18.9 C
San Pedro
domingo, diciembre 5, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Coronavirus: El trabajo solidario de maestras jardineras que confeccionan batas para donarlas a profesionales de la salud

Se trata de un grupo de seis docentes que se desempeñan en establecimientos de San Pedro, Vuelta de Obligado, Gobernador Castro y Río Tala más una jubilada que se propusieron, a través de un grupo de WhatsApp, hacer coberturas de fliselina para médicos y enfermeras. A la iniciativa se sumaron alrededor de quince mujeres y acumulan 250 batas para colaborar en el marco de la pandemia por COVID-19 que afecta a casi todos los países del mundo. Desde hoy elaboran de nylon cristal.

 

"Somos un grupo de siete docentes maestras jardineras, algunas en actividad y otras jubiladas, que tenemos un grupo de WhatsApp donde nos enviábamos frases, cosas lindas y el 13 de abril una de las maestras nos contó que una amiga de ella profesional de la salud necesitaba la ayuda nuestra si podíamos idearle una bata de fliselina para ayudar en esto que está sucediendo. Nos pusimos de acuerdo con lo que queríamos hacer, le contamos a la profesional lo que habíamos pensado hacer, nos dio el ok y empezamos a recaudar fondos o materiales para poder hacer estas batas de fliselina", explicó a La Opinión Laura, una de las maestras jardineras de que se desempeñan en establecimientos de San Pedro, Vuelta de Obligado, Gobernador Castro y Río Tala sobre cómo surgió la iniciativa de ayudar en el contexto de la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus.

Publicidad

Laura junto a Karen, Natalia, Vanina, Marita, Alejandra que es la única jubilada y un grupo de otras quince mujeres voluntarias que se sumó al proyecto, llevan confeccionadas 250 batas de fliselina que se destinan a profesionales de la salud como médicos y enfermeras. "Nos fuimos organizando, cada una se posicionó en un rol diferente y logramos en cuatro días hacer 100 batas. Se fueron sumando y vamos ya 250 batas de fliselina y ahora estamos haciendo de nylon cristal impermeables", contó sobre cómo operan cada una desde sus casas con una "re ayuda" del cadete Nicolás Scarfó.

El grupo es asesorado por la doctora que les dio la idea quien se "ocupa y preocupa" y les indica "la forma y lo que quiere" pero prefiere mantenerse en el anonimato, destacó Laura quien agregó que actualmente "tienen insumos" pero en el futuro puede haber demanda: "Ahora viene el invierno y pueden confundirse los síntomas. Cada vez que tengan que ver si es una cosa u otra, tienen que usar el equipamiento para hacer hisopado y se supone que hoy les alcanza pero a medida que pase el invierno y traiga otro tipo de enfermedades parecidas quizás no vayan a alcanzar".

Además, acerca de cómo recolectaron el material, Laura explicó que al principio, cuando les contaron lo que querían hacer, las "ayudaron" sus "familiares e íntimos" con dinero que les permitió "comprar los rollos". Y agregó: "Empezamos a organizarnos para cortar y cocer y a medida que la gente se iba enterando de lo que estábamos haciendo, nos iban pidiendo para ellas también ayudar. Fuimos ayudadas económicamente por profesionales y muchas personas jubiladas que quieren contribuir por esto que para ellos es tan importante. La primera vez que me llamaron fueron personas mayores de 70 años y como eran personas de riesgo le decía que no se preocupen que iba yo a buscar la donación. Me impactó muchísimo que la gente que menos tiene más da. Uno cree que va a ser al revés, pero no, me sentí muy conmovida".

Whats-App-Image-2020-04-28-at-13-23-56

La docente explicó que las batas las guardan "en un lugar que los profesionales saben en caso de emergencia donde tienen que buscarlas" y detalló que hay alrededor de 250 a las que se sumarán las que hacen cada jornada. Desde hoy, el grupo confecciona trajes de nylon con material resistente que serán para "120 profesionales aproximadamente", indicó: "Fuimos organizando y armando para ver si servía, si era flexible, si podían doblar los brazos, los codos, para que sean de utilidad para ellos y ellos no daban el ok. Mariana Iturburu nos cortará con su máquina el nylon y empezamos a plegarlo y a pegarlos. Ahora vamos a repartir para pegar las batas porque estas no se cosen y cuando terminamos con este rollo, seguiremos con la fliselina que tenemos. Vamos a seguir haciendo hasta que agotemos los materiales o los que nos van mandando y lo vamos a ir guardando. En la medida que ellos lo necesiten ya saben dónde ir, porque hay una encargada que es una profesional y sabe dónde está. Vamos a seguir hasta que pase todo esto y ojalá sea rápido".

Por último, Laura contó que las maestras jardineras y sus colaboradoras si dieron cuenta "de lo importante que es prevenir" y por eso están desarrollando esa "movida". "Agradecemos mucho la ayuda, esperamos que nos sigan ayudando porque no sabemos lo que va a pasar, pero si queremos estar alertas y prevenidos y por eso hacemos esto. Se pueden comunicar por teléfono WhatsApp y redes sociales como Facebook y nos pueden ayudar con los materiales, manualidad. Estamos contentos y agradecidos", concluyó.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias