19.8 C
San Pedro
miércoles, mayo 12, 2021

Disturbios, daños, robos y ningún preso

El panorama es desalentador. Si bien es cierto que no se registraron nuevos asaltos a mano armada, los hechos delictivos siguen ocurriendo y aunque la policía actúa, nadie queda detenido. Jóvenes que caminan por los techos y otros que se llevan artículos de un bar son algunos de los protagonistas de hechos recientes que están libres a pesar de las denuncias.

Publicidad

 

Desde el viernes, varios hechos policiales fueron informados desde la Comisaría con una particularidad: las personas responsables de cometer delitos de mayor o menor envergadura entraron y salieron casi simultáneamente de la dependencia policial.
El fin de semana, el Jefe Distrital confirmaba que gracias a la colaboración de personal de San Nicolás enviado por el Jefe Departamental en San Pedro habían cesado los hechos delictivos de gravedad como los asaltos a mano armada que se sucedieron días atrás. Pero el panorama no deja por eso de ser desalentador porque eso no quiere decir que los delincuentes no estén esperando el momento propicio para actuar teniendo en cuenta que jamás penaron por los anteriores robos que cometieron siendo que gozan de una total libertad.
Un solo hecho sirve de ejemplo. En la madrugada del domingo, en la casa de una familia ubicada en Balcarce 888, un chico de 19 años fue detenido mientras caminaba por los techos. Los vecinos habían llamado a la policía cuando escucharon los movimientos; el patrullero fue y lo aprehendió. Se trataba de una persona con frondoso prontuario, al menos el suficiente para entender que a esa hora y en ese lugar, sólo podía tener intenciones de cometer un ilícito. Sin embargo, la fiscal que estaba de turno entendió que se trataba de una tentativa de hurto y esta carátula no es suficiente para que el sujeto quede tras las rejas. En síntesis: está libre porque la policía actuó antes de que esta persona efectivamente cometa un delito.

Publicidad

Con la cerveza en la mano
Otro chico de 18 años terminó el domingo en la Comisaría pero muy poco después estaba nuevamente en la calle. El chico había concurrido a un bar ubicado en Uruguay 2668, y se había llevado de allí vasos y botellas de cerveza. Después de recibir la denuncia de lo que había pasado, un patrullero lo interceptó con su botín en Gomendio y French, lo subió y trasladó a la dependencia aún a pesar de que el joven trató de resistirse. El esfuerzo también fue en vano porque la fiscal Marcoantonio dispuso la libertad casi inmediata.

Destrozos sin sentido
El domingo un vecino del único morador de la vivienda ubicada en Aníbal de Antón 1455 descubrió un triste cuadro. La casa es habitada por un hombre solo, que desde hacía varios días está ausente porque debió viajar a la provincia de Córdoba. Su vecino quedó a cargo de prender algunas luces durante la noche, y eso se disponía a hacer el domingo cuando se encontró con la sorpresa de que habían forzado la puerta y revuelto gran parte de la vivienda. Los ladrones se llevaron un televisor de 21 pulgadas, dos cajas de herramientas completas, una soldadora eléctrica y una bicicleta playera. Además, destrozaron otras cosas dañando innecesariamente al damnificado. Los familiares radicaron la denuncia y el caso se mantiene en investigación, como tantos otros.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias