8.3 C
San Pedro
martes, septiembre 21, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Coronavirus: Casi tres meses después, Brenda Rojas volvió a entrenar en el río

La palista de Las Canaletas que es parte de la Selección Argentina femenina retomó la presente semana su rutina en el agua en Gualeguay, Entre Ríos, donde atraviesa la cuarententa junto a su pareja, el también atleta Daniel Dal Bo. "Estoy volviendo de a poco, cuesta subirse al bote después de tanto", admitió la sampedrina a La Opinión. Cómo es la situación de Gonzalo Carreras, Ricargo Belo, Julio Alsogaray y Silvio Velo.

spot_img

 

El objetivo de Brenda Rojas en 2020 era clasificar a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y para eso debía obtener su pasaje en Preolímpico de Curitiba, Brasil; certamen que se canceló un par de semanas antes que la gran cita en Japón la cual se postergó para el año próximo, todo por la pandemia de coronavirus que afecta al planeta.

Publicidad

Sin ningún horizonte por delante en el corto plazo y una gran incertidumbre, como todos los atletas de Argentina, la joven pasó casi tres meses entrenando como podía en la casa que comparte con su pareja, el también palista Daniel Dal Bo, en Gualeguay en Entre Ríos, hasta que el lunes 8 de junio pudo volver a subirse al bote y remar en el agua.

"Cuando arrancó la cuarentena estábamos en Tigre y como vimos que iba a ser para largo, nos vinimos a Gualeguay y acá estamos ya hace bastante", explicó la represente de Las Canaletas e integrante de la Selección Argentina femenina a La Opinión. Junto a Dal Bo, que a fines de 2019 fue campeón argentino junto a Náutico San Pedro, Rojas retomó su rutina en el río Gualeguay desde el club Náutico de esa ciudad y reconoció que las primeras paladas no fueron fáciles: "Estoy volviendo de a poco, cuesta subirse al bote después de tanto".

Mientras tanto, en Baradero Gonzalo Carreras aguarda la confirmación de que puede salir a remar por el riacho debido a que la Provincia de Buenos Aires no informó oficialmente que en el territorio se puede hacer deporte más allá de que desde el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación que comanda Matías Lammens y la Secretaría de Deportes de Inés Arrondo anunciaron que se iba a permitir entrenar a los atletas clasificados a Tokio 2020 o con certámenes por delante en búsqueda de la plaza. Además, a la Municipalidad de su ciudad le rechazaron un protocolo para permitir actividades deportivas por los casos positivos de COVID-19 que se registraron la última semana por lo que depende exclusivamente del permiso nacional.

publi-gran-parana-tapa-gu-a

La semana pasada, luego de que la nadadora de San Isidro y máxima promesa del deporte argentino, Delfina Pignatiello, habló públicamente en TN y amenazó con no ir a Tokio 2020 e, incluso, dejar la actividad si no se le permitía entrenar en una pileta, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación y la Secretaría de Deportes aceleraron la habilitación para que, en el marco de la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus, los atletas olímpicos puedan retomar sus rutinas fuera de sus casas.

La medida alcanza a los 143 atletas ya con el pasaje a Japón y para Tokio 2020 y también a aquellos que aún buscan su boleto para la cita que se celebrará del 23 de agosto al 8 de julio del año próximo debido a la suspensión que determinó el Comité Olímpico Internacional (COI) presidido por Thomas Bach el 24 de marzo pasado por la emergencia sanitaria mundial.

En San Pedro, son tres los deportistas a los que benefició el permiso, entre ellos Rojas y Carreras quienes, si bien sufrieron cambios en sus respectivas planificaciones, apuntan al Preolímpico Panamericano de Brasil que es el único certamen en el que pueden obtener una plaza a los Juegos Olímpicos.

Para el taekwondista Ricardo Belo, en tanto, la cancelación de Tokio 2020 significó un volver a empezar en los clasificatorios y el permiso también lo incluye aunque su estadía dependerá de muchos factores. "Por lo pronto las competencias pre olímpicas, repechaje y clasificatorios están totalmente suspendidas, están armando un nuevo calendario, por el momento estamos en la espera. El Taekwondo es un deporte muy dinámico y dependiente, si o si siempre necesitas a un ayudante, sparring, equipo de gimnasio, contacto. Desde mi punto de vista y viendo cómo va la situación con el COVID-19, estamos muy lejos de volver a la competencia. Así que solo queda esperar, indicó el deportista de Mitre. 

El caso de Julio Alsogaray es paradigmático porque en la clase láser la Federación Argentina de Yachting (FAY) le dio injustamente el cupo a Francisco Guaragna (habia empezado la preparación con el sampedrino Nicolás Schargorodsky hasta que se canceló el evento) y, a excepción de que no se modifique la situación (su reclamo quedó en stand-by por el coronavirus), no será olímpico ni tiene otra posibilidad de clasificar. En la misma categoría, Martín Alsogaray asiste al chileno Clemente Seguel y, tras la suspensión, debió modificar su plan de trabajo aunque su realidad depende de lo que decida el gobierno de ese país.

web-tokio

Por último, el permiso que otorgaron Lammens y Arrondo no beneficia al futbolista Silvio Velo a pesar de que la Selección Argentina de fútbol para ciegos competirá en los Juegos Paralímpicos (del 24 de agosto al 5 de septiembre). En el comunicado, el gobierno nacional indicó que por el momento no se habilitó a los paralímpicos porque la fecha de Tokio 2020 para ellos en 2021 es posterior a la de los olímpicos. La realidad de Velo es diferente al resto porque debe pelear por ser incluido en la lista de Los Murciélagos. A los 48 años, quien anunció su retiro para después de Tokio 2020 y lo pospuso por fuerza mayor, tiene un año más para prepararse e ir por la medalla de oro en Tokio 2021.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias