5.5 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

Barbieri puede perder la paciencia

Barbieri puso en duda su candidatura. Dijo que está “cansado de soportar este tipo de actitudes”. Anunció que se tomará unos días para definir su situación y ratificó que no acepta ni aceptará ningún cargo legislativo. La duda, carcome a sus funcionarios y mueve el escenario de la oposición.

Publicidad

 

Se mueve el escenario político. La noticia afuera repercutió fuerte, pero en el municipio ayer nadie pudo trabajar. La armonía espiritual que caracteriza al Intendente Municipal de San Pedro, parece estar desapareciendo. Ese hombre que suele lucir inmutable ante las agresiones diarias de la política. Aquel quien es elogiado y criticado por la frialdad en su estilo de conducción. Ese que habla tanto con sus silencios, que no suele ser sencillo de desenmarañar para aquellos que lo conocen y los que desean anticiparlo en sus decisiones. La paz interior parece haber abandonado a Mario Leandro Barbieri.
Empezó el lunes, en una comunicación telefónica con la periodista “Betty” Rodríguez. Allí, Barbieri expresó el hartazgo que le producía la tortuosa situación política que está atravesando tras la intervención del Comité Radical y su posible expulsión. Es que el mandatario comunal, también se cansó de los rumores y los ofrecimientos concretos de casi todos los sectores del arco político para integrarse en diferentes cargos legislativos, mientras se desataba una crisis irremontable en el seno de la UCR.
La lectura de quién intente analizar esta situación desapasionadamente, probablemente sea que, después de 8 años de una gestión que cuenta con apoyo de la opinión pública, un puñado de obras importantes y un crecimiento notable de San Pedro (sea o no mérito de la gestión local), quién tiene hoy la responsabilidad de conducir los destinos de la comuna tiene mucho más por perder que por ganar, en caso de un tercer mandato.
Porque el país no será el mismo después de Octubre. Porque quién sea el futuro presidente de los argentinos deberá tomar muchas decisiones amargas y postergadas. Porque después de una gran crisis, siempre sobreviene un gran envión, pero que no puede durar para siempre.

Publicidad

Ofrecen a troche y moche
Con ofrecimientos concretos de la “Concertación Plural” que impulsa el Kirchnerismo para ocupar cargos provinciales y nacionales. Con Margarita Stolbizer otorgándole también el primer lugar en la lista de Senadores. Con la UCR a disposición para prácticamente elegir el lugar que quiera, con tal de que no abandone el partido y hasta con invitaciones de sectores con los que ni siquiera soñó tener contacto (allegados a Blumberg, por ejemplo), el Intendente parece haber generado un punto de inflexión bajo lo que él mismo define como “no entrar en la lógica política”. En buen criollo, su futuro no pasa ni por el bolsillo ni por encarar una carrera dislocada hacia otros estratos de poder. En sus propias palabras, su padecimiento es “No me imagino entregando estos ocho años de administración y superavit a cualquiera” y en eso coincide su principal aliado y amigo, Hugo Carlos Salviolo.
Ambos saben que hoy, podrían salir por la puerta grande, pero se “cortarían los dedos” antes de entregar la administración a otro partido político.

¿Qué le pasa a Barbieri?
“Estoy pensando con mi círculo intimo, con mi familia, avanzar críticamente sobre la posibilidad de retirar mi candidatura” dijo Barbieri a La Opinión. Y los funcionarios comenzaron a mirarse de reojo, ante la incertidumbre de no contar con un nuevo mandato, donde desarrollar actividades.
“Estoy cansado de soportar este tipo de actitudes”, sostuvo cuando se le preguntó el por qué de esta situación de dudas que empezaron mucho antes del mes de Marzo, cuando dijo que debía “evaluar seriamente su renovación”.
Las miles de especulaciones que desde uno y otro bando se hicieron sobre su candidatura y la “intervención radical” del pasado jueves que exigía la entrega del Comité y amenazaba con la expulsión del dos veces electo intendente, hicieron mella en la natural pasividad de quien pocos días antes cerraba contento los actos del centenario.
Aparentemente, los “interventores” apuntaban a ser una herramienta de presión sobre su persona para que no dejara de apoyar a los candidatos del partido, -uno de los enviados a poner orden es el hijo de uno de los candidatos a legislador- pareciera haber generado más hartazgo que necesidad política en la mente de el hasta hoy principal referente de un gran sector de la población que no desea votar candidatos locales del Partido Justicialista en cualquiera de sus vertientes.
Al mismo tiempo, las propias necesidades políticas, y por que no laborales, de quienes hoy participan en su movimiento político, también son una pesada mochila para un Intendente Municipal que siente la “obligación” de tener que garantizarle una continuidad de gestión a su equipo. Es indudable que las probabilidades de éxito del candidato que Barbieri pudiera llegar a designar para intentar sucederlo, también pesan en la decisión de un hombre que no debe estar dispuesto a “regalarle” la comuna a quienes fueron sus adversarios políticos durante toda su vida, y por lo tanto, debe estar analizando seriamente si existe en su entorno la persona que pueda brindarle el éxito electoral en los próximos comicios. Tal vez, solo su Secretario de Hacienda cumpla esos requisitos, ya que era el primer Concejal de su lista.

El Nuevo Escenario
Si Barbieri decidiera finalmente declinar su candidatura, muy probablemente el espacio que hoy representa termine desdoblado en dos partes bien definidas. Por un lado quedarán aquellos que se nuclearían en torno al nuevo partido “Acción por San Pedro”, y donde el candidato natural para ese espacio seria para muchos, Hugo Salviolo. Por el otro, quedarán quienes dicen tener mayor identificación con el radicalismo, nucleandose dentro del armado que definan los interventores y donde el nombre que hoy resuena con mas fuerza como candidato a Intendente es el de Germán López, quién ya había manifestado su intención de serlo mucho antes de que toda la historia de interventores e intervenidos siquiera se sospechara. Conociendo las propias internas dentro del funcionariado de Barbieri, y las rencillas que desde hace tiempo mantienen quienes dicen ser “radicales puros” y aquellos que el Intendente supo convocar para ampliar su armado político, hacen pensar en que será muy difícil, por no decir imposible, que la gestión de Barbieri sea representada en una sola lista. El único que podría garantizar la unidad de todo este grupo político, sería el propio Barbieri si decidiera, luego de las conversaciones con su familia, avanzar nuevamente en su candidatura.
Desde el Justicialismo por otra parte, mas allá de que lo nieguen y lo desmientan hasta el hartazgo diciendo que “los tiene sin cuidado lo que haga o deje de hacer Mario Barbieri”, mas de uno está descorchando una botella, ante el cambio de panorama político que pasó de ser una batalla titánica y casi imposible, en contra del Intendente, a unos comicios que, casi por arte de magia pueden llegar a ser “para cualquiera”, sin que lo hayan jamás sospechado y sin que tengan que haber invertido en ello siquiera un suspiro.

Las Repercusiones
Juan Almada: “Voy a hacer todo lo que esté a mi alcance, para que Mario Barbieri sea el candidato a Intendente de “Acción por San Pedro”
Guillermo Illia: “Barbieri ya nos había planteado a nosotros que si el radicalismo ponía candidatos, el no competía”.
Norma Atrip: “No hay nada que analizar, por que no tengo ningún tipo de dudas de que Mario va a ser el candidato”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias