19.9 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

Con Salazar presente, el partido Fe ratificó su “acompañamiento” a Alberto Fernández y Axel Kicillof

Los referentes nacionales y provinciales del partido que fundó la UATRE para participar activamente en política por fuera del PJ selló el sábado su acompañamiento a los gobiernos nacional y provincial del Frente de Todos en una reunión virtual tras la que difundieron sus "definiciones de cara al presente y al futuro político". "No tenemos dudas de en dónde tenemos que estar y es acompañando a nuestro presidente y a nuestro gobernador, desde nuestra identidad peronista a la que nunca vamos a renunciar", dijo Ramón Ayala.

Publicidad

 

Una reunión virtual de la plana nacional y provincial del partido Fe, que incluyó al intendente de San Pedro, Cecilio Salazar, que preside esa organización política en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, ratificó el respaldo de ese espacio a los gobiernos de Alberto Fernández y Axel Kicillof.

Publicidad

El partido que fundó el fallecido líder de la UATRE, Gerónimo "Momo" Venegas, como brazo político de esa organización sindical y para competir en elecciones por fuera del Partido Justicialista, al que siempre habían pertenecido, selló así su respaldo a los gobiernos del Frente de Todos y su alejamiento total de la alianza Juntos por el Cambio, de la que formó parte hasta que Macri y Vidal perdieron sus intentos reeleccionarios.

El diputado nacional y presidente del partido Fe, Pablo Ansaloni, y el secretario general de la UATRE y las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas, Ramón Ayala, encabezaron el encuentro del que participaron, además de Salazar, otros referentes como intendentes, diputados y senadores que esa organización tiene en diversos municipios y provincias.

El encuentro virtual tuvo el objetivo de establecer "definiciones de cara al presente y al futuro político" y de allí surgió la ratificació del acompañamiento a la gestión del presidente Alberto Fernández y del gobernador Axel Kicillof.

"Sabemos muy bien lo que representamos y defendemos todas las compañeras y compañeros de nuestro partido Fe y de las 62 Organizaciones: representamos el legado del General Perón y de la inmortal Evita y defendemos sin concesiones los intereses de los trabajadores", dijo Ansaloni.

Ayala, por su parte, fue contundente "No tenemos dudas de en dónde tenemos que estar y es acompañando a nuestro presidente y a nuestro gobernador, desde nuestra identidad peronista a la que nunca vamos a renunciar".

Ansaloni convocó a "reorganizar nuestras filas, sumar a quienes nos vean como una alternativa peronista y marcar a fuego nuestra línea política, siendo orgánicos y disciplinados", un mensaje que repercutirá en las alianzas locales del partido Fe, sobre todo en lugares como San Pedro, donde Salazar mantiene el acuerdo que lo llevó dos veces a la intendencia, con la UCR barbierista y el PRO.

La primera gran señal de alejamiento de Juntos por el Cambio y de acercamiento al oficialismo lo había dado el diputado Pablo Ansaloni cuando decidió romper con el bloque del que formaba parte y conformar, junto a otros legisladores, el denominado interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, una decisión que le valió ser llamado "traidor" por el propio Mauricio Macri.

Los acercamientos al oficialismo por parte de los hombres de la UATRE y el partido Fe continuaron desde la asunción de Alberto Fernánez y Axel Kicillof: en mayo pasado, seis intendentes bonaerenses se denominaron "vecinalistas" y conformaron un grupo separado del de los jefes comunales opositores para mantener diálogo con el gobernador desde una "tercera posición".

Además de tener un espacio de diálogo político y de gestión con Kicillof, este grupo de intendentes entre los que se encuentra Salazar supo cuestionar en duros términos a Juntos por el Cambio y a la propia exgobernadora María Eugenia Vidal.

Ansaloni, Salazar y el partido Fe en general tuvieron serias diferencias con el kirchnerismo y fueron muy críticos de la gestión presidencial de la actual vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. De la misma manera, habían tenido enfáticos respaldos a las gestiones de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal mientras gobernaban el país y la provincia, e incluso los acompañaron en las elecciones 2019.

La ruptura dentro de Juntos por el Cambio se produjo sobre todo tras la derrota en esos comicios, teniendo en cuenta que el fin de los gobiernos de Macri y Vidal significó un reordenamiento interno muy importante al interior de esa alianza, y las diferencias comenzaron a ser más fuertes que las coincidencias.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias