29.9 C
San Pedro
martes, octubre 26, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Disputa familiar por la construcción de una vivienda en Las Canaletas terminó con heridos

Carlos Ramírez es un vecino del barrio a quien, en 2014, se le derrumbó la vivienda, ubicada en la barranca. La familia intentó reconstruir la casa, pero el lugar, denunciaron, fue apropiado por dos hombres que el martes los agredieron "con fierros".

 

El martes, un conflicto familiar desencadenó agresiones en el barrio Las Canaletas, con dos partes de una familia que se disputan una casa, ubicada en un terreno en la zona de barrancas. En #RadioCuarentena, Carolina Ramírez detalló los golpes que recibió y cómo terminó su padre hospitalizado con una muñeca quebrada.

Publicidad

En el año 2014, Carlos Ramírez sufrió el derrumbe de su vivienda. Allí vivía con su abuela, que lo había criado. Desde ese momento el objetivo de la familia fue reconstruirla. Sin embargo, tiempo después, presentaron una denuncia porque dos familiares les impedían continuar con la tarea.

El conflicto se desencadenó en plena pandemia, cuando la familia Ramírez comenzó con la reconstrucción. Uno de los familiares que tiene su vivienda cerca, “se metió” y puso su casa en alquiler. “Nadie le dio el espacio sino que se la adueñó, obviamente, lo denunciamos”, contó en #RadioCuarentena Carolina Ramírez.

“Mi papá y hermana fueron a la comisaría, pero la policía le daba muchas vueltas, no se las querían tomar. Tuvieron que gritar para que lo hagan”, relató sobre ese momento. Desde entonces, comenzaron las “intimidaciones” de parte de los familiares, a quienes identificaron como “Germán y Héctor”.  

“Nosotros estamos enojados porque se metieron en la casa de mi abuela. Pero como son lugares fiscales, el pedazo es tomado por todo”, señaló Carolina y explicó que le propusieron pautar una orden perimetral de 10 metros, que luego se redujo a 5 metros, para que Carlos pudiera terminar su casa.

A Carlos Ramírez lo crió su abuela, la dueña del terreno. “Además, ella antes vivía en una casa de barro y él le construyó esa vivienda”, detalló su hija.

El martes a la familia Ramírez le llegó “la orden del juez para seguir construyendo”, según explicaron. Sin embargo, hubo problemas: “Cuando fuimos a poner el alambre y a colocar la luz, nos encontramos con Germán y Héctor quienes, sin mediar palabra, le pegaron a mi cuñado con un fierro y atacaron a mi papá. También la mujer de este hombre la agarró a mi hermana por la espalda. Fue una situación horrible”, relató la joven.

Carolina sufrió diferentes heridas en sus costillas y columna producto del golpe de una masa que, según denunció, le propinó el hijo de uno de los hombres, policía de profesión. Por su parte, su padre debió ser hospitalizado porque le quebraron la muñeca, y le pegaron “en las partes bajas, en las piernas y en las costillas”.

Carlos Ramírez tiene 63 años y a lo largo de su vida sufrió dos ACV. “Mi papá es una persona buena, todos están en contra de esta gente. También lo quisieron tirar al río. Además, cuando estaban prendiendo fuego cosas de mi papá, lo agarraron y empujaron contra las llamas”, detalló su hija para graficar el hostigamiento que sufre.

“Mi papá quería reconstruir su casa sin molestar a nadie. Estoy reangustiada, tenemos mucho miedo”

Carolina Ramírez

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias