18.4 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

Crece la alarma por posibles casos de Dengue en Baradero

Tras confirmar el primer caso en San Nicolás, el sábado internaron a un hombre en Baradero. Los resultados estarían para el sábado pero todo indica que se trata de un positivo. Un joven de 21 años oriundo de Portela también fue internado con fuertes sospechas. Además, hay ocho personas más con cuadros febriles, que podrían estar infectados. La alarma crece ante la inminente inundación y la cantidad de mosquitos transmisores en la zona. El Ministerio no quiere hablar de cifras.

Publicidad

 

El record de mosquitos y la amenaza de aparición de Aedes Aegypti, insecto transmisor de Dengue, llegó a la zona con la confirmación del primer caso bonaerense en San Nicolás, dos sospechosos internados en Baradero y ocho personas con cuadros febriles que despertaron la alarma en la vecina ciudad.
Un joven de 23 años sufrió los síntomas propios del Dengue en San Nicolás en noviembre y su confirmación llegó la semana pasada desde el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas Julio Maiztegui. Su caso no sería autóctono, sino que habría sido contraído en un viaje a Cancún, México, donde había estado días antes de que comenzara a sufrir los síntomas.
Desde ese momento, la preocupación creció en la región. La presencia de la creciente del río y la afluencia masiva de mosquitos desde la zona de islas hacia el continente pusieron en estado de alerta a la población y las autoridades frente a la posibilidad de que comiencen a aparecer casos autóctonos en las ciudades ribereñas.

Publicidad

Fuertes sospechas
En Baradero, el sábado internaron a Rodolfo Melchiori, de 62 años, habitante del barrio ubicado detrás de las vías del ferrocarril Mitre en inmediaciones de la Estación, quien sufrió un importante cuadro febril y síntomas típicos de la afección, presentando manchas rojas en su piel que denunciaban la posibilidad de que haya sido picado por el mosquito transmisor.
Inmediatamente fue internado y aislado en el Hospital Lino Piñeiro de Baradero, donde dispusieron como espacio de emergencia el mismo sector en el que aislaron pacientes durante la pandemia de Gripe A. Además, se ordenó un bloqueo epidemiológico en la zona donde vivía Melchiori y encontraron varios recipientes con agua que podrían haber sido espacios propicios para la reproducción del Aedes.
Los primeros análisis hicieron pensar de inmediato al Dr. Julián Gómez, Director de Atención Primaria de la Salud de la Municipalidad de Baradero, que estaba ante un caso de Dengue: “Tenía mucha fiebre, cefalea, dolor muscular y detrás de los ojos, los primeros análisis de laboratorio determinaron que habían descendido los niveles de glóbulos blancos y las manchas en la piel que le aparecieron el domingo nos hicieron sospechar que estamos ante un caso de Dengue clásico”, explicó el médico.
Una vecina del contrafrente de la casa de Melchiori aseguró haber matado un mosquito similar al Aedes y las pruebas microscópicas comprobaron las características patas negras y blancas del insecto.
Al paciente se le tomaron tres pruebas para que se analice si se trata efectivamente de Dengue, Leptospirosis o Hantavirus, aunque el Dr. Gómez consideró que “no hay manifestaciones respiratorias” que permitan pensar en algunas de las últimas dos posibilidades y tiene fuertes sospechas de que finalmente se trataría de Dengue.

Otros casos
En el barrio de Melchiori, cuando se dispuso el bloqueo epidemiológico, detectaron tres personas más con cuadros febriles similares que fueron aisladas en sus hogares. Se trata de una mujer de 53 años, un niño y otro hombre adulto. “Son cuadros inespecíficos, pero no descartamos ninguna posibilidad”, dijo el funcionario de la salud baraderense.
Ayer internaron a un joven de 21 años oriundo de Portela con síntomas similares. A esa localidad del partido de Baradero llegó un contingente de trabajadores golondrina desde la provincia Santiago del Estero, entre los que hay al menos cinco cuadros febriles pasibles de ser sospechosos de Dengue.
“Están los agentes sanitarios en Portela, trabajando, porque hay que extremar las medidas de precaución”, señaló Gómez, quien al cierre de esta edición trabajaba en el lugar para tomar las muestras necesarias a esos trabajadores a fines de enviarlos al Instituto Maiztegui, en Pergamino, donde serán analizados. Los resultados demorarán entre siete y diez días.
El Director de Salud de Baradero no ocultó sus sospechas y su preocupación por la posible confirmación de casos positivos en su ciudad y la expansión que ello podría llevar hacia las ciudades vecinas. Sin embargo el Ministerio parece no tener la más mínima intención para que las cifras trasciendan escudándose en la peligrosa frase “no crear temor” evitando que se tomen las precauciones imprescndibles.

Sin casos en San Pedro
En la ciudad no hay casos, y desde el Hospital, la Directora Adjunta Dra. Marina Galatti aseguró que no se presentó ningún cuadro que pueda ser considerado sospechoso.
El único caso que se conoció en la ciudad tuvo lugar en marzo pasado, cuando un hombre adulto oriundo de la provincia de Chaco llegó a la localidad de Río Tala con un severo cuadro febril y que tenía familiares en su provincia que habían contraído la enfermedad.
Aun así, el alerta está instalado y el propio Director de Bromatología Saverio Gutiérrez confirmó que “de cincuenta muestras (de mosquitos) que llegaron a Bromatología, unas diez eran de Aedes Aegyptis”, e insistió con la necesidad de la descacharrización.

“Fumigar es puro cuento”
El Director de Bromatología, Saverio Gutiérrez, aseguró que “en ningún momento pensamos en fumigaciones aéreas o terrestres por el Dengue, porque no servirían para nada para el Aedes Aegyptis, que vive escondido bajo las mesas, sillones, camas, en lugares donde estén protegidos. La base es la descacharrización”.
Sobre las opiniones que indicaban la necesidad de fumigar ante las sospechas de casos positivos en Baradero y la gran cantidad de mosquitos que hay en San Pedro, Gutiérrez sentenció: “Es puro cuento” y recomendó “escuchar a los que saben” (como él).
Ayer por la mañana, Bromatología y Dirección de Turismo se reunieron con clubes y campings de la costa para realizar fumigaciones localizadas con motomochilas que serían compradas, luego de que Secretaría de Hacienda aprobara solicitar presupuestos para la compra, teniendo en cuenta que la maquinaria de gran porte que se utiliza generalmente “está rota y fue enviada a reparar a Buenos Aires, había que reparar el motor y el sistema de pulverización”, indicó Gutiérrez.
En la madrugada de hoy comenzaban con la fumigación en clubes y en los próximos días continurán con parques y jardines, plazas, boulevards y otras zonas de la costa.
Las fumigaciones que deberían haber comenzado hace meses no podían realizarse por cuestiones climáticas, ya que las lluvias constantes lo impedían o bien dejaban sin efecto las que se realizaban.
Sin embargo, hay muchos que no coicinden con las decisiones de Gutiérrez y sostienen que para combatir el mosquito transmisor las fumigaciones deben hacerse sobre el casco urbano y no sobre las orillas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias