8.2 C
San Pedro
viernes, mayo 14, 2021

Cuando un amigo se va, deja huellas imborrables…

Publicidad

 

Querido Abel:
Desde el lugar donde estés, sabes que tu familia, amigos, compañeros y empleados, jamás te olvidaremos.
Nos dejaste enseñanzas de vida, que sólo los grandes como vos pueden dar, para todo tenías un ejemplo, daba gusto oírte hablar.
Junto a tu querida esposa Chela, formaste una hermosa familia, trayendo al mundo cinco hijos, quienes les dieron nueve nietos e hijos políticos de los cuales te sentías orgulloso.
Hace treinta años que te conozco y sé que desde pequeño, luchaste y fuiste ascendiendo hasta llegar al importante cargo que ocupaste merecidamente en ARCOR; y con la camiseta siempre puesta, dejaste todo para que la firma fuese creciendo y escalando siempre un paso más.
Fue tanta tu grandeza, que sin ser de San Pedro, te preocupaste por su florecimiento, queriendo traer una fábrica de galletitas que por algunas trabas se instaló en Salto; luego lo del Puerto, que como todos sabemos no se pudo concretar, y tantos otros proyectos…
Si tuviese que escribir un libro de tu vida no me alcanzarían las hojas, lo que seguro figurarían en las primeras páginas serían los maravillosos momentos compartidos, y en un apartado especial, escrito en letras doradas, tu ferviente amor al Club Náutico del cual formaste parte de la Comisión Directiva.
Te llenabas de orgullo hablando de tu club, y su banderín flameaba en lo más alto del “Aleluya”, tu barco; recorriendo aguas argentinas y uruguayas.
Conociendo de tu profundo sentimiento al Náutico, tus seres queridos decidieron pasarte por allí camino a tu última morada, tal fue nuestra desilusión al ver que solo había una persona esperando el cortejo…
Bueno querido Abel, Sigi para los amigos; ya no puedo seguir escribiendo, pues mis lágrimas mojan el papel, me despido con un adiós hasta siempre un placer haberte conocido, siempre estarás y vivirás en el corazón de los que realmente te queremos, tu recuerdo nos acompañará en cada viaje, en cada reunión compartida y la pucha que te vamos a extrañar!
Ahora descansa en PAZ, te lo mereces.

Publicidad

Marta N. – DNI 5117071

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias