16.1 C
San Pedro
lunes, septiembre 20, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Con una carta, un niño le pidió a Cecilio Salazar que construya una cancha de básquet pública y lo recibió en su despacho

Se trata de Gino Giacomelli, de 9 años quien hoy al mediodía, acompañado por su mamá, Romina; fue a la Municipalidad a entregarle su nota al intendente que le abrió las puertas de su oficina, lo escuchó y se comprometió a, tal el pedido del chico que juega en Mitre, instalar en el Paseo Público "un aro en un sector con piso para tener un lugar público para jugar”. Cómo le surgió la idea que llevó adelante con ayuda de su familia.

spot_img

 

Un domingo cualquiera Gino Giacomelli salió de su casa con su pelota de básquet en buscar de un aro público donde poder jugar como lo hace cada semana en Mitre. Recorrió calles, plazas y boulevares pero no encontró ninguna. Ni siquiera en la costanera, donde los espacios públicos son más amplios. Por ello, se le ocurrió que en el Paseo Público, en la zona del exbalneario donde días atrás se emplazaron canchas de fútbol-tenis, se podría construir una de su deporte favorito.

Publicidad

Sin embargo, no sabía a quién ni cómo pedirlo. "Le dijimos que le escriba una carta al intendente para pedirle con educación y sin ánimos de ofensa un aro para poder jugar", relató a La Opinión su mamá, Romina Valvo, quien ayudó a su hijo a redactar el mensaje para Cecilio Salazar y lo contactó con el objetivo de hacérselo llegar.

BI4A8289

-La carta que redactó Gino para Salazar. Foto: Municipalidad.

"Sr. intendente Cecilio Salazar: Le escribo para pedirle que dentro del Paseo Público o Balneario se instale un aro de básquet con un piso para que todos los que practicamos básquet en un club tengamos un lugar público para jugar. Yo juego en premini del club Mitre. Muchas gracias por recibirme, lo saludo con afecto. Gino Giacomelli", escribió con lapicera azul en una hoja con renglones el niño de 9 años quien, tal explicó, se desempeña en Mitre.

Para sorpresa de Gino y su familia, Salazar lo recibió hoy al mediodía en su despacho, recibió la carta, escuchó atentamente el pedido del chico sampedrino y se comprometió a cumplirle su deseo. "El intendente lo quiso recibir y hablar con él. La atención fue muy buena, se volvió re contento", contó Romina quien, también, admitió que Salazar se "emocionó" cuando el pequeño deportista terminó su relato.

Por último, la mamá que acompañó a Gino en la oficina del Jefe Comunal admitió que "no pensó" que los iban a "atender tan bien" teniendo en cuenta las obligaciones que tiene el intendente en su agenda cotidiana. Incluso, explicó que la iniciativa, la cual Salazar delegará al área correspondiente para que la haga realidad, será para que todos los sampedrinos puedan tener una cancha de básquet pública en la que jugar.

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias