17 C
San Pedro
martes, abril 13, 2021

Brutal agresión a empleado de la obra social de la construcción

El hecho sucedió el martes pasado por la tarde, cuando Rubén Fortunato atendía en la sede de Ospecón, ubicada en Mitre añ 1400. Un presunto trabajador que iba a hacer el trámite de afiliación lo golpeó hasta derribarlo y le siguió pegando en el piso. El empleado sospecha que al agresor "le pagaron" para golpearlo.

Publicidad

 

El empleado adminsitrativo de la obra social de la construcción (Ospecon), que asiste a los albañiles y demás trabajadores del rubro, Rubén Fortunato, sufrió una brutal golpiza en las oficinas de Mitre al 1400 el martes por la tarde, hecho que se produjo en extrañas circunstancias.

Publicidad

Fortunato recibió a un presunto trabajador que llegó a las oficinas para hacer el trámite de afiliación. Cuando le estaba solicitando datos y el recibo de sueldo, a los gritos de "tratame bien", el visitante comenzó a golpear al empleado, al punto de que lo derribó y le siguió pegando en el piso.

El administrativo de Ospecón informó que "en ningún momento hice otra cosa que tratar de ayudarlo" al presunto trabajador que lo fue a consultar y detalló que "aprovechó a golpearme cuando estaba anotando lo que necesitaba".

"Espero que la plata que te hayan pagado para agredirme te sirva de algo, ya que creo que ni idea de la Obra Social tenés, porque si fuera así sabrías que el recibo de sueldo es imprescindible en cualquier trámite, más en el de la afiliación" escribió en Facebook Fortunato, como mensaje a su agresor.

Ello da cuentas de que el empleado de Ospecon sospecha que la agresión no fue casual. "Pueblo chico, todo se sabe; y más pronto de lo que piensan las heridas se curan pero de las traiciones no se vuelve", aseguró el administrativo de la obra social de la construccióm.

"Como sabrán soy bien peronista y por eso sé lo que ser verticalista y leal. Lo que más me duele es que habiendo un compañero para defenderme mientras me golpeabas la cabeza en el piso, sólo decía 'qué te hizo, qué te hizo' y no atinó a separarme", contó Fortunato, empleado de Ospecón desde hace 13 años.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias