15.6 C
San Pedro
martes, septiembre 28, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Continúa en terapia el paciente que contrajo Hantavirus

Se trata de un sampedrino de 41 años que ingresó hace aproximadamente una semana a una clínica privada de nuestra ciudad con una fuerte dolencia abdominal. Tras los estudios correspondientes se determinó que se trata de Hantavirus lo que motivó su derivación a un sanatorio de la ciudad de Avellaneda, ya que se encuentra en grave estado.

 

Se conoció este lunes la grave situación de salud que atraviesa un vecino de San Pedro luego de confirmarse que contrajo Hantavirus. El mismo ingresó varios días atrás a una clínica privada de la ciudad con un fuerte dolor abdominal y luego de una serie de estudios médicos el pasado viernes se confirmó la portación del virus lo que obligó a un traslado a un centro de mayor complejidad. Según confirmó el Subsecretario de Salud Mario Bernasconi, el paciente presenta un “cuadro de Insuficiencia respiratoria producto de la afección pulmonar provocada por el virus”.
Se trata de un empleado de una fábrica papelera de nuestra ciudad. El último parte médico que obtuvo el doctor Gabriel Sayago – que fue quien diagnosticó el contagio en el paciente – indicó que los médicos del sanatorio en el que se encuentra internado el hombre bajaron las dosis de drogas Inotrópicas – son aquellas que mantienen el funcionamiento del corazón – ya que el mismo presentó una mejoría. Además, al bajarle la dosis, el paciente recuperó la presión por lo que –al cierre de esta edición- iban a intentar sacarle la asistencia respiratoria para observar su evolución.
Según indicaron personas allegadas y familiares a los médicos sampedrinos, el hombre realizó actividades recreativas en la zona de islas algunas semanas atrás, lugar que estiman como posible foco de contagio, aunque no descartan que el virus se haya contraído en el ámbito laboral o en su propio domicilio.
Conocida la situación, personal de la Subsecretaría de Salud realizó este martes actividades de campo en dichos lugares junto a personal del área de Zoonosis rural de la Provincia de Buenos Aires, que cuenta con sede en la ciudad de Azul, para completar las investigaciones e intentar dar con el lugar donde el hombre cntrajo el virus y, en caso de ser necesario, aplicar las políticas de seguridad necesarias para evitar una propagación del mismo.

Publicidad

Síntomas
El Hantavirus puede presentarse como un cuadro febril leve o llegar hasta la manifestación más grave con insuficiencia respiratoria grave y problemas cardíacos.
A través de los datos relevados por el Ministerio de Salud de la Nación, en nuestro país el virus se presenta sintomáticamente de forma febril; puede comprometer la zona abdominal, renal, de modo hemorrágico o neurológico; injuria pulmonar moderada sin compromiso hemodinámico; injuria cardiopulmonar severa con compromiso hemodinámico ­– lo que significa que la sangre no llega a órganos como el cerebro, riñones y corazón -, o injuria pulmonar severa, produciendo un estado de shock en el paciente que puede volverse irreversible.

Hantavirus y contagio
Según detalla un informe del Ministerio de Salud de la Nación, los reservorios del Hantavirus son aquellos roedores de la familia “Muridae”, que habitan entornos rurales. Sus madrigueras pueden hallarse entre arbustos, árboles, grietas o huecos que encuentren en troncos o debajo de ellos u otros objetos, aunque también pueden construir sus nidales en el suelo.
El Hantavirus se transmite fundamentalmente por inhalación de partículas virales provenientes de las heces, orina y saliva de roedores infectados.
Otras posibles vías de transmisión se producen a través del contacto con excrementos o secreciones de ratones infectados con las mucosas conjuntival, nasal o bucal, o por la mordedura del roedor infectado.
Si bien es difícil de precisar, el período de incubación del virus, se estima que oscila entre los 7 a 45 días luego de la inhalación o el contacto.

Campaña de vacunación
y prevención
El Subsecretario de Salud de nuestra ciudad, Mario Bernasconi, explicó en diálogo con La Opinión que la actividad de estos roedores se da mayormente sobre el final de las temporada de verano y primavera y que no sólo preocupa el virus Hanta sino también la Fiebre Hemorrágica, enfermedad que presenta síntomas similares a la anterior.
Por esto es que desde la Subsecretaría comenzaron, semanas antes de conocerse este caso, con trabajos de vacunación que ya se completaron en la localidad de Gobernador Castro y que continuarán en los próximos días en Río Tala y Santa Lucía. Además, se solicitó a los clubes deportivos que concienticen a los jóvenes que practican canotaje y están en contacto con la zona de islas, de la necesidad de aplicarse la vacuna.
Bernasconi indicó que la manera de prevenir la exposición a los roedores tanto en los domicilios como en ámbitos laborales, es desmalezar, tratar bien los residuos y utilizar bolsas plásticas para descartarlos, lavarse las manos luego de estar en algún lugar donde puede darse el contacto con ratas y ventilar habitaciones. Además el Subsecretario de Salud indicó la necesidad de consultar, de manera inmediata, al médico de cabecera o a los distintos centros de salud si se manifiesta algún síntoma.

El Muridae
Si bien la familia del muridae cuenta con más de cinco subespecies, los ratones más comunes son los conocidos como “mus musculus”. En esta especie los roedores adultos pesan entre 12 y 40 gramos y miden entre 15 y 19 centímetros, incluyendo la cola, que supone algo más de la mitad de su longitud. Su pelaje es corto y de tonos grises, que se aclaran en el vientre. Los ratones de laboratorio y los utilizados como mascotas son generalmente blancos. Su pelo es escaso en la cola y las orejas. Posee unos largos bigotes.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias