16.8 C
San Pedro
sábado, julio 24, 2021
spot_img

“Cuando hacemos un gol, lo hacemos todos…” Francisco R. – 8 años

Publicidad

 

En esta tercera parte, vamos a tocar un tema muy delicado en la formación del niño como deportista. Más allá de las presiones del padre atrás del alambrado, de la mamá sufriendo en la tribuna, del técnico que pide cosas que ni él entiende, existe un factor fundamental a tener en cuenta… cuando el padre es a la vez el Director Técnico…
Esta interposición de roles, produce en el niño una confusión que difícilmente pueda despegar de la actividad diaria. Sé que hay Técnicos, de hecho lo hubo cuando lo planteé en una reunión, que dicen: “Si, pero eso ya está hablado con él…eh? Y si lo tengo que sacar lo saco y está a la misma altura que el resto”. Señores, déjenme decirles que está hablado pero no está escuchado y, menos, entendido por el niño… Retrocedamos en los años y revivamos la escuela primaria… ¿Nos hubiera gustado que nuestra mamá fuera la maestra?
El niño tiene la posibilidad de convivir con su director técnico, lo despierta a la mañana, lo lleva a la escuela, almuerza y cena con el DT… y la práctica y el partido siguen en su casa… y el niño quiere tener un padre y no un director técnico en el hogar…y alrededor del fútbol surgen las inevitables suspicacias… que el nene juega porque el padre es el DT y el padre no lo pone porque piensan eso y el niño ve y escucha cómo su padre-DT grita y ordena a sus amiguitos, y camino a casa el padre-DT habla mal de algunos de sus compañeritos… y así el niño, en el juego, no sólo debe satisfacer al padre, sino también al DT… Y LOS DOS AL MISMO TIEMPO!!!
Tres padres tenían a sus hijos como jugadores en distintas categorías, los tres chicos dejaron de jugar…
Me despedí de los niños de la categoría 99 el año pasado, ya que me mudaba de ciudad. En el último partido del año, les hablé en el vestuario antes de salir a la cancha y les dije: “Jueguen, sueñen que son jugadores de fútbol, ahí esta la cancha y también hay una pelota para jugar… es toda de ustedes… diviértanse y sueñen y no se queden en el sueño… este deporte les va exigir sacrificio, voluntad, esfuerzo, pero por sobre todas las cosas que sean hombres de bien, que sean solidarios con su compañero y también con el contrario, sólo así llegaran a ser como sus ídolos… vayan, jueguen, disfruten y diviértanse… esto es nada mas y nada menos que un juego… y ustedes lo saben jugar muy bien”.
En eso se escucha la voz de Francisquito, 8 años, y dispara la frase con mayor sabor a compañerismo y sentido de equipo: “Por eso, cuando hacemos un gol, lo hacemos todos!!!”
Traigo las palabras de Horacio Pichot (tío de Agustín Pichot, y referee de Rugby):
“El verdadero jugador de rugby es aquel que entendió que el que está al lado de él, con la misma camiseta, es un amigo y debe protegerlo y que el que está enfrente es un adversario y no debe lastimarlo”
Bien valen estas palabras para comenzar una charla con niños, padres y Directores Técnicos en el Fútbol Infantil…
Hasta la próxima…
Néstor Oscar Bueri, [email protected]
Observador Profesional de Grupos Orientación al deporte infantil-juvenil y adultos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias