14 C
San Pedro
viernes, julio 23, 2021
spot_img

Barbieri expulsado de la UCR

La Unión Cívica Radical de la Provincia de Buenos Aires intervino el distrito de San Pedro, y designó a dos personas que decidirán quienes serán los candidatos para los próximos comicios. Esta noche habrá un plenario en la sede partidaria local para rechazar la medida que podría terminar con la desafiliación de Barbieri.

Publicidad

 

Mario Leandro Barbieri deberá devolver las llaves del local partidario en el que se desarrollo políticamente durante las últimas dos décadas. Fue secretario general de la juventud, Director de Deportes en la gestión de Farabollini, Concejal, Intendente interino durante la gestión de Juan José Sánchez, Presidente del partido y desde hace 8 años Intendente Municipal.
Pero al parecer el romance con el partido centenario va a terminar abruptamente. El pasado jueves la mesa ejecutiva de la Unión Cívica Radical de la Provincia de Buenos Aires decidió intervenir el comité de distrito de San Pedro junto a otras 14 ciudades bonaerenses comandadas por “Radicales K”. Esto significa que, según la resolución partidaria, los interventores designados tendrán todas las facultades y atribuciones que corresponden a los órganos partidarios intervenidos, facultándolos en forma expresa a “tomar las medidas que entiendan necesarias para la reorganización partidaria en el distrito de su actuación, incluyendo la depuración de padrones; a juzgar y aplicar sanciones por actos de inconducta partidaria, respetando los principios del debido proceso y la garantía de la defensa de los imputados y; atendiendo a las circunstancias expuestas y la perentoriedad de los plazos del cronograma electoral en curso, a nominar los candidatos de la U.C.R. del distrito a representaciones públicas.”
Esto significa básicamente que los interventores deberán a elegir al candidato a Intendente, a los candidatos a Concejales y hasta los candidatos a Consejeros Escolares, al mejor estilo “de facto”. Algo muy similar a un suicidio en un partido que agoniza tras el fracaso de la Alianza.
En el caso que Barbieri decidiera presentarse de todas formas desde otro partido (lo que se descuenta que sucederá) se cursará inmediatamente su expulsión partidaria, como así también la de todo aquel que lo acompañare en alguna otra candidatura.

Publicidad

Los Antecedentes
La relación de Barbieri con el la conducción provincial del radicalismo está complicada, sobre todo desde que junto a otros dirigentes se fue acercando cada vez mas, al grupo mas “rebelde” de intendentes en la provincia, pese a haber declarado “fui, soy y seré radical”. Sus vaivenes con Margarita Stolbizer y los kirchneristas, lo pusieron en el filo de la cornisa frente a quienes sostienen que hay que sostener el sistema de partidos políticos como única garantía de la democracia.
Su participación en el encuentro de Intendentes en Mar del Plata durante el pasado mes de Abril, hizo que quedara identificado definitivamente, para los analistas políticos, como un “Radical K”, junto a todos aquellos que asistieron a dicha reunión (Eduardo Polimante incluído) y que hicieran público su apoyo a la candidatura a Gobernador de Daniel Scioli.
Como oportunamente informó “La Opinión” Barbieri había declarado durante la reunión que “el Presidente ha hecho un enunciado y hay que darle contenido, no por nuestro futuro político individual o de grupo sino por lo que significa esto como un llamado a todos los sectores de la sociedad”.También dijo que “si se da ese contenido apoyaríamos a (Daniel) Scioli”.
Junto a Daniel Katz (Intendente de Mar del Plata) ratificaron que no se busca “romper con el partido” sino que están para “debatir su pertenencia” ya que hay mucho para discutir. “Nunca existió voluntad para romper”, coincidieron en señalar ambos jefes comunales. Pero la mesa directiva de la UCR de la Provincia pensó que ya no hay nada por debatir y cursó las intervenciones.

La Reunión de los Interventores.
En la sede partidaria de la Avenida Paseo Colón 669, se reunieron el pasado jueves, los integrantes de la mesa ejecutiva, a quienes les bastó media hora para concluir con un trámite que no encontró oposición en ninguno de los presentes y que fue resultado de largas deliberaciones previas entre muchísimos dirigentes nacionales y provinciales.
El presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, y candidato a Vicepresidente de Roberto Lavagna, Senador Gerardo Morales había manifestado informalmente que tenía la intención de sancionar a los radicales que estuvieran con el gobierno, y sin dudas a los dirigentes provinciales, no les tembló el pulso para hacerlo aunque para ello tuviesen que utilizar métodos propios de un modelo autoritario.
Los argumentos de la resolución se basan en que “los embates que lleva a cabo el Gobierno Nacional contra la estructura partidaria, cooptando dirigentes y funcionarios que surgieron de las filas del radicalismo del distrito, amenaza con romper la unidad partidaria y debilita las políticas diseñadas y aprobadas tanto por el Comité como por la Honorable Convención Nacional del partido. Además la pública adhesión de algunos dirigentes partidarios a la “concertación plural” propuesta por el Gobierno Nacional, y a la candidatura de algunos de sus más conspicuos representantes, se encuentra en las antípodas de las resoluciones adoptadas por la H. Convención Nacional en sus reuniones de Rosario (26 de Agosto de 2006) y Avellaneda (23 y 24 de Marzo de 2007). Por último,
la gravedad del cuadro se ahonda al comprobarse que en esos mismos distritos la actividad partidaria es prácticamente nula; los padrones partidarios han perdido toda confiabilidad y la difusión de discursos que tienen por objeto confundir a los afiliados y a la ciudadanía en su conjunto se han convertido en moneda corriente.”
Al respecto Jorge Álvarez Núñez, integrante de la Mesa Directiva declaró a este medio que “No solo por indicios sino por declaraciones públicas, un conjunto de intendentes de la provincia de Buenos Aires y en particular Mario Barbieri, desconocieron en todo momento las decisiones de la Convención Nacional y de todos los órganos partidarios existentes proclamando su adhesión a la candidatura de Daniel Scioli y por ende al proyecto del Presidente Nestor Kirchner. Esa sola conducta es motivo suficiente para la intervención”.

La Intervención
La intervención se hará efectiva cuando lleguen los referentes designados como interventores. Esas nominaciones podrían recaer en Guillermo Illia de Pergamino, y Leandro Lanceta, oriundo de la ciudad de Olavarría.
Ellos serán los responsables de reorganizar el distrito, velar por preservación del patrimonio (En el caso de San Pedro el edificio ubicado en la intersección de las calles Salta y Obligado) y por sobre todas las cosas, ponerse al tanto de la realidad política local para poder elegir “a dedo” un candidato a intendente y a otros mas de 20 ciudadanos que deberán integrar la lista de la UCR en octubre.
Uno de los posibles interventores dijo a este medio: “no queremos imponer nada. Buscaremos los consensos necesarios para designar un candidato representativo del temperamento radical. Los candidatos de un partido político no pueden confundir a los electores. Se es oficialista u opositor para facilitarle la decisión al ciudadano. Cuando los dirigentes se confunden hay que marcar un límite. Marcar que es lo que está bien y lo que está mal. Somos una alternativa al gobierno. Somos oposición. No estamos en contra de todo lo que hace el oficialismo pero no somos el oficialismo.”

“Es como en la época de Isabelita”
Con esos términos, el Intendente Barbieri calificó la intervención decidida por su propio partido. “Rechazo enérgicamente cualquier intervención” , anunciando que esta noche participará de una reunión plenaria abierta, para dar a conocer las decisiones que ha tomado junto a otros mandatarios comunales, con los que estuvo reunido el pasado sábado en un restaurante de una ciudad cercana.
Las cartas documento cursadas a las sedes radicales son escuetas, anuncian simplemente que a partir de la fecha el partido está intervenido y en algunos casos, adelantan telefónicamente que deberán “entregar las llaves”. En pocas horas, la Comisión Directiva del Comité local, deberá afrontar una decisión difícil ya que piensa resistir dentro del edificio de Salta y Obligado, “para preservar a los afiliados” según dijo una calificada fuente que además adelantó que está tomada la decisión de “declarar en estado de asamblea permanente al partido, apelar a la justicia y apoyar a todos aquellos radicales que se sientan afectados por la medida”.
Hay que recordar que entre los seguidores de Barbieri se encuentran apellidos cuya pertenecia al partido no puede cuestionar ninguna intervención. Tal es el caso de Raúl Tiramonti o Norma Atrip, por solo citar algunos ejemplos.
Barbieri sigue armando su propio frente local. Sus colaboradores estiman que irá en las listas de todos aquellos que deseen llevarlo como candidato a Jefe Comunal y que además participará con una boleta sólo para Intendente.
Una estrategia que podría llevarlo a reunir aún mas votos que los que obtuvo en elecciones anteriores, ya que también contaría con la tracción de los sufragios K.
No es esta la primera vez, que el partido que ostenta la práctica democrática, utiliza métodos de un cuasi gobierno de facto, para imponer su voluntad. Al menos, así lo sienten quienes recuerdan los tragos amargos que trajo la Alianza.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias