14.9 C
San Pedro
martes, marzo 9, 2021

Positivo-Negativo: La crónica policial semanal de “El Cebita”

El Cebita es el pseudónimo del autor de las crónicas semanales de La Opinión en su edición impresa. Sus historias circulan en todos los rincones de la ciudad, con un relato, que con especial mirada, tendrán en cada ejemplar un capítulo. La columna completa.

Publicidad

 

Ni loco vuelvo pasar por la calle Güemes, entre Belgrano y 25 de Mayo. ¡Para mí que la engualicharon! ¡Que alguien me lo explique! En esa cuadra balearon a un pibe hace tres semanas, después unos albañiles partieron al medio un caño de gas que casi hace explotar a todo el barrio, el fin de semana un pibe se metió con la camioneta adentro de una casa a mitad de cuadra, un motociclista acusó al Comisario Calderon y a un empleado municipal de haberlo bajado de una piña porque andaba haciendo contra explosiones y el lunes hubo un principio de incendio en el bar del esquina, justo frente a la casa velatoria.

Publicidad

Y hablando de Roma, es grave lo que denunció el pibe acusado de chocar al Comisario Calderón. Dice que fue todo al revés de la versión oficial y que un “pelado” que es trabajador municipal lo tiró, de una piña, en medio de la calle. Al amigo lo agarró Calderón porque le salió al cruce y se le puso adelante. 

¡Qué contenta que está la gente de Río Tala con la Policía Rural! Al fin agarraron a estos malandras que, todos decían, robaban animales en los campos. El domingo detuvieron a un cuatrero y muchos esperan que pase lo mismo con otros que no tenían nada encima pero sobre los que todos saben que andan en cualquiera. ¡Tenían de todo! No creo que zafen así nomás.  

Che, ¿el caco que iba con Manuela Ruiz no piensa dar la cara? ¿Qué valiente, no? La entregó “atada de pies y manos” a la pibita. La hizo robar y después se fue corriendo dejándola sola en el medio de la calle. Ahora la chica está detenida en Quilmes y no saben cómo le va a ir. Gauchito, el vago.

Siempre los sampedrinos están metidos en algo: ahora resulta que hay un chorrito que estaría comprometido en un robo que se produjo en Ramallo. Le afanaron de todo a un negocio. Hubo cuatro allanamientos en San Pedro y dos en Savio. Tenían plata, armas y drogas. ¡Están hasta las manos!

Una mamá denunció que su hijo fue víctima de un caso de bullyng en la escuela 6, pero qué bueno estaría que varios se sacaran las caretas y que reconozcan que esto sucede en la mayoría de las escuelas de la ciudad, estatales y privadas, ¡en todas!

Las instituciones de la ciudad siguen siendo víctimas de los hechos delictivos. El fin de semana le afanaron un caloventor al centro El Amanecer. Está claro que los chorros conocen los movimientos del lugar y sabían que el día anterior se había colocado el aparato. Pero bueno, duró poco y los pibes deberán seguir soportando el frío.

¡Mamita querida! ¡Qué tortazo se pegó el pibe de la camioneta verde! ¡Le salió caro el día del amigo! Ya venía mal, porque agarró en contramano por 25 de Mayo y dobló por Güemes como venía y así le fue… terminó adentro de una casa, y eso que no entró por la puerta. ¡Qué susto para la señora!

A Manso le llegaron los cruces de llamadas del caso Lillo. ¿Qué julepe, no? ¡Cuantos que estarán rezando y suplicando! ¿Hubo entrega? ¿Qué falló? ¿Se cumplirá lo que dijo el abogado Jeanmarie, el defensor del hijo de Branto, que dijo que cuando se sepa la verdad será algo tremendo y que iba a cambiar el rumbo de la causa?
Y hablando de Branto, el “Zurdo” viajó como diez horas desde la cárcel de Sierra Chica al divino botón. Había pedido declarar pero después se arrepintió. Igual le dejó a Manso algunos datos para comprobar algunas cositas del caso.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias