12.8 C
San Pedro
sábado, marzo 6, 2021

Dieron de alta a Sebastián Leidi y su familia agradeció el apoyo

El joven, que permaneció 38 días internado en el hospital, fue finalmente dado de alta, aunque continúa con sus tratamientos. Había sido trasladado en grave estado con un cuadro de peritonitis luego de que lo diagnosticaran en Santa Lucía por un problema estomacal. Luego de pelear 22 días en Terapia Intensiva, Sebastián pudo recuperarse y su familia agradeció al personal del nosocomio, medios, amigos y a todos quienes donaron sangre el pasado diciembre para salvarle la vida.

Publicidad

 

El 11 de diciembre pasado, amigos de la familia de Sebastián Leidi de 18 años pedían donantes de sangre para la operación a la que debía ser sometido tras sufrir un cuadro de perotonitis. Sebastián es celíaco y por su condición, cuando se presentó en el Hospital de Santa Lucía, lo diagnosticaron con dolores abdominales, pero su familia decidió hacer la consulta y lo trasladaron a San Pedro.

Publicidad

Luego de pasar 38 días en el Hospital, donde fue sometido a tres intervenciones quirúrgicas, el joven fue dado de alta y hoy continúa el tratamiento en su casa, a la espera de una nueva operación en los próximos meses. Su madre hizo público el agradecimiento de la familia a todos los que colaboraron mediante una carta: 

Soy Moira Murphy, la mamá de Sebastián Leidi, y quiero agradecer al personal del Hospital de San Pedro. Hemos pasado en el hospital 38 días, de los cuales 22 fueron en terapia itensiva y sólo tengo palabras de agradecimiento para todos. Mi hijo no se curó por los profesionales sino por el amor, la contención y la atención que le han brindado. 

A todos los médicos de terapia intensiva, al Dr. Gómez Almeyda, quien lo operó las 3 veces y espero sea él, el que le realice la última intervención en un par de meses. A las enfermeras/os Alexis, Gaby, Nora, María Rosa, Karen y Karina. A los médicos de sala común, a las enfermeras/os, Bety, Laura, Milagros, Estela, Vicente, Betiana. A la kinesióloga Marina y psicóloga Adriana, a los camilleros, incluido Ramón (el camillero de la suerte como lo llamaba), a todos los de hemoterapia, Pablo y todas las chicas, a los de seguridad que me estuvieron dando ánimo en esa puerta de terapia intensiva esos eternos 22 días. A las mucamas, las cocineras, las de ropería y lavandería por su contante interés y ánimo. A Claudio y Antonela, los del barcito, porque siempre había en ellos una sonrisa de aliento y respeto. A los chicos de La Radio 92.3, que hicieron la entrevista, a La Opinión Semanario por su ayuda, a toda la gente que se acercó al Hospital a donar sangre, a los rezos y al cariño que nos ha brindado tanta gente desconocida y al apoyo permanente. A Rosana de la residencia de luz y a todos su personal por su amor y colaboración. A Mariela, Agustina y Facundo por todo.

Pero en especial quiero agradecer a dos personas: Al Dr. Raúl Murua, que es el ser humano más extraordinario que conocí, con un corazón inmenso y un profesionalismo sin igual. Y a una mujer que le dio fuerzas a mi hijo desde el primer día y nos llenó el corazón de amor y esperanza, ella dice que es la mamá de Alexis, para nosotros simplemente un ángel.

En nombre de la familia y amigos, gracias, gracias y mil gracias.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias