12.8 C
San Pedro
miércoles, junio 23, 2021
spot_img

Concejales e instituciones quieren una reunión con Granados

El intendente interino recibió a la Comisión de Seguridad y se comprometió a trabajar en conjunto con ellos para afrontar la problemática. Luego hizo lo propio con las instituciones intermedias que se lo pidieron. El viernes viajará a Mar del Plata al acto de asignación de destino de los egresados de la policía, luego de que el Ministro de Seguridad le garantizara unos 22 agentes para la ciudad.

Publicidad

 

Ayer por la mañana, luego de recibir a vecinos de Villa Jardín, los concejales que integran la Comisión de Seguridad que preside Américo Quintana se dirigieron al despacho del intendente interino Fabio Giovanettoni, quien los convocó para dialogar sobre la problemática de inseguridad, incrementada en los últimos diez días.

Publicidad

El Jefe Comunal les detalló las reuniones que mantuvo la semana pasada con las autoridades policiales y judiciales –algunas más tensas que otras–, por un lado, y con el Ministro de Seguridad provincial Alejandro Granados, quien en la Jefatura Departamental de La Matanza se comprometió ante el sampedrino a enviar diez infantes –que llegaron el sábado– y a asignar 22 egresados de las escuelas descentralizadas.

Esos efectivos recibirán su destino definitivo el viernes en Mar del Plata, durante el acto de cierre del Operativo Sol al que fueron asignados durante el verano, y que encabezará el Gobernador Daniel Scioli, quien convocó a 80 jefes comunales para que dejen las ocupaciones de sus distritos y hagan bulto bajo el sol de la costa atlántica sobre la “Ola Naranja”.
Luego de recibir a los concejales, Giovanettoni hizo lo propio con la Sociedad Rural, Centro de Comercio y Foro de Seguridad, instituciones intermedias que reclaman históricamente por los hechos delictivos y que le solicitaron la reunión.

Entidades y oposición coincidieron en la necesidad de que Granados los reciba. Consideran que es necesario obtener respuestas y compromisos de parte del Ministro de Seguridad. Más por lo que dicen en off que por lo que se animan a hacer público: nadie cree que sea casualidad que el Jefe Distrital Juan Monje esté de vacaciones, que el titular de la Comisaría Fabián Gallo se haya quedado solo al frente de una zona minada, que la puja judicial que existe en las fiscalías esté ausente y que, justo ahora, varios presos que alguna vez contaron con cierta precaución hayan comenzado a abrir la boca para destapar ciertas irregularidades de las que muchos comentan pero cuyas pruebas aparecen en cuenta gotas.

“Coincido en que es una situación delicada que hay que abordar entre todos”, dijo Giovanettoni a La Opinión tras la reunión con ediles. “La idea es trabajar en conjunto y buscar soluciones a la comunidad, que es lo que está demandando”, aseguró.

Respecto de la necesidad de golpear las puertas de las autoridades provinciales, el intendente interino se mostró firme: “Uno no pide sino que exige respuestas. A veces se centralizan algunos reclamos en el municipio, como cuestiones judiciales, que no podemos resolver sino peticionar”.

Consultado sobre la llamativa ausencia del Jefe Departamental Gustavo Bonachera –presente en San Pedro cuando lo denunciaron por acoso sexual y cuando tomaron la Municipalidad, aunque sólo para mirar desde enfrente–, Giovanettoni indicó: “No he hecho un análisis puntual, estoy en contacto diario con las Fuerzas. Hay un análisis que prefiero reservármelo”.

El concejal a cargo del Poder Ejecutivo aseguró que pondrá en debate el plan de seguridad que le había ofrecido a Guacone y que publicó La Opinión, así como el de Raúl Manchone, quien asumirá su cargo al regresar de sus vacaciones, la semana que viene. De la misma manera, señaló que tendrá en cuenta “todo lo que otras fuerzas políticas puedan aportar” y consideró: “Si dejamos lo ideológico de lado y tenemos un ida y vuelta constructivo y no de la agresión, coincido en que debemos generar un plan que nos abarque a todos”.

Desde la oposición, Ariel Ramanzini, autor de un proyecto integral de abordaje de la problemática, manifestó su satisfacción con la convocatoria y el compromiso mostrado por el interino.
“Todos estamos muy preocupados, es una situación muy complicada. Creemos que es necesario de manera urgente tener una comunicación cara a cara con el Ministro de Seguridad, que estén todas las fuerzas políticas. Si puede estar acá el Ministro mejor; si no, iremos a donde haya que ir”.

De la misma manera opinó el concejal opositor y exsecretario de Gobierno Juan Almada, quien se refirió a la “urgencia de una reunión con el Ministro, ya que la provincia es el principal responsable que debe dar mayores respuestas”, y pidió la presencia de las “instituciones representantivas que hace muchos años vienen bregando por la seguridad” porque “esta es una situación que debe resolverse entre todos”.

Entre Monjes y Monjas – Por Lilí Berardi –

Acostumbrados a quedar en medio del fuego cruzado, los periodistas solemos intuir, olfatear, percibir, sentir o apreciar aquello que se oculta tras la escena principal.
“¿Dónde está Monje?”, preguntó un colega para saber qué destino eligió en sus vacaciones.  ¿Las mismas que suele mostrar en Facebook con el cuerpo bronceado y aceitado cual modelo publicitario? “Se hizo Monja”, respondió otro a las carcajadas mientras llegaba a la Comisaría el sábado por la noche, cuando aún ardían las palmas de la manifestación popular del día anterior y cerraban dos importantes operativos de secuestro de drogas que no alcanzaron para que el intendente interino Fabio Giovanettoni pudiese dormir tranquilo. Pues bien, no sólo la ausencia de Monje sino la feroz interna entre fiscales tiene como blanco a la sociedad que asiste a un espectáculo cruel y desintegrador.

Más allá de la anécdota, no estamos entre monjes ni monjas. Hay demasiados intereses en juego como para que la cuerda se tense hasta límites insoportables. Todo parece apuntar a nuevos cambios en la policía, como si el enroque fuese garantía y la memoria un simple resorte que se dispara con nombres de efectivos corruptos de cabo a rabo que llegaron a esta ciudad desde lugares donde la carrera delictiva es materia obligatoria y la presencia de fiscales un lujo.

Aquí la decisión política juega un rol fundamental a la hora de respaldar la acción de quien hoy está a cargo de la seguridad de San Pedro y tiene las manos atadas porque no sabe de qué rincón vienen las balas. A buen entendedor pocas palabras, y a los fiscales un solo mensaje: la ciudad los necesita activos, probos, dispuestos y honestos para guiar a una fuerza que se degrada no sólo en su preparación sino en los más mínimos razonamientos desde que el ingreso a la Fuerza es “un terciario con renta segura” pero manejando armas, con pibes de 20 años, con seis meses de instrucción a los que además de una pistola se les puede dar un patrullero.

Que las autoridades tomen nota porque mucha gente está harta y empieza a regocijarse con videos que muestran justicia por mano propia.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias