17.5 C
San Pedro
martes, agosto 3, 2021
Publicidadspot_imgspot_img

Clide Pascual demanda por $ 100.000 a Mercedes Fusi

La demanda fue presentada por el Dr. Naldo López, abogado de la familia Pascual que intervino en el último tramo de la causa penal por el secuestro. A seis meses del Juicio Abreviado por el hecho ocurrido en agosto del 2002, la madre de la víctima intentará cobrar una fuerte suma por los daños que considera, sufrió su familia.

spot_img
Publicidad

 

En el Juzgado Civil y Comercial Nº 2 de San Nicolás que está a cargo del Dr. Matías Mugica Brichi, se está tramitando la causa Nº 74944 que se caratula: “Pascual Clide Irene y otro/a c/Fusi María Mercedes y otro/a”.
Se trata de una demanda por daños y perjuicios que fue presentada el pasado 9 de Marzo por el Dr. Naldo Gómez, el abogado que trabajó patrocinando a la familia Pascual en el último período de la instrucción del juicio penal por el secuestro de Diego Bernardotti.
En esta acción judicial, la familia del joven que fuera secuestrado en Agosto de 2002, cuando tenía 12 años de edad, solicita a la justicia el pago de $ 100.000 por parte de Mercedes Fusi, por los daños que ésta le infligió al niño y a toda la familia.
El inicio de esta demanda se produce a seis meses de conocerse el veredicto del tribunal oral de San Nicolás sobre el caso del secuestro. Exactamente el 7 de Septiembre de 2005, los jueces decidieron condenar en un Juicio Abreviado a María Mercedes Fusi y a Oscar Branchini a seis años de prisión –del que ya cumplieron una buena parte- por el secuestro extorsivo del menor.
Aunque el texto de la nueva demanda no trascendió, es importante recordar que si bien Fusi había confesado ser la autora material del secuestro, también acusó a Clide Pascual de ser la autora intelectual y seguramente éste detalle es sobre el que más se hace hincapié en la demanda por daños y perjuicios.
El abogado de la familia Pascual, el Dr. Gómez, en variadas oportunidades en las que habló con la prensa, había expuesto una dura postura manifestando que pedirían a la justicia “todo el peso de la ley” para Fusi y adelantó la intención de iniciar al término del juicio penal, una demanda civil como la que ahora se presentó. Una idea que la propia Clide Pascual nunca expuso ante la prensa como un objetivo cercano.
La pregunta ahora, es hasta dónde llegan las posibilidades de que Fusi responda con bienes propios a una demanda semejante (en el caso de que sea condenada) siendo que la sampedrina sólo mantendría como capital la casa en la que se desarrolló el secuestro.
Esa vivienda, que según los vecinos estaría alquilada a otra familia, está ubicada en un barrio periférico de la ciudad, en Honorio Pueyrredón al 2000, y es improbable que su valor pueda solventar el pago de una suma como la que intenta cobrar la familia Pascual.
De todas maneras, el juicio está iniciado y de esta manera comienza un segundo capítulo de esta compleja historia entre dos mujeres que alguna vez supuestamente fueron amigas, y que parece no tener fin.

Publicidad

Mercedes en San Nicolás
La vida de Mercedes Fusi transcurre aparentemente por completo en la ciudad de San Nicolás, según comentaron algunas personas cercanas. Ni siquiera para las fiestas la mujer habría pisado suelo sampedrino, aún a pesar de que sigue gozando del régimen abierto por el que puede abandonar el penal cada 15 días, por 48 horas.
Este beneficio que le ofreció la justicia, se consideraba un primer paso para la obtención de una libertad condicional que le permitiera a Fusi dejar definitivamente su celda en el pabellón de mujeres de la Unidad Penal Nº 3. Esta posibilidad la había manifestado incluso su abogado defensor, admitiendo que el objetivo era que “para las fiestas”, Mercedes gozara de su libertad. Sin embargo, ninguna medida fue presentada desde que culminara el Juicio Abreviado para conseguir que Fusi pueda salir de la cárcel y no habría ningún movimiento inminente en este sentido.
Mientras tanto, algunas personas aseguraron haber visto a la mujer en lugares públicos del centro nicoleño siempre acompañada de un sampedrino que sería familiar de ella y con quien mantiene una relación estrecha. Los testigos aseguraron que el aspecto de Fusi es inmejorable. Un detalle que seguramente se explica porque la mujer recuperó ya en gran parte una vida por fuera del sistema penal, que no podrán quitarle ni siquiera las nuevas acciones judiciales que su ex amiga emprendió contra ella hace pocos días.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias