8.4 C
San Pedro
lunes, junio 14, 2021
spot_img

Clausura provisoria para dos bares

La medida fue tomada tras la recorrida de Giovanettoni por los locales nocturnos en Navidad. Rige del 30 de diciembre al 4 de enero. Hay seis boliches que están clausurados desde octubre y siguen funcionando. Los planes para ordenar el descontrol.

Publicidad

 

Desde que Giovanettoni fue nombrado Intendente interino luego de que Pablo Guacone solicitara su licencia anunció que “en persona” se encargaría de controlar el funcionamiento de los boliches bailables de la ciudad que, en su mayoría, no cumplen con las normas vigentes.

Publicidad

Lo dijo y lo cumplió. La primera recorrida se hizo en un día clave, el 25 de diciembre a la madrugada. Del total de los locales de diversión nocturna que tiene la ciudad, entre bares y boliches, sólo dos “se pasaron de la raya”.

Se trata de dos bares, ambos ubicados sobre calle Arnaldo, a menos de una cuadra de distancia. Los dos hicieron uso del espacio público colocando sillas y mesas sobre la calle impidiendo el tránsito, excedieron el límite del volumen y cerraron fuera del horario permitido.

La mayor de las infracciones cometidas por uno de los dos bares clausurados fue la de colocar un cartel en una de las esquinas, sobre una valla, que rezaba que el propio municipio había autorizado el corte de la arteria.

La situación molestó al Intendente interino que pidió resolver la situación de los boliches a la brevedad.
Por ello el primer día hábil después de nochebuena, Giovanettoni se presentó en el Juzgado de Faltas para comenzar los trámites y ayer martes los clausuró. Confirmó que la sanción es provisoria y rige del 30 de diciembre al 4 de enero. El lunes comenzará a evaluar minuciosamente caso por caso, con la promesa de ponerse firme, sancionar a los locales en situación irregular y ordenar la noche sampedrina.

CLAUSURADOS PERO ABIERTOS
En la edición 1178, del 29 de octubre, bajo el título: “Con la Ordenanza fiscal en la mano, hubo infracciones para seis boliches” La Opinión difundió los trabajos realizados por Inspección a través de los cuales cerraron media docena de locales que carecían de la habilitación correspondiente.

Los comercios sancionados esa semana fueron: un bar ubicado en Pellegrini 840; un boliche en Pellegrini 755, un bar con domicilio comercial en Arnaldo 19, un local bailable en 25 de Mayo 970, un bar en 25 de Mayo 625, y otro en Mitre 860.

Del total, “sólo uno regularizó su situación”, informaron desde el Ejecutivo y detallaron que después de firmar un acta compromiso se les otorgó una habilitación provisoria que rige “desde el mes de noviembre”. Los titulares se comprometieron a respetar determinadas pautas aunque, hasta el momento, no lo han podido hacer con el sonido y el uso del espacio público.

Respecto a este último punto se excusan diciendo que ellos no puedan impedirle a los jóvenes que se ubiquen fuera del comercio, pero el propio Intendente interino observó que a través de una ventana improvisaron una barra en la que venden bebidas alcohólicas facilitando la permanencia en la calle.

NiNguno de los bares y boliches nombrados en la edición 1178 podrían abrir sus puertas, (salvo uno que finalmente fue clausurado ayer) por lo que alguna dependencia del municipio no está cumpliendo con su tarea de control. “Se ofició a inspección y a comercio para que tomen conocimiento de la orden de clausura, el artículo 69 de la Ordenanza fiscal habla de eso, alguien tiene que hacerles cumplir la ley”, aseguró un funcionario que conoce el tema.

¡HAY QUE RECAUDAR!
El domingo el Intendente interino Fabio Giovanettoni ordenó a trabajadores de inspección que labren infracciones a todos los automovilistas que habían estacionado en lugares inapropiados a lo largo de la costa de San Pedro.

“Me vacunaste 40 socios”, le habría dicho el comodoro Marcos Arana a Giovanettoni durante la reunión que mantuvieron el lunes cuando coordinaron las tareas de seguridad para la madrugada del 1º de enero. La respuesta del Intendente interino fue precisa, dijo que las multas fueron dirigidas sólo a aquellas personas que estaban en infracción.

Cuando los municipales habían tomado el despacho del Jefe Comunal insistieron en que había que recaudar dinero, Giovanettoni ya empezó a multar ahora resta esperar que los automovilistas abonen.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias