido.

Más tarde, cerca de las 22.00, otro grupo se acercó a bordo de un automóvil a la vivienda de la familia Ledesma, ubicada en Lavalle 271 de Río Tala, y desató una balacera contra quienes se encontraban allí.
Los vecinos aseguraron que fue un verdadero “infierno de tiros” y que, si bien duró apenas unos segundos, parecía interminable.

Producto de esta balacera contra la propiedad y las personas, resultó herido Jesús Alberto Gutiérrez de 21 años, quien recibió un disparo que ingresó por la espalda (hemitórax superior) y dio en el corazón.

Gutiérrez estaba sentado en la puerta de la casa de la familia Ledesma cuando comenzaron los disparos. Mientras todos se arrojaron al piso para evitar ser heridos, él se levantó e intentó escapar a la carrera, por lo que su cuerpo quedó atrapado entre las balas.

Asistido y trasladado de urgencia a la Guardia del Hospital, falleció en el camino a raíz de la gravedad de la herida sufrida.

Datos relevantes

Los peritajes efectuados en la vivienda determinaron que fueron al menos fueron cinco las personas que dispararon, ya que las balas recogidas en el lugar y los impactos registrados las paredes señalan la presencia de distintos calibres.

La autopsia, en tanto, reveló que, por las características del orificio provocado por la bala sobre el cuerpo de la víctima, el arma que disparó el proyectil letal fue una 9 mm.

Ahora, la Justicia deberá determinar quién portaba el arma que asesinó a Gutiérrez y quienes las demás.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias