8 C
San Pedro
sábado, mayo 8, 2021

Contactos en la Patagonia

Publicidad

 

Integrantes del Grupo Conservacionista de Fósiles, del Museo Paleontológico, realizaron días atrás, un viaje por Río Negro y Chubut para ampliar conocimientos y obtener contactos con especialistas de la región.
Entre otros puntos visitaron la ciudad de Las Grutas donde recorrieron un yacimiento de fósiles marinos cristalizados y colaboraron con la comisión del futuro museo con información e ideas sobre la ambientación y el montaje del museo del balneario patagónico. En “Bajo del Gualicho”, visitaron una gigantesca depresión con una salina que fuera el lecho del mar durante el Oligoceno. La delegación sampedrina también recorrió, en el centro de la provincia, el pueblo de Valcheta donde María Inés Kopp, directora del Museo Regional que atesora una importante colección de restos de grandes dinosaurios, incluidos numerosos huevos fósiles, los recibió y acordaron intercambiar fichas educativas sobre características de los mamíferos primitivos. En cercanías de este pueblo, recorrieron el bosque petrificado del subsuelo del pueblo que data de noventa millones de años. En la misma zona, visitaron la meseta de Somuncurá y llegaron hasta la naciente del Arroyo Valcheta, desolado e inhóspito lugar donde habita un rarísimo pez llamado “mojarra desnuda de Valcheta”. Este pequeño charácido quedó aislado geográficamente en ese remoto punto de la Patagonia y tiene como característica principal la pérdida de sus escamas al llegar al estado adulto, característica que lo hace único en el mundo, especie protegida en alto riesgo de extinción.
Ya en Chubut, los sampedrinos recorrieron el Museo Paleontológico “Egidio Feruglio”, moderno centro de investigación paleontológica donde tomaron imágenes que los ayudarán en futuros montajes.
Como cierre del viaje escalaron las laderas del Cerro Avanzado, una formación de sedimentos marinos de varios millones de años que conserva gran cantidad de moluscos que habitaron el fondo oceánico cuando el mar cubría la Patagonia en los remotos tiempos prehistóricos. Las experiencias adquiridas en este viaje aumentaron los conocimientos del equipo de trabajo del Museo y generaron contactos útiles en el ambiente de la paleontología argentina.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias