18 C
San Pedro
domingo, septiembre 19, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

“Creo que el contrato se firma en Junio”

Luego de culminar la primera parte del año sumergido en el fantástico mundo Xeneize, Andrés Franzoia descansa en su casa disfrutando del afecto familiar y de los amigos. Tras compartir la consagración con el plantel que comanda el “Coco” Basile, habló de todo. Los festejos de Boca, la confianza y su futuro. Está garantizada su continuidad y espera ansioso la firma del primer contrato.

spot_img

 

Muy pocos se imaginaban a Andrés Franzoia, llegando a Boca con 18 años y 3 temporadas después jugando en primera. Resulta extraño porque pegó un salto que muy pocos han logrado, pero es una muestra cabal de que con sacrificio y paciencia se puede llegar.
Muchos todavía tienen en sus retinas aquellas jugadas donde comenzó a demostrar que era diferente y que su rendimiento no tenía techo, aquel gol a Belgrano de Zárate jugando para Paraná en el Argentino del 2003 o el que combinó con su hermano Matías y terminó anotando ante Defensores de Villa Ramallo.
Andrés ya se mostraba distinto y es por eso que hoy no sorprende lo que le está ocurriendo.
El brillo y talento que paseó por la cuarta y la reserva de Boca, hicieron despertar la admiración de quienes se encargan de promover figuras y allí comenzó a construirse uno de los proyectos más serios que tiene Boca Juniors, destacado por el técnico Basile y hasta el mismísimo Mauricio Macri.
“Pasé una mitad de año donde todo fue muy bueno y ahora solo espero poder firmar el contrato, que era el objetivo deseado, poder arreglar y convetirme en jugador profesional. Y a partir de allí comenzar otra etapa y trazar nuevos objetivos”, comentó Franzoia en el comienzo de la charla.
“Uno de ellos es el de afianzarme en el plantel y tener la cantidad de minutos necesarios en el primer equipo. Sé que será difícil ingresar de titular pero espero jugar para tener la confianza que me falta. Boca es otro mundo y uno siempre aspira a más, será el momento de demostrarlo adentro de la cancha para no decepcionar a quienes confiaron en mí”.
Si bien el jugador sampedrino no tuvo la posibilidad de ingresar durante el Clausura, estuvo en el banco y compartió varias concentraciones ganando en confianza y trato con el resto del grupo. “El plantel y el “Coco” me han dado mucha confianza, aveces por respeto uno pone límites aunque no me dé cuenta pero las practicas y principalmente la concentración te da la posibilidad de conocerlos y empezar a relacionarme, el trato ya es otro. Creo que es fundamental que jugadores de trayectoria y calidad como “el Guille” (Barros Schelotto) o Palermo por ejemplo, se te acerquen a hablar y pregunten cosas”.
Tanto Basile como Macri declararon en los principales medios del país que para las competencias que se acercan no iban a incorporar jugadores y que apostarían a los juveniles citando el nombre de Franozia entre ellos. Con respecto a la apuesta de Boca el jugador recalcó: “Tengo que reconocer que escuchar esas declaraciones generan presión, un poco, pero hay.
Tengo que demostrarles a los que se fijaron y opinaron de mí que no se equivocaron. También situaciones como estas te dan confianza porque con solo pensar que estás en Boca y figurás en los planes junto a otros cuatro o cinco juveniles es todo un desafío”.
Franzoia habló de sus días junto a las inferiores y del orgullo que siente al ser uno de los pocos jugadores de su división que llegó a primera, “De los chicos que estuvieron conmigo no hay ninguno. De aquella cuarta estoy yo solo, Gago y Cardozo que son de una categoría inferior y pasaron casi directo a primera.
Justamente con ellos es con quienes tengo un mayor trato, si bien no tengo una relación definida con ninguno tengo mayor afinidad con los más jóvenes, Ledesma, Silvestre o Palacio también nos hablamos más”.
Siempre dicen que detrás de una gran campeón hay un gran grupo y el delantero se encargó de recalcarlo, “Es un gran grupo, hay mucho humor, cargadas. Por ejemplo con el tema de que Bilos podría ir a jugar para la selección de Croacia o que Palacios iba a ir al mundial, siempre algo se decían. Bataglia es el termómetro del equipo, el que le aporta el equilibrio necesario, es un fenómeno, después le siguen Gago y Palacio. A su vez Sebastián (Bataglia) es el que más habla, es el caudillo del equipo”.

Publicidad

Otro mundo
“En la Argentina, Boca es único y afuera también. Ahora mismo en la gira aparecían hinchas de Boca por todos lados, es un fanatismo increíble, ya me había pasado cuando viaje con los juveniles. La gente parece loca, en centroamérica nos esperaban con una expectativa increíble, se sabían todos los cánticos de la 12, tenían banderas y camisetas”, comentó Franzoia sobre lo que se vive desde adentro de la popular institución, y agregó, “… hasta me tocó firmar algunos autógrafos mientras que a los más conocidos los pasaban de largo (risas)”.

La gira
El jugador tuvo la chance de debutar como titular en los dos partidos que jugó Boca por Centroamérica, “Sé que no rendí como era debido. También me di cuenta que debo adaptarme porque es todo muy distinto, por ejemplo cuando juego en reserva y quedo cara a cara con los defensores hacés diferencias, en primera nunca lo pude hacer, es por eso que digo que se mezclan la presión y adaptación, una vez que lo supere todo será diferente. En reserva me pasó algo similar así que espero que aquí suceda lo mismo”.
“Basile me dio la confianza suficiente, me dijo que jugara sin presiones, que me daba toda la libertad, que haga lo mismo que en cuarta y reserva que yo estaba allí porque me lo había ganado, nadie me había regalado nada”, comentó “Franzo”.
Las semanas que se acercan serán decisivas para el futuro de Franzoia ya que se acerca el momento de firmar su primer contrato, “Creo que el tema del contrato se soluciona en pocas semanas, ya estuvo hablando mi representante con los dirigentes y según me dijeron en Junio se firma, estaría todo arreglado”.

La Fiesta
Desde el triunfo y la consagración ante Independiente y por varias semanas más, el plantel festejó el bicampeonato obtenido y Franzoia no se perdió nada, “Fue algo inolvidable, el haber compartido prácticas y concentraciones desde el comienzo del Torneo me pone muy alegre, pero debo reconocer que no lo viví con tanta euforia como el resto porque solo estuve en el banco”, dijo. “Todo parecía increíble, los festejos en la bombonera, la vuelta por las calles, en el micro, el obelisco. No lo podía creer que estuviera festejando al lado de todos esos monstruos”, concluyó.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias