3.4 C
San Pedro
miércoles, junio 16, 2021
spot_img

Colapso sanitario: Shock Room completo con pacientes COVID y no hay camas disponibles para accidentados graves

El jefe del Servicio de Emergencias del Hospital, José Herbas, informó que desde el fin de semana, cuando tuvieron que internar pacientes COVID en el Shock Room, no lograron recuperar la disponibilidad de esas camas con respirador. Aseguró que si ingresara un paciente accidentado que requiera terapia, no tendrían dónde ubicarlo y deberían conseguir una derivación urgente.

Publicidad

 

“El sistema de salud está colapsado”, aseguró este jueves en Radio Cuarentena el jefe del Servicio de Emergencias del Hospital, José Herbas, y confirmó que las cuatro camas del Shock Room, que estaban reservadas para pacientes no COVID que necesite terapia intensiva, están todas ocupadas por personas con coronavirus.

Publicidad

“Hace varias semanas que venimos con el sistema colapsado. Tuvimos que decidir abrir el Shock Room”, contó Herbas. Durante el fin de semana ingresaron pacientes con saturación por debajo de la situación crítica y decidieron internarlos en ese sector, ante la falta de terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica.

“Desde entonces, esos respiradores están ocupados con pacientes con coronavirus, al igual que la terapia intensiva”, señaló el médico.

Esto significa que si una persona sufre, por ejemplo, un accidente de tránsito grave y necesita terapia intensiva con respirador, deberá ser derivado de manera urgente a un efector de salud fuera de San Pedro.

“Hasta ahora hemos podido, articulando permanentemente con el doctor Sualdea y el doctor Creus, casi hora a hora, para deriver pacientes a ANDAR, a las clínicas, pasar a piso un paciente que se recuperó en terapia”, dijo sobre los contagiados de coronavirus.

“Si yo necesito un respirador para una persona no COVID, estaría en serios problemas”, advirtió José Herbas.

“Lo que nos puede generar un problema bastante serio es una persona no COVID que tenga un traumatismo de cráneo y que necesita intubarlo, por ejemplo, no sabríamos donde ponerlo porque tengo todas las zonas ocupadas con el COVID. Eso es una situación seria para nosotros, potencialmente seria”, advirtió Herbas.

El médico aseguró que hasta ahora la “suerte” ha jugado a favor del sistema. “Digo, hasta ahora porque más tarde, dentro de media hora, no le sabría decir”, se sinceró el médico.

“Si hoy me ingresa un paciente traumatismo de cráneo, por un accidente de moto porque la persona tuvo la precaución de usar casco y tiene un traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento y lo tengo que respirar, yo con el terapista no sabría qué decir. Mirarle a la cara para decirle ‘dónde lo ponemos’, y, aparte, quién nos lo recibe, porque también esta esa situación: está saturado todos los lugares donde reciben paciente de este tipo porque también están utilizando sus camas para COVID”, describió José Herbas.

“Yo no hago alarma ni victimización, pero el comportamiento social nos tiene que acompañar”, dijo el jefe de la Guardia.

“Tengo las cuatro camas ocupadas. No tengo respirador, no hay respirador. Esto nos está pasando como pasa en un montón de municipios y aún mas, hay otros municipios que no tienen la capacidad que nosotros hemos creado”, señaló respecto del Shock Room, un espacio que generó la posibilidad de tener terapia intensiva en la Guardia.

Herbas señaló que para los tres respiradores que facilitó el Hospital privado SADIV no hay capacidad edilicia. “No tenemos más lugar, porque para un respirador se necesita un lugar edilicio, una enfermera si está apartado”, dijo .

En ese sentido, Herbas destacó: “Si nosotros colocáramos un respirador en otro lugar, en otra habitación, necesitaríamos la potencia de oxigeno que necesita un respirador, otro grupo de enfermeras, medico terapista, imagínese que ya para la terapia nuestra es difícil conseguir terapista”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias