9.3 C
San Pedro
viernes, junio 18, 2021
spot_img

Denuncian a “patovica” por agresión y hay versiones encontradas sobre lo sucedido

Un joven de 21 años terminó en el Hospital, con seis puntos en el rostro, y denunció que recibió una golpiza por parte de un controlador en el boliche Chacota, de 25 de Mayo al 600. Braian Vega contó lo sucedido a La Opinión, mientras se recupera. El empleado del lugar, Guillermo González, también dio su versión a este medio.

Publicidad

 

El domingo a la madrugada se registró un hecho de características violentas en el local bailable Chacota, con la denuncia de un joven de 21 años que acusó a un trabajador de control y permanencia de propinarle una golpiza.

Publicidad

Braian Vega, de 21 años y empleado de un supermercado, denunció que el “patovica” lo golpeó dentro del boliche. Producto del incidente, el joven terminó con seis puntos en uno de sus ojos. En diálogo con La Opinión, el joven relató lo sucedido.

“Yo estaba discutiendo con mi hermana, un amigo le dice si quería que me hiciera sacar y ella le dice que soy el hermano; ese pibe llama al patovica, viene a sacarme y me quiere pegar, yo no me quedé con las manos cruzadas”, señaló.

“Nunca tuve problemas con nadie, me entró a pegar, mis amigos me vieron y se metieron, mi novia me saca y me lleva para el lado del baño. A mis amigos los sacan para afuera. El patovica fue a buscar a otros dos, yo me iba con mi novia, me quería ir porque me querían pegar, cuando íbamos saliendo, me agarraron de atrás y me retuvieron”, recordó.

Braian Vega agregó: “Me agarraron del cuello y les dije que estaba tranquilo, que me iba; el mismo que me agarró para sacarme me pegó un botellazo en el ojo. Del dolor me hizo lagrimear, le pedí que no me siguieran pegando, y me caí, me pegaban en el piso. La ligamos todos, hasta mi hermana y las amigas”.

“Mi hermano y mi novia me llevaron al Hospital, me hicieron los puntos y fui a la comisaría a hacer la denuncia. No me dieron bola y un amigo de mi papá me dijo que pidiera una constancia en el Hospital y que fuera a la Fiscalía. Ahora no puedo ni abrir el ojo, espero no tener problemas en la vista. Me duele la espalda, todo. Me pude levantar, estoy tomando medicamentos, me molesta y tengo el ojo vendado”, relató.

La Opinión dialogó con Guillermo González, el controlador del local Chacota que protagonizó el incidente, quien dio su versión de los hechos. “El asunto fue así: yo miro desde la parte de arriba que el pibe discute con una mujer y antes de que suceda un problema, para tratar de evitarlo, bajo y le pregunto qué problema tenía”.

“Él, de muy malos modos, me dice que es la hermana y me increpa, a eso yo le pregunto qué problema tenía y le advertí que iba a ser sacado, entonces me dice ‘sacame, sacame’, me tira un par de golpes, lo tomo de los brazos y lo saco, esto sucedía en medio de la pista y muchos aprovecharon para pegarme por la espalda”, relató el controlador.

El empleado de Chacota sostuvo que el joven estaba “en estado de ebriedad”. Indicó que en un momento lo dejó porque estaban golpeándolo desde atrás. “A ese lo saqué y volví a buscar al otro, al muchacho este que discutía con la hermana; y sí, le pegué una trompada en la puerta porque me golpeó, me defendí frente a su agresión”, aseguró.

González dijo que no sabe qué sucedió afuera, ya que una vez que sacó a Vega se quedó dentro del boliche. “Yo tenía la remera rota, un corte en la cara y rasguños en el cuerpo, eran 6 ó 7. Yo no tengo problemas, a mí me pagan por trabajar y por resguardar la seguridad y la tranquilidad en el lugar”.

“Me canso de sacar pibes que se están drogando adentro del baño, todos los fines de semana, se hacen los malos y nos quieren pegar. Es difícil el trabajo, corre de todo. Es muy complicado”, señaló el controlador, registrado en el sindicato que conduce Sandro Chirino.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias