9.3 C
San Pedro
viernes, junio 18, 2021
spot_img

Condenaron a peligrosa banda de encapuchados que asaltaba familias y comercios

Se trata de cinco sujetos que integraron una de las bandas más peligrosas de los últimos años y que protagonizó hechos resonantes entre septiembre y octubre de 2011. Los integrantes de la “banda de los encapuchados” recibieron, en promedio, una condena de cinco años de prisión. Daniel Miño, Rodolfo Cáceres, José De Los Santos y Luis Miño, los condenados.

Publicidad

 

Durante el 2011 una banda que actuaba encapuchada y con suma violencia tuvo a maltraer a varias familias sampedrinas. Contaban con buena información y atacaban lugares puntuales, en algunos de los casos con una logística previa que se pudo comprobar durante la investigación, mientras que otros hechos fueron “al voleo”.
Mediante la figura de juicio abreviado, el Tribunal Criminal Nº 1 de San Nicolás condenó a quienes integraban la banda. Fueron distintas calificaciones penales debido a que no todos fueron hallados responsables de los hechos, pero la mayoría estuvo y así se lo pudo corroborar.
Durante la instrucción, a cargo de la Fiscala Gabriela Ates, fueron comprobados al menos cinco casos concretos, aunque siempre existió la sospecha de que podrían haber participado en algunos otros hechos que no pudieron ser certificados.
La pena recayó sobre Daniel Miño, quien posee frondosos antecedentes penales; Rodolfo Cáceres; José De Los Santos; y Luis Miño. Todos fueron protagonistas de los hechos más resonantes por aquellos días, uno de ellos cometido sobre una propiedad del barrio Villa Jardín, donde actuaron con mucha violencia.
La banda se manejaba encapuchada y fuertemente armada. Las escuchas telefónicas y los testimonios aportados por las víctimas, además de otras tareas investigativas, sirvieron para acabar con quienes aterrorizaron a la comunidad en cuestión de pocos días.

Publicidad

Todos los hechos
En total son nueve los hechos que se les imputaron, de los cuales cinco tienen que ver con los actos cometidos durante esos días y los otros cuatro con la presencia en su poder de armas de fuego encontradas en la mayoría de los allanamientos que se les efectuaron durante la instrucción.
El 4 de octubre de 2011 Daniel Miño, junto a otras personas que no fueron identificadas, ingresó a las oficinas de Arenera del Litoral, luego de violentar las rejas de una de las aberturas. Los delincuentes se apoderaron allí de una caja de chapa, otra caja fuerte que estaba empotrada en la pared y diversos elementos de menor valor.
También fue comprobado que dos días después, el 6 del mismo mes, el propio Daniel Miño, Rodolfo Cáceres y José De Los Santos fueron los autores del robo al destacamento de Bomberos Voluntarios de Santa Coloma, en el partido de Baradero. Allí, violentaron la puerta de ingreso a la sede y se llevaron diversos elementos, entre ellos cinco lechones y una soldadora.
Durante la instrucción de la causa se logró establecer que esta banda fue la protagonista del asalto y robo perpetrado el 22 de octubre de 2011 en una propiedad del Cuartel II, en inmediaciones del paraje Mataderos, en el vivero Los Pinos.
Por este hecho fueron condenados Daniel Miño, José de Los Santos, Rodolfo Cáceres y Luis Miño. Alrededor de las 22.30 de ese día, con sus rostros cubiertos, irrumpieron en el interior de la vivienda, donde se desarrollaba una reunión de amigos, redujeron a todos y se llevaron diversos elementos como celulares, computadoras, cámaras, dinero en efectivo, una escopeta, un rifle, herramientas y una camioneta Toyota Hilux, entre otros elementos de valor.
Otro de los hechos que se le adjudica a “la banda de los encapuchados” fue el que tuvo lugar el 16 de julio de 2011 en una casa de Río Tala, donde habita la familia Coma, en la esquina de Camelino y Rivadavia.
Las victimas testimoniaron que cerca de las 21.30 de ese día, tres personas –la investigación estableció que se trató de Daniel Miño en compañía de otros dos sujetos encapuchados– ingresaron a la propiedad y se llevaron 15.000 pesos en efectivo, mercadería del comercio propiedad de la familia y otro monto de dinero no precisado que había en ese lugar.
El dueño de casa fue tomado como rehén y obligado a recorrer toda la propiedad, acompañado por los sujetos, mientras que la mujer del hombre fue maniatada y le taparon su rostro.
Otra de las causas que se instruyó en contra de esta banda, quizás la más resonante, fue la registrada el 21 de octubre de 2011 en la propiedad de la familia Cuenca, en el barrio Villa Jardín.
Por este hecho fueron condenados Daniel Miño y José de Los Santos, quienes en compañía de otros sujetos ingresaron a la propiedad en horas de la madrugada.
El dueño del lugar fue golpeado brutalmente y amenazado en varias oportunidades. La banda robó allí una cifra de dinero cercana a los 20.000 pesos en efectivo, herramientas de mano, una cámara de fotos, una computadora y demás elementos de valor.
Lo particular del caso fue que durante la investigación de cada uno de los hechos se logró establecer que durante los días previos al ilícito se había advertido la presencia de desconocidos sobre el frente de la propiedad. Evidentemente, estaban marcando la casa y analizando de qué manera ingresar.
Además, fue reconocido el mismo auto utilizado para el asalto, un Renault 19 gris, como el que en la previa simuló asistir a una persona a quien “justamente” se la había parado la moto frente a la casa.
Las otras causas que se les imputan a los integrantes de esta banda tienen que ver con diversos hallazgos que se concretaron durante los allanamientos y la tarea de la Policía.
Por ejemplo, el 4 de noviembre de 2011, mientras se desarrollaba un allanamiento en una vivienda de la calle Caseros, se logró secuestrar un arma de fuego calibre 22 y una moto Mondial 110 que había sido sustraída a una mujer en un hecho caratulado como robo agravado. Por otra parte, el mismo día pero en una propiedad ubicada camino al Basural, se secuestró un revolver calibre 32 largo y una escopeta tipo Ithaca.
También, en otro operativo efectuado en una casa de la Ruta 1001, se secuestró una pistola calibre 9mm.
Esa misma jornada, otra comisión policial participó de un allanamiento en la casa de dos de los imputados, sobre la bajada del Puerto, y secuestró un revólver calibre 38.

Todos condenados
Por estos hechos se condenó a Daniel Eduardo Miño, de 54 años, a la pena de cinco años de prisión efectiva por los delitos de robo calificado, en poblado y en banda, y tenencia de arma de guerra.
A Luis Oscar Miño, de 47 años, a cinco años y seis meses por el delito de robo calificado, en poblado y en banda, y tenencia de arma de guerra.
En el mismo juicio se halló responsable de los hechos al remisero José Oscar De Los Santos, de 29 años, que era el que trasladaba a la banda, además haberse comprobado la presencia de su auto durante los días previos en los lugares que después fueron robados. Sobre el chofer recayó la pena de cinco años de prisión por el mismo delito que los demás, robo calificado en poblado y en banda.
Sobre Rodolfo Oscar Cáceres, de 22 años, recayó la pena de cinco años de prisión por el delito de robo calificado, en poblado y en banda.
En esta causa también se condenó a una persona de 22 años quien hace poco tiempo decidió acabar con su vida mientras permanecía en el domicilio en el que vivía.

“El famoso de la Banda”
Entre los condenados se encuentra el más experimentado y conocido de todos: Daniel Miño. En el momento de su detención, sobre él recaía un pedido de captura por una investigación que tuvo a su cargo el Fiscal Vicente Botteri, por dos hechos que tuvieron lugar en septiembre de 2006.
Ambos ilícitos se produjeron en un comercio de Gobernador Castro y el imputado actuó en banda junto a otros sujetos que en su oportunidad ya habían sido detenidos y hasta fueron condenados.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias