31 C
San Pedro
domingo, marzo 7, 2021

Caso Coex: Pinto seguirá detenido

Uno de los responsables de la financiera Coex fue capturado en Posadas tras permanecer prófugo dos años. Se negó a declarar y permanecerá detenido.

Publicidad

 

La causa Coex, una de las más resonantes en materia de “cobros extorsivos” (tal como lo resume el nombre de la financiera) volvió a palpitar en el ámbito judicial y policial del departamento San Nicolás. No solo porque se dio con un caso pocas veces visto sino también por la violencia y agresividad con que se manejaban, sembrando el terror entre sus víctimas, entre las cuales hubo sampedrinos.
La semana pasada Interpol detuvo en Posadas a quien poseía pedido de captura internacional desde el año 2007. Está acusado de estafas reiteradas y era buscado hace dos años. El apresado es Damián Pinto, quien estaba al frente de la mencionada entidad financiera denominada Coex. El procedimiento fue realizado cuando los efectivos de Interpol llegaron desde Buenos Aires en busca del hombre que se hallaba prófugo de la Justicia.
Pinto, se encontraba caminando por la calle Córdoba de ese lugar, pero al ver a los uniformados, se atrincheró en un local comercial. Los efectivos, con la colaboración de los policías que realizaban patrullaje en el microcentro lograron detenerlo.
Sobre el nicoleño pesa una causa por extorsiones reiteradas que se investigan en el juzgado de Garantías número 2 de San Nicolás y está acusado de conformar una asociación ilícita junto a otras personas que ya están detenidas, entre ellas un vecino de nuestra ciudad. Las denuncias fueron efectuadas por las propias víctimas de la banda, incluso una familia sampedrina, quienes aseguraron haber sufrido aprietes, violencia física y psíquica y extorsiones para pagar deudas contraídas.
Pinto no era el único prófugo ya que aun resta capturar a su padre, Alberto Pinto, quien huyó con él cuando se descubrió a qué se dedicaba la financiera con local a la calle y en pleno corazón nicoleño.
El 18 de abril del 2007 fue el día en que varias unidades policiales arribaron a la intersección de las calles Mitre y Olleros, en San Nicolás, para dar cumplimiento un allanamiento en la casa de préstamos. Secuestraron computadoras y documentos con nombres de clientes y vinculaciones en toda la región. En esa oportunidad quedaron detenidos dos de sus empleados, Julio Ángel y Carlos Otranto, mientras que en un allanamiento registrado en San Pedro detuvieron a Oscar Ramos.
Finalmente, el 9 de mayo de ese mismo año, se allanó el domicilio de los Pinto, situado en Alem 172 y San Martín 278, de la vecina localidad, pero ambas personas ya no estaban y desde allí se había solicitado su captura internacional.
Si bien Pinto se negó a declarar en su primer encuentro con el Dr. Martín Mariezcurrena, aseguran que con su captura la causa podría alcanzar ribetes impensables si es que aporta otros datos hasta ahora desconocidos. Desde siempre se relacionó el accionar de Coex con el ámbito político, judicial y policial de la región, pero nunca llegó a comprobarse como tal. Pinto se encuentra detenido en la Comisaría de Villa Ramallo.

Publicidad

Una historia de violencia
Los involucrados, que ya fueron a juicio y cumplen diversas condenas, extorsionaron a los propietarios del Bar Hotty´s y el Bar del Teatro de San Nicolás, y una reconocida familia de nuestra ciudad.
Se supo que las pruebas obtenidas establecieron mediante escuchas telefónicas, entre otros métodos, las identidades y vinculaciones entre los detenidos.
La familia del comerciante sampedrino que también denunció lo que le estaba sucediendo, expresó durante la investigación que fue semejante el grado de amenazas y extorsión a la que fue sometido que terminó padeciendo graves secuelas psíquicas.
El modus operandi de la banda era espeluznante. Sus miembros se dedicaban a comprar deudas, es decir que eran contratados para cobrar a cualquier costo a supuestos deudores. Además de atacar violentamente a los morosos, les vaciaban sus locales llevándose todo lo que encontraban a su paso. Incluidos los muebles o cualquier tipo de pertenencias de sus casas particulares. El negocio estaba relacionado con la compra y venta de carne vacuna. Pero también se mencionaban financieras en San Nicolás y otro tipo de comercios de diferentes rubros como distribuidores de fiambres y bares.
La causa tuvo sus vínculos en San Nicolás y San Pedro. En distintas etapas, el Tribunal Criminal Nº 1, con el aporte de la Fiscal de Juicio Dra. Gabriela Ates, condenó a Julio César Ángel a la pena de 7 años y 6 meses de prisión de efectivo cumplimiento.
Claudio Otranto fue condenado a 5 años y 7 meses de prisión efectiva; mientras tanto, Oscar “el Borrego” Ramos deberá purgar una condena de 2 años y 6 meses por extorsión en calidad de partícipe secundario.
Durante la investigación quedó comprobado que justamente el sampedrino entre los últimos días de octubre y los primeros de noviembre de 2006, prestó colaboración a Julio César Ángel y Damián Pinto. Había facilitado su domicilio como base de operaciones en nuestra ciudad, además del acompañamiento personal en cada ilícito, la conducción de los vehículos entregados por las víctimas, el desmantelamiento de instalaciones y el retiro de herramientas y mercaderías.
Mediante el aporte de valiosos testimonios se logró demostrar que Ramos acompañó a Ángel cuando se presentó en el domicilio de la familia sampedrina, ubicada en el centro de la ciudad, reclamando una presunta deuda que mantendría con Damián Pinto, o bien con la firma Coex. Ese día se intimidó y amenazó de muerte a los miembros de la familia logrando obtener la disposición patrimonial ilegitima de bienes, obligándolos al depósito de dinero y la entrega de cheques a nombre del hijo de la víctima. Allí mismo se los obligó a suscribir los respectivos boletos de compra-venta de tres camionetas.
Se estableció que el condenado retiró del domicilio de las víctimas uno de los vehículos referidos y que días después se presentó en los locales comerciales a apoderarse de las herramientas de carnicería que se encontraban allí, junto con toda la mercadería. Fue así como se comprobó la relación y confianza entre Ramos y los autores del hecho principal, uno de ellos el ahora detenido Damián Pinto.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias