27.7 C
San Pedro
lunes, octubre 25, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Causa Jardín Belén: denunciantes le pidieron explicaciones al obispo, que almorzaba en la parroquia San Roque

Tres de los denunciantes de la causa que investiga los presuntos abusos en el Jardín Belén se presentaron en la parroquia, donde se encontraba el obispo Hugo Santiago y otros miembros de la comunidad eclesiástica. Intervino la Policía y hubo momentos de tensión. Todo quedó registrado en una transmisión en vivo que grabó una de las madres.

 

Este miércoles por la tarde, denunciantes por la causa del Jardín Belén se presentaron en la parroquia San Roque, donde el obispo Hugo Santiago compartía un almuerzo con otros miembros de la comunidad religiosa.

Publicidad

Tres padres que denunciaron el abuso de sus hijos tocaron timbre en el templo y pidieron ser atendidos por el obispo, quien se acercó a dialogar. Desde la puerta, y con el resto de los comensales sentados en la mesa observando la situación, le reclamaron que “no se comunicó” en ningún momento con las víctimas, entre otros pedidos de explicaciones.

“Yo te digo, en este momento creo que está en mano de la Justicia. Esperemos eso. Yo hice todo lo que tuve que hacer”, les aseguró el obispo, quien luego pidió no ser filmado y ante la negativa, decidió terminar con el diálogo.

Los integrantes de la comunidad religiosa, al sentirse increpados, llamaron a la Policía, lo que derivó en una situación de discusión, que quedó registrada en una filmación en vivo que una de las madres publicó en su cuenta de Instagram.

Producto del momento de tensión, el padre Sebastián Zagari, párroco de San Roque, debió ser atendido por una descompensación. Fuentes policiales confirmaron a La Opinión que hubo una presentación al respecto y que buscarán obtener una medida perimetral.

Por su parte, Marisa Corvalán, integrante de la comunidad religiosa de la parroquia, contó su versión de lo ocurrido en un video que se viralizó en WhatsApp. Calificó el episodio como “violación a la propiedad privada” y destacó que fueron “increpados”.

“Tuvimos que llamar a la Policía, porque se iban, le pegaron al padre y nos filmaron. Filmaron adentro, como si se metieran adentro de tu casa a filmar. Es un atropello, una violación a la propiedad privada, no sé por quién están asesorados. Fue una locura”, dijo.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias