23.4 C
San Pedro
viernes, julio 23, 2021
spot_img

Clínica San Pedro: “Había una sola enfermera para atender a diez o doce pacientes”

Una de las trabajadoras del nosocomio que cerró sus puertas la semana anterior, dio detalles de cómo era trabajar en el establecimiento en esta última etapa. Denunció la falta de médicos e insumos y la ausencia de los profesionales que componen el directorio.

Publicidad

 

El cierre de la clínica privada San Pedro provocó la reacción de los trabajadores que más allá de los reclamos y la permanencia en el nosocomio pidiendo por su reapertura y que se les abone lo que les adeudan, con el paso de los días van dando detalles de cómo era trabajar allí en los últimos meses.

Publicidad

Las condiciones en las que debían trabajar eran deplorables, denunciando la falta de médicos, todo tipo de insumos, y un claro destrato de quienes como autoridades de la clínica debían responder por los trabajadores y principalmente por los pacientes que peleaban por sus vidas internados durante varios días.

Anabela fue una de las enfermeras que más se visibilizó durante la marcha y escraches del viernes pero a la vez se animó a contar en Sin Galera lo que sucedía en el nosocomio puertas adentro. Durante la jornada, frente a la casa de uno de los médicos, denunció que trabajan sin oxígeno, que no tenían sábanas, entre otras cosas.

“Al principio de la pandemia cuando empezó todo esto del Covid, tuvimos un muy buen equipo de trabajo que estaba al mando de la doctora Schiaffino y el doctor Sayago junto con la kinesióloga Laura Maidana”, resaltó la trabajadora. “Teníamos un grupo muy bien organizado donde ellos se ocupaban muy bien de los pacientes, se hacían video llamadas, siempre se estuvo muy presente con las familias y sobre todo con el paciente”.

“Debido a la falta de pago a los médicos ellos tuvieron que renunciar porque lógicamente nadie trabaja sin goce de sueldo”, aseguró la mujer además de agregar que lo mismo sucedió con la falta de insumos.

“Schiaffino y Sayago plantearon las condiciones en las que querían trabajar y bueno, los directivos no respetaron lo que los médicos habían solicitado, por ejemplo los insumos para poder trabajar como corresponde”. “No se cumplió y ellos decidieron retirarse nuevamente y desde ahí vino la decadencia”.

“Estos mismos médicos eran los que traían insumos a la clínica, incluso ellos eran los que nos proveían a nosotros de mamelucos y demás”, denunció Anabela.

Sobre la tarea que se realizaba a diario y el funcionamiento del sector alquilado por el hospital y el de la clínica, la mujer señaló que “Del lado del hospital ellos tenían su manejo, su metodología, ellos trabajaban aparte, era independiente de nosotros”. “Ellos manejaban su ala, nosotros no teníamos manejo de eso”.

“Después que se fueron Schiaffino y Sayago nunca tuvimos un médico de cabecera que hiciera el seguimiento de los pacientes del área covid”. “Venían los médicos de guardia, al que venía le tocaba, porque bueno, pobres los médicos de guardia, venían y trabajan uno o dos días, veían que era deplorable la forma en la que se trabajaba y no querían volver”, remarcó.

“Después que se fueron Schiaffino y Sayago nunca tuvimos un médico de cabecera que hiciera el seguimiento de los pacientes del área covid”

Además sobre las actividades que realizaron los médicos que forman parte del directorio durante la pandemia, la enfermera afirmó: “Los médicos directivos de la clínica no atendían a los pacientes con Covid, no trabajaban, por eso les decíamos que no se querían contaminar”.

“Soportamos todo esto porque teníamos la necesidad de trabajar, nosotros también nos llevábamos cargas psicológicas a nuestras casas”.

“A veces trabajábamos una sola enfermera para diez o doce pacientes. No teníamos camilleros y les teníamos que pedir a los familiares para que nos ayuden a camillar.  Era un solo ir y venir, y todo lo hacía una sola enfermera”, denunció la enfermera.

“Sabíamos que así no se podía trabajar pero no podíamos hacer nada, por todo eso nos íbamos muy mal a nuestras casas”. “El paciente con Covid estaba solo y no podíamos formar un vínculo porque estábamos solas, por ejemplo, los pacientes se descompensaban y teníamos que correr con los tubos de oxígenos, y así era todo”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias