12.9 C
San Pedro
sábado, julio 31, 2021
Publicidadspot_imgspot_img

Dos chicas se tiraron de un remis en marcha porque el chofer no las llevaba adonde le habían indicado

Sucedió este domingo, alrededor de las 6.30 de la mañana. Las dos chicas y un amigo fueron a una reconocida agencia a esperar un automóvil para volver a su casa y subieron a un Toyota Corolla de un hombre que llegó, habló con el planillero y les dijo que él las llevaba. Cuando el muchacho bajó en su casa, el presunto remisero inició un recorrido que no correspondía, con maniobras peligrosas, y no respondía a los reclamos de las jóvenes, que decidieron abrir la puerta y tirarse del coche en marcha.

Publicidad

 

Dos chicas de 21 años denunciaron este domingo una extraña situación que sufrieron cuando tomaron un remise en una agencia y tuvieron que arrojarse del automóvil en marcha luego de que el chofer no las llevara adonde le pidieron y no respondiera a sus reclamos.

Publicidad

Todo ocurrió alrededor de las 6.30 de la mañana y fue denunciado en la Comisaría de la Mujer por las dos chicas, que fueron acompañadas de sus padres, que se comunicaron con La Opinión para expresar su preocupación por el caso.

Habían ido a bailar a un boliche céntrico ubicado en calle Balcarce. Al final de la noche, las dos chicas y un amigo decidieron ir hasta la agencia de remises ubicada en Boulevard Moreno al 400 para retornar a sus casas, como hacen habitualmente.

Esperaban un remis afuera de la agencia, cuando llegó un hombre en un Toyota Corolla y les pidió que aguarden. Entró y habló con el planillero, para luego decirles que él las llevaría a donde tuvieran que dirigirse.

Las jóvenes denunciante consideró que el hombre "estaba perdido y confundido". Una vez que su amigo bajó en su casa y quedaron las dos chicas solas, relataron, el chofer "comenzó a tratarlas mal, hablándoles de mala manera".

Por temor decidieron abrir la puerta  bajarse del vehículo en marcha. Aseguraron que sintieron "temor de que las agreda sexualmente", aunque en ningún momento hubo alguna amenaza en ese sentido.

Denunciaron que el remisero hizo "recorridos que no correspondían para ir a la dirección solicitada" y que "empezó a ir a altas velocidades, frenando bruscamente para luego continuar a toda velocidad". Como le pidieron que se detenga, que se querían bajar, y no les hizo caso, y daba vueltas en lugar de llevarlas a donde le habían pedido, decidieron abrir la puerta y arrojarse del coche en marcha.

Ello sucedió en calle Brenan, entre Combate de Obligado y La Laguna. El remisero, señalaron en la denuncia, "en ningún momento frenó el auto para ver qué había pasado". Al contrario, "continuó a alta velocidad" dobló y se perdió entre las calles.

Las denunciantes indicaron que es haabitual que tomen remises en esa agencia, aunque nunca habían sido transportadas por ese chofer, al punto de que tuvieron "la sensación de que no trabajaba ahí sino que era amigo del planillero y las hizo llevar para hacerle un favor a él".

Aunque no lo conocen, lo describieron cmo un hombre alto y grande, de tez blanca, ojos marrones y pelo canoso hasta los hombros, con un poco de barba.

Dejaron asentada su sospecha acerca de que el presunto chofer podría haber estado bajo los efectos de alguna sustancia, puesto qeu "se lo veía distraído y desorientado", al punto de que "en un semáforo, no reaccionaba que había cambiado a verde" y le tuvieron que avisar, lo que provocó que les respondiera de maña manera.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias