21.2 C
San Pedro
viernes, septiembre 24, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Comenzó la construcción de las 309 viviendas

La empresa Giribaldi que tiene a su cargo también la construcción de las viviendas sobre los terrenos de Arcor y las de Gobernador Castro, puso en marcha la primera etapa de las 309 viviendas que se levantarán en los terrenos del Plan Familia Propietaria. Tienen problemas con el envío de fondos desde la Provincia ante el retraso de las certificaciones y esto genera complicaciones. El Director de Viviendas dijo que a pesar de que les ofrecieron trabajo a los que construyeron las 291, “la mayoría no quiso trabajar”.

spot_img

 

Lejos de representar una respuesta concreta a quienes están esperando que se construyan nuevas viviendas para los que quieren pagar cuotas accesibles, la construcción de casas en el marco del Plan Federal está en marcha pero con destinatarios ya asignados.
Es complejo acceder a los listados de beneficiarios y genera grandes complicaciones revisar las características de los grupos familiares que se han inscripto, sobre todo porque en algunos casos se llevan lustros esperando una respuesta y en ese lapso ha sido mucha más la gente que ha caído en la necesidad de tener ayuda para una casa propia.
Las mismas dificultades que tuvo la Municipalidad cuando intentó convertirse en una empresa de construcciones “por administración” con la intención de manejar mejor los recursos y dar trabajo en San Pedro, las tiene ahora la empresa que se hizo cargo de las obras más importantes.
Es que trabajar dependiendo del dinero que envía la Provincia después de las certificaciones de avance que se realizan desde el Ministerio de Obras Públicas Bonaerense, puede estar sujeto a discontinuidades cada vez más complejas. La situación económica de la Provincia de Buenos Aires es preocupante y ese déficit del que tanto se habla presenta como una de las aristas más sensibles, el retraso en el envío de fondos para obras en plena ejecución. La Municipalidad cuando construyó las 150 viviendas para la emergencia del 2000 echó mano a fondos propios que permitieron continuar a pesar de los retrasos provinciales. Las empresas privadas, generalmente, no invierten dinero propio, aguantan hasta donde pueden y luego deciden suspender personal o paralizar obras hasta que llegue el dinero.
Esto se nota tanto en el Barrio Arcor en donde las 80 casas están “casi terminadas” desde hace semanas y por el cual se registra una deuda de dos certificados equivalentes a unos 700 mil pesos. Algo similar ocurre en Gobernador Castro donde se construyen 118 viviendas del Plan Federal que también aceleran cuando llega el dinero pero tienen vaivenes.
En el caso de las 309 viviendas, si bien hubo un anticipo importante antes de iniciar la obra, después se produjeron retrasos y actualmente se está negociando un ajuste para ponerse al día. Con un grupo de alrededor de 30 trabajadores, la empresa ya ha realizado las bases de tres manzanas y ha presentado algunas estructuras con bloques que podrían ser usados como parte de la construcción general. El Arquitecto Flavio Peyró confirmó que tenían prioridad los trabajadores que estuvieron en la construcción del Barrio de 291 viviendas (que al final fueron menos) pero que la mayoría después de quejarse “no quiso trabajar. Sólo hay uno o dos de ese grupo y el resto es gente nueva”, confirmó.
Salvo que se tome la decisión de entregar casas del Barrio Arcor antes de fin de año, no habría otras entregas hasta el año que viene.

Publicidad
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias