{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Publicado el: Jueves, Abril 9, 2020 - 18:04

Bolsón de mercadería en escuelas: no es para todos los chicos y el Consejo Escolar pidió a los directivos que hagan un listado

El Gobierno provincial dispuso la distribución de alimentos para los alumnos de las escuelas bonaerenses. Comenzó con el reparto para quienes asistían a comedores y luego se extendió a los establecimientos que también recibían desayuno y merienda. En Secundaria hay cupos establecidos, pero en Primaria y Jardín el servicio era para toda la matrícula. Sin embargo, el bolsón sólo será entregado a quienes lo necesiten. El Consejo Escolar pidió a los directivos de cada institución que tomen la decisión y armen una nómina, lo que ya generó dificultades.

La entrega de mercadería en escuelas comenzó a generar dudas entre las familias que no saben si les corresponde o no, si deben concurrir al establecimiento al que acude su hijo o hija, si les tocará un bolsón por cada uno o será uno por familia, y en algunas instituciones generó roces, discusiones y hasta la presencia policial.

La distribución comenzó hace dos semanas, cuando en el marco del aislamiento preventivo y obligatorio el Gobierno provincial dispuso que se distribuya primero viandas y luego mercadería en las escuelas donde hay comedor, para que los alumnos que almorzaban allí no se quedaran sin esa comida.

En la primera tanda, entregaron 720 bolsones y para la semana siguiente ya eran 1400. Luego llegó la orden de ampliar la entrega a todos los establecimientos educativos, puesto que en jardín, primaria y secundaria, donde no hay comedor escolar se ofrecía servicio de desayuno o merienda, según el turno.

En los niveles inicial y primario, el desayuno y la merienda son universales, es decir que se servía, en tiempos de cursada habitual, a toda la matrícula. En secundaria, en cambio, sólo correspondía a quienes a principio de año estaban inscriptos en la nómina que preparaban los directivos en diálogo con las familias.

El lunes el Gobernador Axel Kicillof anunció que triplicaba la inversión en el programa del Servicio Alimentario Escolar para hacer entrega de mercadería por 1.500 pesos por mes por alumno. Pero la entrega no es universal, sino que, según dispuso el Consejo Escolar, es para aquellas familias "que necesiten la ayuda".

mercaderia
 

La responsabilidad de los directivos

"La primera medida fue sólo para escuelas que tienen comedor y ya el directivo tenía que hacer una nómina de alumnos que lo necesitaban. Ahora se amplió para desayuno y merienda, es decir para todas las escuelas, pero, de la misma manera, con un relevamiento de quienes lo necesitan y que lo hacen los directivos, que avisan a los padres y van a retirarlo", explicó a La Opinión el presidente del Consejo Escolar, Marcelo Paganuchi.

Ello significa que cada director o directora de jardín, primaria y secundaria debe evaluar familia por familia de los chicos y chicas que concurren a su establecimiento para decidir quién necesita y quién no una ayuda alimentaria en este momento.

Es decir que cada directivo deberá hacer un rápido relevamiento socioambiental —sin tener, por cierto, las herramientas suficientes para una análisis acabado— de todas y cada una de las familias para evaluar el impacto de la cuarentena en sus economías y, con arreglo a ello, definir a quién le toca y a quién no recibir mercadería, tarea que debían hacer en apenas dos días.

sae-incen

"Es responsabilidad de los directivos hacer esa nómina", dijo Paganuchi. Será su labor, también, entonces, decirle a la gente que llega a buscar la mercadería porque la necesita pero no estaba en la lista que se quedará sin comida, al menos hasta nuevo aviso.

La distribución ya comenzó. Hubo establecimientos que entregaron todos sus bolsones de acuerdo al listado preparado y otros que están en trámite para elevar las nóminas, recibir la mercadería y entregárselas a los padres. En cada uno de los niveles educativos, hay realidades distintas.

whatsapp-image-2020-04-08-at-19-57-56
 

Qué pasa en los jardines

En jardín, por ejemplo, uno de los que logró cubrir toda la matrícula fue el 917 de Los Aromos, donde hay 165 alumnos. La directora, Andrea Panatteri, entendió que no podía evaluar a quién le podría corresponder una bolsa con alimentos y a quién no, mucho menos en esta coyuntura, y decidió elevar una lista con todos.

Tuvo suerte: el Consejo Escolar se lo aprobó y le enviaron mercadería para armar las 165 bolsas, tareas que hiceron durante toda la tarde del miércoles para este jueves por la mañana entregar los bolsones a las familias que, agradecidas, recibieron la ayuda.

"Consideramos que lo necesitaban todos, los 165 y les dije que si no, no lo íbamos a dar. Me respondieron que sí, así que llegó toda la mercadería, la preparamos y la entregamos. Quedaron seis a los que llamamos por teléfono y lo vienen a buscar", dijo Andrea Panatteri ante la consulta de este medio.

bolsita

La realidad de las escuelas primarias

"No se puede poner toda la matrícula ni aunque lo necesitan, no es universal", aclaró otra directora de nivel primario que trabaja en una escuela donde las necesidades son muchas y la evaluación será, también, "muy difícil".

"Preguntale a la directora si me puede anotar, que con todo esto de la cuarentena me quedé sin trabajo", le dijo una madre a la docente de su hijo, que concurre a una de las escuelas con mayor matrícula del distrito, donde ya saben que van a tener problemas porque les dijeron que "para todos no hay".

"Nos pidieron un relevamiento de alumnos. Ellos decían que debería ser para los que más necesitan, nosotros no teníamos con precisión esa información, es muy difícil", dijo otra maestra de primaria que colabora con su directora y que preguntó a La Opinión si aquí sabíamos "cómo hizo la del jardín de Los Aromos".

En otros establecimientos no pasó lo mismo porque la orden del Consejo Escolar fue preparar una lista según las necesidades de cada familia. "Es muy difícil, porque uno sabe más o menos la situación de cada casa, pero con todo esto hay muchos que ahora empiezan a necesitar y uno no puede estar seguro", dijeron desde una escuela primaria desde donde prefirieron mantener anonimato.

9cc8afdd-b03c-433e-8354-3ef8c3c4a2f4

En secundaria es distinto

"Claro, se plantó", consideró una directora de secundaria a la que se le comentó lo sucedido en el jardín de Los Aromos. En su caso, por ejemplo, las necesidades sobrepasaron el cupo que tenía asignado, tal como sucedió en la secundaria 11 Eduardo Depietri, donde el miércoles llegó el camión con toda la mercadería para jardín, primaria y secundaria.

"A nosotros nos informaron que teníamos que hacer una nómina de alumnos con necesidad. Nosotros tenemos un relevamiento hecho de cada familia y tenemos 77 chicos y chicas que reciben la denominada copa de leche. El problema es que ahora, además de conocer esa realidad, tenemos que evaluar cómo fue el impacto de todos estos días en los que muchas familias no trabajaron y no tuvieron ingresos por el tema de la cuarentena", explicó el director de la secundaria 11, Hernán González, que destacó la labor del equipo docente para organizar la entrega.

En su caso, tiene grupos de WhatsApp con las familias de los seis cursos de la escuela. Por ese medio hizo la consulta para la entrega del bolsón. Elevó a Consejo Escolar una nómina de 50 beneficiarios. Cuando terminó la distribución de esas 50 bolsas, tenía otros 38 esperando, a los que les tuvo que decir que ahora no podrían tener la mercadería.

"Nosotros tenemos 77 cupos por SAE, y en total son 88 que necesitan la ayuda. Entregamos 50, nos corresponden 27 más pero necesitamos 38. Informamos eso al Consejo Escolar y estamos a la espera. Quizás el Gobierno pueda disponer recursos del Fondo Educativo para cubrir los cupos que sobrepasan lo que envía Provincia", señaló González.

Notas Relacionadas

EDICION IMPRESA #1461
Lunes 13 Abril 2020

Comentarios