17.7 C
San Pedro
lunes, octubre 25, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Clínica San Pedro: estado de asamblea ante la falta de pago de salarios

Trabajadores y trabajadoras permanecen en el edificio a la espera de una respuesta por parte de los nuevos accionistas del sanatorio. Esperaban percibir el sueldo de julio entre el 1 y el 5 de este mes, luego les dijeron que sería para el 10 pero todavía no cobraron. Desconocen para cuándo está prevista la reapertura, que los nuevos dueños habían planificado para la semana que viene.

 

Pasaron alrededor de 35 días desde que la clínica San Pedro cerró y cuando falta una semana para que se cumpla un mes desde que el paquete accionario tiene nuevos dueños todavía no hay fecha concreta de reapertura, aunque los compradores indicaron que esperaban hacerlo la semana que viene.

Publicidad

Este jueves, trabajadores y trabajadoras dispusieron permanecer en estado de asamblea ante la falta de pago de los salarios correspondientes al mes de julio, el periodo en el que el sanatorio permaneció cerrado mientras se concretaba el traspaso de acciones.

“Se suponía que lo teníamos que cobrar el día 5 de este mes, nos pasaron para el 10 y hoy todavía no cobramos”, dijo una de las trabajadoras al móvil de Radio Cuarentena desde el interior de la clínica, donde permanecen a la espera de novedades.

“La clínica no cambió nada, sigue inoperativa, sin equipamientos, sin médicos, la sala de rayos siguen sin funcionar, las instalaciones siguen de la misma manera. Lo único que se hizo fue pintar el frente, esa franja que se ve para la ciudad. Después no hay nada”, aseguraron.

El personal que trabaja en el área de administración señaló que deben ingresar recursos correspondientes a facturación de mayo y que “durante el mes va entrando plata por el Banco Francés, pero no fue para pagar los salarios, esa plata no se vio”.

Nelson Suárez Irala, nuevo presidente del Directorio, había informado a La Opinión que sus planes era reabrir para la segunda quincena de agosto y que, en ese tránsito, habían adquirido ropa de cama para equipar la clínica. “Acá no trajeron nada”, dijo una de las empleadas del sector.

Dentro del sanatorio no hay mucho movimiento de refacción que permita establecer que la reapertura será en los próximos días. La sala de Rayo, por ejemplo, está prácticamente inutilizada y la aparatología, según informaron en la clínica, no funciona.

En los pasillos, un joven que estaba a cargo de tareas de mantenimiento, contratado por Suárez Irala, dijo que le pidieron hacer “trabajos de pintura, cambio de cerradura, mantenimiento de los baños”. Agregó que “hay muchas cosas para hacer” y que estaban abocados a “lo más básico”.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias