16.7 C
San Pedro
lunes, abril 12, 2021

Caso “Virolo” Velo: el chat del dueño del Corolla revela que vino de Baradero a comprar drogas

La conversación por WhatsApp previa al encuentro entre el baraderense y la mujer que está detenida permiten inferir que tenían vínculo. Familiares de la aprehendida sostienen que ella también fue víctima del robo tras el que fue asesinado Emanuel Velo.

Publicidad

 

El asesinato de Emanuel “Virolo” Velo, de 19 años, ocurrido el domingo a la madrugada en el barrio Hermano Indio y por el que está detenido Luis Almirón, ocurrió luego del robo de un auto Toyota Corolla a un hombre de Baradero que llegó a la ciudad para encontrarse con Adriana Martínez, también aprehendida por estar acusada de facilitar el asalto junto a Elizabeth Ortiz por parte de cuatro jóvenes entre los que estaba el fallecido.

Publicidad

En su declaración testimonial ante el fiscal Marcelo Manso, el empleado de la fábrica Toyota, de 33 años, dio su versión de los hechos y se ubicó como víctima principal aunque no dio detalles precisos respecto de cómo y para qué vino a San Pedro.

La Opinión accedió al chat que mantuvo esa madrugada con Martínez: los mensajes INDICAN que se conocían y que viajó a comprar drogaS.

El dueño del Toyota Corolla llegó desde Baradero alrededor de las 4.17 de la madrugada a la esquina de la casa de Adriana Martínez, ubicada en la zona de Pavón y Padre Santana. En el camino le dijo que quería “conseguir” y “pegar una onda”, para lo que tenía “algo” de dinero, alrededor de “mil pesos”.

Al llegar a la ciudad, le informó que ya estaba en el lugar previsto para encontrarse. Ella había ido con dos mujeres, en un remís, a buscar cerveza. Una de ellas, aseguraron testigos de esa madrugada, era Elizabeth Ortiz, alias “La Quemada”.

Aunque en los informes preliminares del caso figura que Adriana Martínez le había dicho a él que lo acompañara hasta el barrio Hermano Indio a buscar a “su prima” Elizabeth Ortiz, los testimonios señalan que “La Quemada” subió junto a su amiga en inmediaciones de Pavón y Padre Santana.

Es decir que los tres, juntos, fueron al barrio. Y él sabía a qué iban: a comprar drogas al pasillo, donde esperaban “pegar una onda”, como dijo el baraderense en los audios que le envió a Martínez.

Si al principio se dijo que habían llegado al barrio y que Elizabeth Martínez apareció con cuatro jóvenes, la versión que Adriana Martínez contó a sus familiares y ellos a La Opinión, difiere: “La Quemada” se bajó del auto en el que había llegado y se metió al pasillo a buscar las drogas que iban a comprar.

Minutos después, siempre según la versión que Martínez brindó a sus familiares, Elizabet Ortiz regresó con Jeremías Velo, que es su pareja, y otros tres jóvenes entre los que estaba “Virolo” Velo, luego asesinado cuando intentaba huir ante la presencia de la policía y por cuyo crimen está acusado Luis Almirón.

Los familiares del joven asesinado aseguran que él no participó del robo sino que estaba durmiendo y se despertó, como todos relatan en el barrio, por el estruendo el choque del automóvil contra un árbol en la puerta del pasillo y que huyó al ver a los uniformados.

La investigación preliminar establece que los seis habrían participado del robo del auto y otras pertenencias del baraderense, entre ellas el celular Xiaomi Pro que personal femenino de la Policía encontró “en la vagina” de Martínez, quien dijo que lo colocó allí para intentar “salvar” algo de lo que les robaban.

Su familia aseguró que “La Poty”, como le dicen a Adriana Martínez, de 26 años, no es cómplice del robo, como sostiene la acusación de Fiscalía, sino que ella también fue víctima del asalto por parte de los jóvenes que abordaron el Corolla.

“Está toda cortada”, contaron familiares que este miércoles fueron a visitarla a la Comisaría de la Mujer de la ciudad de Ramallo, donde permanece alojada. Esos cortes habrían sido producidos por quienes subieron al auto con fines de robo

“Lo que queremos que quede claro es que el de Baradero sabía quién era ella y a qué venía. Ella tiene problemas de adicción a la cocaína desde hace 13 años”, indicaron los familiares de la joven a La Opinión.

Además, destacaron que procurarán que Defensoría reúna elementos suficientes para intentar que retiren la imputación que pesa en su contra porque, consideran, ella es tan víctima como él del asalto y no “la entregadora”, como sospecha la Justicia.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias