17.1 C
San Pedro
martes, mayo 18, 2021

Coronavirus: tres positivos de Toyota, una fiesta clandestina y una preocupación entre vecinos

La fábrica automotriz informó al Gobierno local tres casos positivos entre empleados de su planta que tienen domicilio en San Pedro. De ellos, dos tienen 29 años y uno había sido anunciado este miércoles en el parte oficial. La edad puso en alerta a un barrio donde ya habían denunciado en varias oportunidades que un joven que sería trabajador de esa empresa hacía fiestas clandestinas, una de las cuales tuvo lugar el sábado y que fue informada a la policía.

Publicidad

 

Los 473 casos confirmados de coronavirus COVID-19 que informó la Secretaría de Salud este miércoles se transformaron en 475 este juves al mediodía luego de que la empresa automotriz Toyota informara nuevos pacientes positivos entre sus empleados sampedrinos.

Publicidad

Desde la planta ubicada en Zárate, el departamento médico de la empresa informó a las autoridades sanitarias la detección de tres casos positivos entre trabajadores de San Pedro que se desempeñana en sus instalaciones, de los cuales uno el Gobierno local ya tenía registro desde ayer.

Entre los tres casos positivos de Toyota hay dos que tienen 29 años: uno el que fue informado el miércoles en el parte oficial y otro que recibió el resultado ese día a las 18.00 y no había sido registrado sino hasta este jueves pasado el mediodía.

En ese caso, como ya ocurrió en otros, La Opinión ofició de intermediario entre el paciente y la Secretaría de Salud porque la fábrica no había informado todavía el caso positivo y cuando llamaba al 107 le decían que tenía que esperar la comunicación, por lo que había preocupación en su familia, donde hay un recién nacido.

La cartera sanitaria local confirmó que una médica fue asignada para hacer el seguimiento del paciente, por lo que todo estaba en los carriles normales luego de esas dificultades iniciales.

A raíz de la novedad de que había trabajadores de Toyota de 29 años que dieron positivos, vecinos de un barrio del sur de la ciudad se comunicaron con este medio preocupados por una "fiesta clandestina" que hubo en esa zona durante el fin de semana y que, según reportaron, fue organizada por un joven de la misma edad y que se desempeñaría laboralmente en la misma fábrica.

Consultado por La Opinión, el secretario de Salud informó que los pacientes que tiene registrados como positivos con COVID-19 desde la empresa Toyota no coinciden con los datos que aportaron los vecinos del que organizó la fiesta.

La reunión social fue convocada vía WhatsApp en diversos grupos y se desarrolló en una propiedad donde hay al menos un quincho y una pileta, de acuerdo a las fotografías que se pudieron ver en redes sociales.

Vecinos de la zona contaron que había una importante cantidad de automóviles y que hasta estacionaron arriba de una plaza ubicada en inmediaciones del inmueble donde se desarrollaba el encuentro.

Fueron varios los que esa noche llamaron a la Policía, donde no hay registros de actuaciones labradas en relación a un evento de esas características.

"Llamamos a la policía y nos dijeron que no era necesario que fuérmos a hacer la denuncia a la Comisaría, que ya quedaba asentada con el llamado. Vimos que anduvo el patrullero y la música dejó de escucharse", señalaron desde el barrio en cuestión.

"No es la primera vez que llamamos los vecinos, porque no es la primera fiesta que se hace ahí. Estamos cansados de reclamar, porque no puede ser", se quejó otra vecina que se comunicó con La Opinión por el mismo caso.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias