8.5 C
San Pedro
jueves, mayo 6, 2021

Bicomfiber es la empresa que quiere radicarse en San Pedro

El Municipio y la Coopser, recibieron a los empresarios. Ahora, trabajan para que la elección del predio sea dentro del partido de San Pedro. En la primera etapa podrían generar más de 50 puestos de trabajo. Tal como lo adelantó La Opinión, se dedican a la fabricación de fibra sintética.

Publicidad

 

Aunque pretendían guardar reserva, hace pocas semanas trascendió que una importante reunión se estaba gestando con autoridades municipales y técnicos de la Coopser. Corrían los primeros días del mes de Agosto cuando, representantes de Bicomfiber, plantearon la posibilidad de instalar una planta industrial en nuestra ciudad.
La iniciativa empresaria, abarca varias ciudades del corredor Zárate – San Nicolás, sin embargo, la ubicación estratégica de San Pedro, jugaría a favor de los inversores.
Pese a la negación de la “crisis energética” por parte del Gobierno Nacional, en la carpeta de factibilidad que traían los empresarios, una de las mayores dificultades señaladas para la República Argentina, es la escasa energía con la que se cuenta y ese punto, es el que hoy están en condiciones de garantizar desde la Cooperativa de Servicios.
Recorrer los factores que tiene en cuenta una fábrica antes de instalarse, es más que interesante, puesto que allí se describen un sinnúmero de cuestiones que apuntan a una descripción cruda y tajante, sobre las condiciones que deben darse antes de tomar una decisión. Así, resulta muy interesante, ver qué tipo de requisitos son los que se consideran antes de decidir una inversión.
La aclaración vale para todos los que solemos pensar “ligeramente” que tal o cual fábrica no se instaló “porque no se hicieron los esfuerzos necesarios”.
Las reuniones terminaron con muy buenos resultados. Fuentes inobjetables relataron a La Opinión, que los empresarios se fueron de la ciudad más que satisfechos y con la certeza de haber encontrado un sitio donde la energía no le traerá problemas, ya que su consumo es similar al de otras plantas y la capacidad de provisión de la Coopser hasta el momento, no se ha visto afectada como sucede en otros lugares del país.

Publicidad

Quién es Bicomfiber
Apenas se ingresa a las consultas en Internet, las noticias de Bicomfiber pueden llegar desde distintas publicaciones. Por solo citar un caso, en la página 34 de la edición on line de Technical Textiles Net, puede leerse la siguiente noticia:
“Freudenberg and Tel Rad Cuyo to form joint venture in Argentina” Tel rad cuyo SA (TRC) and Freudenberg Telas Sin Tejer SA, both located in Argentina, have announced the launch of a new joint venture company called Bicomfiber SA.
Traducida a nuestro idioma, se informa que las empresas Tel Rad Cuyo y Fraudenberg Telas Sin Tejer S.A, de Argentina anunciaron la puesta en marcha de un joint venture cuyo nombre será Bicomfiber.
Los antecedentes empresariales en Argentina, están dados por la participación de las dos empresas citadas y según se describe en el proyecto llevan más de 20 años en el mercado del “no tejido”. En la década del 80, se importaron las maquinarias que la empresa Sauler, utilizaría para comenzar la gran innovación en el mercado del polipropileno, procedente de Alemania.
Con ese antecedente, que ingresaba a Sud América materiales de fibra sintética que fácilmente pueden recordarse por su utilización en distintos rubros, la producción comienza a crecer y, con ella, la radicación de dos plantas en la República Argentina, que se sumaban a otras de Latinoamérica.
El capital accionario de Bicomfiber, está compuesto por un 76% correspondiente a Tel Rad Cuyo S.A. y un 24% a la alemana Fraudenberg Telas Sin Tejer S.A.
La primera está radicada en San Juan y produce fibra para aplicación a productos higiénicos de uso personal (pañales descartables, toallitas femeninas y otros productos), siendo líder en el mercado.
Mientras tanto Telas sin Tejer, es la empresa subsidiaria de Faudenberg, que comenzó como una pequeña curtiembre familiar en Alemania y hoy cuenta con 220 sedes de producción distribuídas en 55 países, ofreciendo mano de obra a más de 33.500 personas. Su volúmen de facturación anual se ubica por encima de los 5.000 millones de Euros. Todos estos datos, aportados en la documentación que fue entregada a las autoridades sampedrinas, figura ya en diversas publicaciones argentinas.

La decisión y los tiempos
Si se toman en cuenta los comentarios de quienes visitaron la ciudad, la decisión no debería demorarse demasiado. Hoy por hoy, evalúan en cada ciudad las condiciones que se les ofrecen y los requisitos que se les solicitan. Si bien es cierto que San Pedro, está entre una de las preferidas, nadie quiere alentar una expectativa desenfrenada. Sólo se sabe que su instalación demandaría un mínimo de 15 meses y que medio centenar de personas se sumarían a las que participen en la etapa de construcción y montaje.

¿Por qué San Pedro?
Los empresarios tienen muchos argumentos para seleccionar a San Pedro como lugar de radicación para la nueva industria. Necesitan, por supuesto, la vía del MERCOSUR. Teniendo como eje principal la Ruta 9 y sus conexiones con otras vías terrestres y fluviales. Como dato alentador, quienes confían en el éxito de las gestiones hablan de la demanda indirecta de prestación de servicios e insumos que traería aparejada esta inversión cuyo monto aún no ha sido develado.
La otra ventaja estará en las posibilidades de gozar de los beneficios de la Ley 13.656 de Promoción Industrial, que en su artículo 8º señala: ” Las empresas beneficiadas podrán gozar de una exención total de hasta diez años según el Plan de Desarrollo Industrial de los Impuestos: inmobiliarios, sobre los Ingresos Brutos (o el que en el futuro lo sustituya), sellos, automotores, sobre los consumos energéticos y otros servicios públicos”…

La Planta
Bicomfiber tiene planificada originalmente, una estructura de 56 puestos, con una cúpula directiva compuesta por tres personas, de la que dependerán tres grandes áreas con sus respectivos gerentes. Asimismo, cada una de ellas tendrá los respectivos jefes de tareas específicas de acuerdo al área de producción. La dotación establecida será dividida en cuatro turnos rotativos, igual que los sistemas americanos, con jornadas de ocho horas de trabajo rotativas y una operatividad de 24 Hs., los 7 días de la semana.
Las instalaciones a construír comprenderían una planta de 5.525 m2 de los cuales 3.925 m2 serían destinados a la instalación de la línea de producción y 1.600 m2 al depósito para materias primas, productos terminados y oficinas administrativas y operativas. Además contaría con una altura de 23 metros con desniveles para poder albergar la máquina productora de fibra. Como la planta que se planea construir es de última generación, contará con toda la maquinaria necesaria para lograr el producto final, además de autoelevadores, zorras de carga, balanzas y todo lo que una empresa de esta envergadura necesita para producir desde el primero hasta el último paso.
Uno de los datos destacables, sería la instalación de una planta de tratamiento de efluentes líquidos con equipos apropiados, para evitar la contaminación ambiental.

Contactos y fibras
Para ilustración de los lectores, conviene saber que la empresa ya tiene contratos con empresas como Procter & Gamble (conocida por fabricar los pañales Pampers, toallitas femeninas Allways, la línea de productos Pantene y otros) y Kimberly Clark. (conocida por sus productos Huggies y toallitas femeninas Day’s, entre otras).
En cuanto al producto en sí, este tipo de fibra sintética presenta excelentes propiedades como mayor suavidad, mucha resistencia, posibilidad de incorporación de calidades super absorbentes tanto para los usos señalados, como para la incipiente inserción en la industria del calzado.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias