14 C
San Pedro
sábado, julio 24, 2021
spot_img

Caso Lopes García: a un mes de su muerte, declaran los profesionales que lo recibieron en la Guardia del Hospital

Un médico y una enfermera expondrán como testigos de lo que presuntamente aconteció la noche del domingo 2 de mayo cuando la víctima arribó malherida al nosocomio. Los familiares aseguran que allí también fue golpeado por los policías.

Publicidad

 

Al cumplirse un mes del fallecimiento de Germán Lopes García, la causa instruida por el fiscal Hernán Granda se mantiene activa y suma detalles para ampliar las pruebas contra los policías acusados del homicidio del hombre de 44 años que murió 25 días después de haber recibido una golpiza por parte de efectivos de la Bonaerense en su casa de Fray del Pozo y Casella.

Publicidad

La investigación avanza con firmeza y, con los resultados de las pericias a la vista, las decisiones tomadas por la Justicia profundizan la acusación que pesa sobre ellos, mientras la familia recuerda al albañil padre de tres hijos ante la fecha.

Este martes el titular de la UFI 8 de Baradero retomará la recolección de testimonios en el marco de la causa y tomará declaración a los profesionales que estaban de turno en la Guardia del Hospital Emilio Ruffa la noche del 2 de mayo, cuando Germán Lopes García fue trasladado desde su casa en un patrullero de la Comisaría.

En la denuncia, la familia aseguró que como si no hubiese bastado lo que sucedió en la casa de Fray del Pozo y Casella, a Lopes García también le pegaron en el nosocomio, es por eso que Granda se entrevistará con el médico y la enfermera que esa noche se encontraban allí para saber si advirtieron lo que presuntamente el entorno de la víctima observó.

la familia sostine que la policía también le pegó en el hospital

Mientras tanto, el propio fiscal, confirmó a La Opinión que ya trabaja en la elaboración del pedido de prisión preventiva para los policías Rodrigo Velázquez y Emanuel González, acusados de homicidio agravado, para elevarlo al Juzgado de Garantías en los próximos días.

Ambos efectivos policiales, uno sampedrino y el otro nicoleño, cumplían funciones en la Comisaría San Pedro y desde que fueron detenidos por el caso permanecen a disposición de la Justicia. Tras estar unos días alojados en en la sede de Prefectura Naval local fueron trasladados a una dependencia de esa fuerza en Zárato.

El domingo 2 de mayo, desde el domicilio de Germán Lopes García requirieron una ambulancia al servicio 107. Ante las demoras, el propio constructor volvió a llamar ofuscado, lo que provocó que la unidad del SAME arribe con la policía.

La familia había convocado al Servicio de Emergencias SAME 107 porque Elisa Lencina, la esposa de Germán Lópes García, se había descompensado. Como estaba en un primer piso, requirieron la presencia de Bomberos para bajarla.

Mientras tanto, en la puerta de la casa, López García discutió con la policía y hubo un enfrentamiento. Un efectivo resultó herido con una tijera de podar y él hombre fue trasladado en patrullero a la Guardia del Hospital, donde entró con un “traumatismo abdominal”.

Lopes García fue intervenido quirúrgicamente siete veces mientras estuvo internado en terapia intensiva. “Lo rompieron todo por dentro”, denunció la familia. El 27 de mayo, falleció. Tras obtener datos de la autopsia, el fiscal Granda imputó por homicidio a los dos policías a cargo del patrullero y pidió la detención, que se hizo efectiva.

La autopsia reveló que la víctima presentaba lesiones internas presuntamente provocadas por los golpes recibidos la noche del incidente.

La familia Lópes García, al cumplirse un mes del hecho, lo recordó a través de distintas publicaciones en las redes sociales y la colocación de afiches en la vía pública.

“A un mes de la muerte de Germán Lopes Gracia, seguimos pidiendo que se haga justicia. A Germán lo ‘redujeron’ el día domingo 2 de mayo un par de funcionarios públicos de nuestra ciudad, le arrebataron la vida mandándolo 25 días a agonizar a una sala de Hospital”, señalaron.  

“No queremos que Germán sea uno más”, indicaron y aseguraron: “No estamos pidiendo nada más que lo que corresponde , que paguen lo que hicieron. Dejaron una familia destrozada, a tres chicos sin su padre, a una mujer sin su esposo”.

“Es algo que no le podrán devolver nunca, pero sí se puede hacer justicia, porque abusaron de su autoridad su ropa los hacía creer superior y con derecho a decidir con la vida de los demás”, señalaron en un comunicado que difundieron a un mes de que los médicos le informaran a la familia que, tras 25 días internado, Germán Lopes García había muerto.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias