10.7 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

Disgustados con seguridad del Hospital

Mi padre se descompone, los médicos de la guardia lo atienden, luego de examinarlo, en mi casa, deciden internarlo. Su estado era delicado, (sonda nasal, sonda para orinar y suero) día a día se complicaba. La urea alta, mal funcionamiento de un riñón, problemas respiratorios y algo extraño en su abdomen. Necesitaba ir a quirófano, a la vez es algo riesgoso, pues no iba a resistir la anestesia, dicho por los médicos. El viejo, se nos estaba yendo día a día; (Sangrando por la sonda nasal) El 7 de junio de 2006 aproximadamente a las 21 hs. una de esas personas que han puesto en seguridad, llama a la policía, sacándonos afuera. Allá dónde está la gruta de la virgen de Lourdes, ¡Ahí mismo! En los fríos bancos el rocío de la noche nos acompañaba. Amanecimos todos juntos. Pudimos entrar de a dos, incluida mi madre. Tal vez en el momento que estabamos pasando no nos dimos cuenta que éramos muchos. Pero creo que hay maneras de decir las cosas. Esa persona, por llamarla así, no tiene educación ni respeto, y por supuesto, tampoco corazón. Papá estaba agonizando, esa misma noche falleciendo al día siguiente. 16:50 hs. 5 días, ¡No fue tanta molestia en los pasillos. El sobrenombre de este señor “Satanás” Guilmes, le cabe muy bien. Ahora descansa en Paz ¡Papito mío! Siempre estuvimos juntos a pocos metros de distancia. Vos adentro con el frío de la muerte. Afuera tu vieja con tus (once) hijos te rezábamos. Agradezco a todos los médicos y las enfermeras del Hospital. G. D. S. - DNI: 14.404.957

Publicidad

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias