32.2 C
San Pedro
sábado, enero 22, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Condenaron a los reclusos sampedrinos que encabezaron un motín en el Penal de San Nicolás

Carlos Escobar, Marcos Andrade y Gabriel Mendoza continuarán detenidos por varios años más al ser encontrados culpable de un hecho acontecido en la UP3 de San Nicolás cuando tomaron a varias personas de rehenes hace dos años atrás.

 

A mediados de la semana anterior se conoció la pena que les fue aplicada a tres delincuentes sampedrinos que en enero de 2019 lideraron un motín en la Unidad Penal N° 3 de San Nicolás.

Publicidad

Carlos Armando Escobar Villarruel, Marcos Facundo Andrade Arpía y Jorge Gabriel Mendoza Romero fueron condenados a 13 años de prisión efectiva al ser hallados responsables de la violenta jornada vivida durante la tarde del día viernes 18.

El Tribunal Criminal N° 1 de San Nicolás penó a los tres reclusos que ese día tomaron como rehenes a un médico, un enfermero y un agente del Servicio Penitenciario luego de que sea Mendoza quien solicitara atención sanitaria. Allí aprovecharon para retener a los profesionales y reclamar mejores condiciones de estadía en el Penal donde por esos días se encontraban alojados cumpliendo medidas procesales luego de haber participado en ilícitos de distinta gravedad.

El día en que encabezaron el motín fue Gabriel Mendoza quien se comunicó con La Opinión para exponer y hacer públicas sus condiciones antes de comenzar a negociar distintas alternativas con las autoridades penitenciarias. Los detenidos buscaban evitar su traslado ya que habían sido acusados de atacar y herir a otro preso en el interior de la cárcel.

Carlos Escobar y Gabriel “el Gabi” Mendoza se encontraban cumpliendo condenas por otros hechos que habían perpetrado y ahora, cuando se encontraban en la última etapa de sus penas, deberán permanecer detenidos ante esta nueva sanción que les fue aplicada. En el caso de Marcos Andrade estaba atravesando una medida de prisión preventiva.

Mendoza y Escobar se encontraban detenidos por haber participado del ataque armado a Pedro Lineros en marzo de 2014, en represalia del asesinato de Gastón “Chizito” Cabrera quien murió unos días antes. Mendoza permaneció prófugo durante varios meses hasta que una comisión policial logró capturarlo en una vivienda del barrio Las Flores, en Rosario.

Carlos Escobar también estaba imputado en un hecho de hurto y Mendoza un caso de robo calificado por el uso de arma de fuego cuya actitud para disparo no se pudo acreditar y otra por robo calificado en grado de tentativa.

En el caso de Andrade se encontraba detenido por diversos hechos de robos cometidos en el barrio Villa Igoillo pero mucho menor a los que se les imputaban a los demás delincuentes.

En cuanto a “Gabi” Mendoza, considerado uno de los delincuentes más peligrosos de la ciudad, cuenta con antecedentes de todo tipo pero el más significativo en el que estuvo involucrado fue el asesinato de Daniel Pereyra (15 años) cuando recién tenía 12 años. El hecho aconteció el 1 de febrero de 2004 en el boliche Terra Media.

A la vez fue uno de los autores del grave hecho acontecido en la casa de la familia Incisa el 6 de octubre de 2006, mientras que en julio de 2009 fue condenado a tres años y seis meses de prisión por una causa caratulada como portación ilegal de arma de fuego de grueso calibre, a la vez se le imputó otra causa por portación ilegal de arma de fuego y luego condenado por el asalto a la familia Gorosito y la entradera cometida a la familia Lavanchi en Santa Lucía.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias