24.2 C
San Pedro
lunes, marzo 1, 2021

Con incertidumbre y polémica, el lunes es la fecha de inicio de clases

Con un paro nacional que será convocado para lunes y martes, una reunión clave en Provincia por la cuestión salarial, protestas y reclamos por el cierre de cursos, escuelas y otras reformas, comienza la semana que viene el ciclo lectivo. La canasta escolar aumentó un 28 por ciento respecto del año pasado.

Publicidad

 

La decisión del presidente Mauricio Macri de eliminar las paritarias docentes a nivel nacional trasladó el debate a cada provincia, aunque los sindicatos se preparan para convocar a un paro en todo el país para lunes y martes, fecha de inicio del ciclo lectivo.

Publicidad

En la provincia de Buenos Aires reina la incertidumbre luego de la oferta del 15 por ciento en tres cuotas –enero, mayo y septiembre–, no acumulativas, que fue rechazada por el Frente de Unidad Docente, que nuclea a los sindicatos.

En San Pedro, Feb y Suteba son, respectivamente, los de mayor representación. El lunes, sus afiliados participaron de una protesta en el Consejo Escolar, en la que expusieron cuestiones que afectan a docentes y alumnos en todo el territorio bonaerense.

“Los sindicatos docentes alertamos el avance sobre nuestro estatuto, obra social, sistema previsional y el derecho a la educación de niñas, niños, adolescentes y adultos”, señalaron en un comunicado los docentes sampedrinos, que enumeraron una serie de puntos en conflicto.

“Denunciamos cierre y fusión de cursos; cierre de escuelas rurales y de islas; cierre de bachilleratos de adultos; ceses de provisionalidades y suplencias; cambios arbitrarios en el acceso a cargos de secretarias/secretarios de asuntos docentes; jubilaciones de oficio; dificultades en el nuevo régimen de licencias médicas que afecta la cobertura y continuidad de suplencias; corte de cobertura de IOMA
debido a atraso en pagos por desfinanciamiento de nuestra obra social solidaria”, dice el texto.

Recomposición salarial

Como en toda la provincia, aguardan los resultados de una reunión que tendrá lugar hoy en La Plata, aunque la expectativa es baja, ya que el gobierno está firme en su postura acerca de que esa es la última propuesta.

La gobernadoa María Eugenia Vidal y el director general de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny, llevaron el debate al terreno de las inasistencias docentes, donde el colectivo de trabajadores de la educación tiene sus dificultades.

La semana pasada, la administración bonaerense confirmó que, más allá de la  discusión paritaria, el plus por presentismo  que ofreció se va a pagar. Son 4500 pesos por única vez para los titulares que no faltaron durante 2017. Entre los docentes, graficaron: “Lo cobrarán los que no se enfermaron, los que no tuvieron un hijo u otro familiar enfermo, los que no tuvieron que ir a rendir exámenes porque no se están capacitando, etc.”.

Los gremios insisten con una oferta que incluya una recomposición salarial que supere el 20 por ciento y que se incluya “cláusula gatillo” ante la perspectiva inflacionaria, que contempla el importante incremento en las tarifas de servicios públicos.

La polémica por el cierre de cursos

El cierre de escuelas en la zona del Delta inferior para fusionar cursos por baja matrícula generó polémica. A ello se sumó la decisión del cierre de 39 colegios de la zona rural de diversos puntos de la provincia, por el mismo tema. Esta semana, la situación de los bachilleratos para adultos agregó otro debate.

En San Pedro, los sindicatos se pusieron en alerta porque desde el Ministerio de Educación provincial dijeron en un diario nacional que hay otros 870 establecimientos que tienen entre 5 y 15 alumnos que son analizados para su cierre. Desde la Jefatura Distrital local aclararon que no tienen información alguna acerca de la posibilidad de que se cierren escuelas rurales.

Lo que sí se cerraron fueron divisiones de primaria en las escuelas 7, 19 y 42, cuyos docentes fueron reasignados, con el consecuente desplazamiento de provisionales en otros colegios.
Los sindicatos se quejaron porque las reuniones de tratamiento de la “planta orgánica funcional”(POF) son de marzo a mayo y es en ese ámbito, con participación de todos los actores, donde deben decidirse esas cuestiones.

Todos saben que la norma es “si no hay chicos, no hay escuelas”, pero esperaban debatir esos temas en las reuniones de POF, sobre todo porque, como explican docentes que trabajan en el campo, “no todo es números” en las realidades educativas de cada territorio.

San Pedro tiene 18 jardines más el de Banfield, que no estará operativo para la semana que viene; 40 escuelas primarias y 20 secundarias, siempre dentro del ámbito público.
En los jardines y las primarias siempre hay problemas porque hay establecimientos superpoblados. Faltan jardines para estar tranquilos, pero no primarias, puesto que bancos hay; el problema es que escuelas como Normal, 6 y 1 están abarrotadas de alumnos. En la 6 debe haber alrededor de mil chicos, por ejemplo.

En el campo, la realidad es otra. La matrícula es baja en primaria y algunas escuelas corren riesgo de que se fusionen con otras si la política gubernamental se sigue a rajatablas. “Es más barato trasladar a los chicos que mantener el edificio y el personal”, es el razonamiento en el gobierno.

Las primarias 35, 19, de La Ideal, La Buena Moza, Tablas, El Espinillo, La Estrella son escuelas primarias con baja matrícula en la zona rural, que sufren el éxodo a la ciudad de los habitantes de esas regiones.

Las secundarias en Gobernador Castro y Santa Lucía tienen “competencia” privada, por lo que su matrícula es menor a la que se esperaría por la cantidad de habitantes de cada pueblo.

En La Tosquera, el ciclo superior de bachillerato es “pluriaño”, es decir que los alumnos de 4°, 5° y 6° cursan en el mismo salón, con los mismos docentes de la orientación; en esa escuela y en la Agraria ­­­­–cuya construcción de un edificio “modelo” insumió decenas de millones de pesos– hay un promedio de dos egresados por año.

La canasta escolar aumentó otra vez

Como todos los años, comprar los artículos que los chicos necesitan para el primer día de clases es más caro que en el período anterior. Según un informe de la Defensoría del Pueblo bonaerense, los productos de librería e indumentaria que conforman la canasta escolar aumentaron un 28 por ciento.

El informe señala que armar una mochila con productos básicos tiene un costo mínimo de 1.141 pesos y que una familia con dos hijos en edad escolar necesita $ 3.658 para comprar un par de mochilas con útiles, guardapolvos y dos pares de zapatillas.

Según el estudio, los cuadernos forrados de 48 hojas y cuadernos de 80 hojas universitario aumentaron un 35 %; los artículos de geometría como escuadras, reglas, transportadores y compás, del 34 al 45 %; temperas, crayones y lápices de madera económicos, entre un 30 y un 38 %; los guardapolvos blancos primera marca, un 21 por ciento.

“Que la canasta básica tenga esta suba en un año no sólo supera las previsiones oficiales sobre la inflación, sino que también golpea el bolsillo de las familias que hace dos años no paran de sufrir aumentos en todos los servicios y en la mayoría de productos para cubrir sus necesidades básicas”, expresó el defensor Guido Lorenzino.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias