22.1 C
San Pedro
martes, enero 18, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Bullying en la escuela: se multiplican los casos y los padres solicitarán acciones

El caso de un niño que debió cambiarse de escuela por "llevar las uñas pintadas" fue el detonante de otras denuncias. El sábado en Sin Galera, habló la mamá de una niña de 13 años discriminada por su color de piel y la de un niño con trastorno lingüistico severo.

 

Una serie de denuncias de padres de alumnos que concurren a la escuela primaria N° 6 despertó la alarma en el sistema educativo por la preocupante cantidad de casos de bullying.

Publicidad

El primer caso fue el de un niño de 10 años que, por querer llevar las uñas pintadas, debió cambiarse de escuela, como única medida que ofrecieron las autoridades educativas de la escuela 6 ante el maltrato que sufría.

El sábado en el programa Sin Galera, dos madres más brindaron su testimonio. El primero fue el de Érica, mamá de una niña de 13 años que concurrió a esa escuela y que sufrió maltratos de sus compañeras durante 3 años.

“Había 3 compañeritas que la molestaban por su color de piel, es morochita, y la molestaban por ser rellenita. Aparte de eso, como a ella le gustaba dibujar, le empezaron a decirle que tenía pactos con el diablo. Le decían que el diablo la iba a venir a buscar. Tenía 6 años”, señaló Érica.

Al no obtener respuestas por parte de la dirección, decidió cambiarla de escuela. “La señorita se portó súper bien, pero la dirección no. Pedí una reunión con las madres de estas tres nenas, que nunca la conseguí. Ella está con un tratamiento psicológico, está resolviendo un montón de cosas, el bullying y cómo poder manejarlo”, contó la madre.

Tras su llamado, Ivana, mamá de un niño de 8 años que padece trastorno lingüístico severo, contó su situación en la Escuela 6. “Le dicen que es un bebé, que no sabe leer, que no sabe hablar, como madre me cae muy mal. Ya no quiere ir más a la escuela, porque los chicos lo agarran del cuello. En el baño le sacan las golosinas”, explicó.

“Me cuesta un montón dejar a mi hijo en la escuela. No lo mando a ningún cumpleaños, por miedo a que le pase algo”

Ivana, mamá de un niño de 8 años que sufre maltratos por su trastorno lingüístico

El malestar que despertó en los padres se hizo sentir y este lunes un grupo de padres organizaron una acción en apoyo: propusieron que el lunes los niños lleven las uñas pintadas. En tanto, desde la dirección, Lucrecia del Pozo confirmó a La Opinión que está dispuesta a hablar de lo que sucede en la escuela, pero que antes debe recibir la autorización a la Jefa Distrital de Educación. “Las cosas no son así”, sentenció.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias