17.3 C
San Pedro
viernes, abril 23, 2021

Con graves acusaciones que no formalizó en la Justicia, Paola Prez dio el primer portazo en el gabinete de Salazar

La abogada era Directora de Niñez, Adolescencia y Familia. El viernes, tras una discusión con el intendente en una reunión operativa sobre la asistencia por el temporal, decidió renunciar. En el texto oficial esgrimió dos motivos: “violencia” y “maltrato” por parte del Jefe Comunal; y “cuestiones claramente fuera del marco legal” en la actuación del Partido Fe con las donaciones. El Gobierno rechazó las acusaciones y Salazar reconoció “un cruce” pero dijo que nunca le faltó el respeto. La polémica estalló cuando la exfuncionaria contó que la llamaron “gorila” y le disparó a Corti, Galván y Britos.

Publicidad

 

El temporal dejó afectados en los barrios que sufrieron las inclemencias, pero también en el Gobierno de Cecilio Salazar, donde las cosas no funcionaron de la manera más aceitada durante la intervención urgente que hubo que desplegar para asistir a los damnificados. Tanto fue así que el viernes, luego de las acciones por el conflicto con la clínica San Martín, el despacho del Secretario de Gobierno fue escenario de una reunión que terminó con un duro cruce entre el intendente y al menos una de sus funcionarias, que se fue de allí convencida de que debía renunciar y así lo hizo.

Publicidad

La abogada Paola Prez, Directora de Niñez, Adolescencia y Familia no sólo renunció al cargo sino que además dejó explicitado primero en el texto oficial, luego en declaraciones que brindó a La Opinión y más tarde en un descargo público que emitió vía Facebook una serie de acusaciones graves que implican un cimbronazo político sobre el Gobierno de Salazar, pero también un señalamiento que podría derivar en una causa judicial, si acaso la exfuncionaria cumple con lo que corresponde, que es denunciar en la Justicia las sospechas de la comisión de delitos, que es lo que deslizó en cada una de sus intervenciones.

Como era de esperar, la respuesta contra Prez no tardó en llegar. Primero Salazar, luego la Secretaria de Desarrollo Social Karina Chiarella y más tarde el Secretario de Gobierno ofrecieron declaraciones al respecto a este medio, a lo que deben sumarse la carta documento mediante la que el Ejecutivo aceptó la dimisión de la abogada a su cargo en el gabinete y el descargo público que hizo el concejal suplente y titular de la Juventud Fe, Fernando Negrete.

De puño y letra, con sello y todo

El tema tiene dos versiones encontradas. Las de los documentos oficiales son las más importantes. Uno de ellos es la renuncia de Prez. El otro, la aceptación de Salazar.

Dijo la Directora de Niñez, Adolescencia y Familia sobre su renuncia: “Dos de los motivos que me llevan a presentar la misma son: por un lado, los malos tratos y la violencia con la que fui tratada por usted el día 22 de abril del corriente año; y por otro, el hecho que Ud. ha determinado que los bienes donados al Estado Municipal sean administrados y controlados por el Partido Fe del cual usted forma parte, bienes que fueron donados para las personas afectadas por las condiciones climáticas. Cuestiones claramente fuera del marco legal”.

En su respuesta oficial el intendente, además de aceptar la dimisión, dejó expresado: “Niego y rechazo los motivos que aduce para llevar adelante tal decisión”, dice y señala que en la reunión les indicó a todos los miembros del gabinete “políticas de Estado a llevar adelante por la Secretaría de Desarrollo Humano ante la emergencia climática” con “hincapié en la necesidad de los afectados y la urgencia que tal situación amerita en la asistencia”.

También dejó aclarado que la Juventud Fe “recibió múltiples donaciones llevadas a cabo por ciudadanos y empresas que, de manera desinteresada, contribuyeron con su aporte a paliar tal situación”, las que fueron distribuidas “entre los más necesitados”.

Cruces políticos

El problema no quedó zanjado en las notas oficiales, que de por sí ya tenían un tenor poco habitual. Prez contó a este semanario que no quería seguir “al lado de una persona que no tiene respeto”, y contó que el intendente “trató de inútiles a medio Desarrollo Humano”. En off, no faltó quien dijera que “podría ser calificado de ‘maltrato’ pero no de ‘mentira’”, lo que da cuentas acerca de cómo se ven los aliados políticos que forman parte de la alianza Cambiemos en San Pedro.

La Opinión analizó y publicó que había diferencias dentro del gabinete, al punto de recordar la división entre “Divinas” y “Populares” que caracterizó a la no-gestión Guacone. En su discurso anual, Salazar dijo que no había tales divisiones. Obvió hacer referencia al tema de la tira adolescente de la que surgieron los conceptos.

Pero que las hay, las hay: no en vano el presidente del Concejo Deliberante sufrió una falta de respaldo ostensible cuando aprobaron enviar al Tribunal de Cuentas una consulta respecto de la legalidad de la designación de Alejandro Donatti como Secretario Administrativo del HCD. No en vano el intendente no tuvo empacho en recordar que en la zona del CIC se hicieron muchísimas viviendas en terrenos no aptos, por lo que hoy todos los vecinos sufren anegamientos cuando llueve.

Chiarella, a mitad de camino

De la Secretaria de Desarrollo Humano se esperaba que fuera vocera para explicar la situación en nombre del Gobierno, o al menos eso dicen los manuales nunca escritos pero siempre repasados de la gestión política acerca de la “reducción de daños” que no debe afectar al Jefe porque será frenada por los funcionarios que lo rodean.

Sin embargo, Karina Chiarella intentó navegar entre dos aguas, sin demasiada suerte. Dijo que Prez no renunció por diferencias con ella, quien de hecho llevó a la abogada que integrara la lista de Sergio Rosa al gabinete. “Son cuestiones de ella, personales”, dijo sin profundizar y señaló: “Es una función, un lugar muy difícil el que ella estaba ocupando. Me acompañó en todo. Estábamos trabajando bien”. Luego dijo que Prez “tiene unas cuestiones de salud”.

La exdirectora de Niñez, en cambio sostuvo que no “comparte” la posición de la Trabajadora Social que históricamente militó en el Socialismo binnerista de “resistir” dentro el Gobierno, lo que confirma lo que este semanario ya había adelantado: dentro del gabinete y en el entorno del intendente hay quienes no comulgan con el estilo de Chiarella.

De alguna manera, Prez dio a entender que son los mismos con los que ella no tiene afinidades.

Munición gruesa

Uno de los primeros en disparar fue el propio intendente. El lunes por la noche le dijo a este semanario que el “cruce” del viernes surgió porque Prez le planteó por segunda vez “si era conveniente darle mercadería a la gente que la estaba necesitando, porque eso perjudica al comercio local”.

“Le dije que en vez de plantearme eso debería salir a la calle a preguntarle a la gente que la estaba pasando mal qué necesita, como hacen los chicos del partido Fe y sin cobrar un peso, y que ella cobra para eso. Eso la ofendió y dijo que renunciaría. Le dije que estaba bien, que renuncie”, detalló el Jefe Comunal.

Fernando Negrete, de la Juventud Fe sostuvo que hacen su tarea “con amor” y que cada uno tiene su “trabajo”, que “no son puestos políticos”.

Corti dijo que los jóvenes de Fe llegaron “donde no podíamos llegar con la gente que cobra”, de lo que se deduce que alguien en el Estado local no hizo su trabajo, que es estar en el territorio y no sólo cuando hay emergencias.

“En la retirada es la última oportunidad de ser honorables y la Doctora Prez ha desperdiciado esa oportunidad, afirmando cosas que no han sido así”, disparó el Secretario de Gobierno.

El ventilador de Prez

La abogada publicó un duro descargo en Facebook. En política se dice que “hay que bancar con el lomo lo que se dice con la boca”. En este caso, más allá de las cuestiones de ese ámbito, se ponen en juego otras, de orden judicial, que la exfuncionaria deberá honrar como tal y como mujer del Derecho.

En el texto publicado dijo que en el gabinete “naturalizaron sin actuar” los “malos tratos y la violencia que el Intendente despliega”, y señaló que el “enojo” surgió cuando cuestionó que el Secretario Privado Jonathan Galván le dijo que iban a “guardar mercadería en un galpón”, a lo que no accedió.

Contó que el viernes llegó un camión con mercadería del Banco de Alimentos desde Rosario que había gestionado desde Desarrollo Humano y que eso “tuvo destino seguro: el Partido Fe”.

“Me trató de Gorila”, acusó al peronista Salazar, y disparó contra todos: dijo que Corti “no pierde oportunidad para realizar expresiones de desprecio hacia la gente de bajos recursos”, que los llama “negros de mier…” y que dice que “les pasaría una topadora”. Que Galván pretendía “desviar” y “ocultar” bienes que iban para los afectados por el temporal. Que el Secretario de Salud Edgar Britos sólo “sirve para las fotos”.

Y, como última granada en retirada, antes de decir que quería hacer todo “dentro del marco de legalidad, fuera de él nada”, lanzó: “Creo que le cayó la ficha al Intendente que desde que había asumido no le había tendido una mano a la gente que lo ayudó en campaña. Ahora lo hace por conveniencia, se preparan para las elecciones 2017”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias