10.3 C
San Pedro
martes, mayo 17, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Cuatro días para celebrar al escritor sampedrino

La primera Feria del Libro centrada en los autores locales fue un éxito. A pesar de la lluvia, sábado y domingo tuvieron un caudal de público que superó las expectativas. Como se esperaba, la disertación de Sylvia Yparraguirre fue la más convocante. La organización ya piensa en la segunda.

 

Entre el viernes y el lunes, la Sociedad Italiana fue escenario de la primera Feria del Libro y el Escritor sampedrino, una iniciativa que un puñado de autores locales presentó a la comisión directiva de la institución, que albergó la propuesta y se puso al frente de las cuatro jornadas.
Ya el viernes, una gran cantidad de personas se acercaron a disfrutar de las actividades, que comenzaron con la voz de Andrea Lopardo, para dar lugar a lo que fue un fin de semana plagado de actividades culturales, con una presencia de público mayor a las expectativas iniciales.
Al ingresar al histórico salón de la Sociedad Italiana, el visitante se encontraba a la derecha con un panel con los currículum de los escritores sampedrinos y los autores invitados a la feria.
Algo más adelante, el stand de Abelardo Libros, con todos los títulos de los cuentistas, novelistas, poetas, ensayistas y dramaturgos locales. Más allá, el salón de conferencias donde hubo charlas y lecturas, que incluyó momentos de auditorio colmado.
Las colectividades italiana, vasca, irlandesa, y mallorquina prepararon un paseo por la literatura de cada uno de esos países, como un atractivo muy interesante para el visitante de la feria. La Biblioteca Popular tenía su stand de libros y documentos históricos y la Sociedad Argentina de Escritores (Sade) Baradero-San Pedro también estuvo presente, así coma librería de usados Boulevard Libros.
Diego Rodríguez habló sobre Santa Lucía, “desde sus orígenes hasta 1930”; Mariel Mitidieri presentó su libro “Historia de los hidros y los oxis”; Susana Oroz, Presidenta de la Biblioteca Popular, brindó una conferencia sobre libros incunables que se encuentran en esa institución y encabezó un recordatorio a escritores fallecidos que incluirá un homenaje a los poetas Rafael Obligado y Aníbal de Antón.
La sala permaneció completa para la proyección de la película Los Isleros (1951), dirigida por Lucas de Mare y filmada en San Pedro, cuyo guión fue adaptado por Ernesto Luis Castro a partir de su novela homónima.
El sábado, los autores sampedrinos firmaron sus obras y la lluvia puso un manto de preocupación al desarrollo de las actividades, sobre todo porque la zona estuvo sin electricidad durante casi una hora.
Aun así, los alumnos del taller literario de la Sociedad Italiana a cargo del escritor Jorge Sagrera cumplieron con sus lecturas, incluso bajo la luz de emergencia, con ayuda de los celulares y ya sin sistema de audio.
Como era de esperar, la charla de Sylvia Yparraguirre fue una de las más convocantes. Jóvenes, adultos y hasta ancianos se dieron cita para escuchar a una de las voces literarias más importantes del país y esposa de Abelardo Castillo, quien dialogó con el escritor local Pablo Banegas sobre “italianos, anarquismo y pueblo chico” en su novela La orfandad.
La escritora contó que la construcción del pueblo ficticio San Alfonso tuvo como inspiración Los Toldos y Junín, de donde es oriunda, pero también San Pedro, cuyas historias escuchó de boca de su esposo y otros tantos amigos, como Pedro Suñer. Para finalizar, leyó pasajes de la obra.
Para que Marta San Martín expusiera de manera magistral por qué hay que leer al gran Ítalo Calvino hubo que esperar que el público volviera a las sillas tras dirigirse al stand de Abelardo libros, donde Román Solsona tuvo como protagonista de sus ventas a los autores sampedrinos y a la propia Yparraguirre, que firmó una gran cantidad de libros.
El recorrido de San Martín tuvo como eje las conferencias en las que el autor italiano admirador de Borges escribió y no llegó a dar en Harvard, reunidas bajo el título “Seis propuestas para el próximo milenio”, en las que detallaba los seis rasgos que, en su opinión, debería poseer la literatura del siglo XXI: levedad, rapidez, exactitud, visibilidad, multiplicidad, consistencia.
Alumnos de la escuela Dante Alighieri leyeron fragmentos de Marcovaldo en el idioma original de Calvino.
Luego, el periodista de La Opinión Rafael Flaiman se refirió a “El periodismo como ejercicio cotidiano de la escritura literaria” y dio cuentas de la riqueza literaria de los autores de canciones en San Pedro, dentro del rock en particular, para cerrar con la presentación de la banda en la que participa, Madreperla, que interpretó versiones acústicas de su obra.
El domingo llovió todo el día y además jugaban River y Boca. Sin embargo, la literatura venció los escollos y triunfó: una verdadera multitud llegó hasta la Sociedad Italiana.
Griselda Rochetti presentó su novela “Piezas movidas, vidas tocadas”; representantes de la Agrupación Mallorca coordinados por Cati Cobas presentaron “Un invierno en Mallorca” de George Sand; y Fabián Miranda puso el toque musical, junto al coro de la Sociedad Italiana.
El reconocimiento al histórico librero local Salomón Leder Kremer fue uno de los momentos más emotivos de la jornada.
El lunes, los humoristas gráficos locales Leonardo Mórtola, Zeque Bracco y Mache González expusieron su obra y dibujaron para los visitantes, con mucha presencia de alumnos de escuelas.
Luego hubo narraciones orales y la escritora Mirta Mantovani encabezó una mesa redonda con docentes de escuelas primarias y Eduardo Campos, periodista e historiador especializado en el Combate de Obligado dialogó sobre su obra con Américo Piccagli.
Para la organización, la cantidad de público y las actividades desarrolladas superaron las expectativas. Su trabajo fue muy importante. Los detalles estuvieron dispuestos con respeto y dedicación para los escritores sampedrinos. Ahora, ya piensan en la edición 2015.

Publicidad
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias